El 26 de Marzo de 1991 los Presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay se reunieron en la ciudad de Asunción para firmar el Tratado que daría origen al MERCOSUR. Desde entonces, todos los 26 de marzo celebramos la fundación de nuestro bloque.

En estos 25 años de historia han habido varios cambios. Ya no son más cuatro los países integrantes sino que con la incorporación de Venezuela y Bolivia el MERCOSUR cuenta con seis socios. Se han firmado diferentes acuerdos en materia migratoria, laboral, cultural, social, entre tantos otros a destacar, los que resultan de suma importancia para sus habitantes.

Los 25 años del bloque son una ocasión para mostrar algunos de los logros que hemos alcanzado desde 1991 a la fecha. Es por eso que presentamos este contenido, un breve listado con algunos de los resultados positivos que hemos obtenido.

Desde el año 2008, cuando se aprobó el “Acuerdo sobre Documentos de Viaje de los Estados Partes del MERCOSUR y Estados Asociados”, se reconoce la validez de algunos documentos de identificación personal como documento de viaje hábiles para el tránsito de nacionales y/o residentes regulares de los Estados Partes y Asociados por el territorio de los mismos.

En 2015 se aprobó el “Acuerdo sobre Documentos de Viaje y Retorno de los Estados Partes del MERCOSUR y Estados Asociados” que simplifica y amplia el acuerdo del 2008.

¡Ya no precisas pasaporte para viajar por los países del MERCOSUR, Colombia, Chile, Ecuador y Perú!

El Acuerdo sobre Residencia para nacionales de los Estados Partes del MERCOSUR busca facilitar la movilidad de las personas y la tramitación de la residencia en el territorio del MERCOSUR.

Este acuerdo se encuentra vigente en estos países desde el año 2009 y fue firmado con el objetivo de fortalecer el proceso de integración, solucionar la situación migratoria de los nacionales de los Estados Partes y combatir el tráfico de personas.

Además, el Acuerdo sobre Residencia para Nacionales de los Estados Partes del MERCOSUR, Bolivia y Chile permite a los nacionales de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú residir en alguno de estos países.

Los nacionales de Venezuela que deseen residir en alguno de los países parte de este Acuerdo deben consultar con los respectivos órganos de aplicación.

 

Firmado en 1997 y vigente desde 2005 para Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, el Acuerdo Multilateral de la Seguridad Social del MERCOSUR (1997) permite acceder al beneficio jubilatorio a los trabajadores que presten o hayan prestado servicios en cualquiera de los países.

El Fondo para la Convergencia Estructural del MERCOSUR – FOCEM – es el primer mecanismo solidario de financiamiento propio de los países del MERCOSUR y tiene por objetivo reducir las asimetrías del bloque.

Se integra por aportes de los Estados Partes y se destina a financiar proyectos de mejoramiento de la infraestructura, competitividad de las empresas y desarrollo social en los países del MERCOSUR. Asimismo, financia proyectos para el fortalecimiento de la propia estructura institucional del MERCOSUR.

Creado a fines del año 2004 y operativo a partir del año 2006, el Fondo se basa en un sistema de aportes y distribución de recursos en forma inversa, lo que supone que los países del bloque con mayor desarrollo económico relativo realizan mayores aportes y, a la vez, los países con menor desarrollo económico relativo reciben los mayores recursos para el financiamiento de sus proyectos.

En 2015, el Consejo del Mercado Común (CMC) dio continuidad al FOCEM por 10 años más.

El proyecto “Rehabilitación de vías férreas” financiado en parte por el Fondo para la Convergencia Estructural del MERCOSUR (FOCEM) cubre una extensión de 749 km de longitud. Una vez finalizado permitirá una reducción considerable de los costos de mantenimiento de las vías, la disminución en los tiempos de viaje en ferrocarril y beneficiará al medio ambiente ya que el tren es un medio de transporte con baja emisión de dióxido de carbono.

Aprobada mediante la Resolución N° 33/14, la Patente MERCOSUR constituye un elemento importante para la regulación del tránsito de vehículos del bloque porque adopta una misma nomenclatura, facilita la movilidad de la región y refuerza la institucionalidad del MERCOSUR. Además, establece un sistema de consultas y de intercambio de información.

La Patente MERCOSUR ya puede verse en Uruguay y a partir de abril de 2016 estará disponible en Argentina.

Más información: Para 2016 aumentará parque automotor con patente MERCOSUR.

 

Para los países del MERCOSUR, el acceso universal a medicamentos es una prioridad, es por eso que mediante el Acuerdo de Ministros de Salud N° 05/15 crearon el “Comité Ad Hoc Para Negociación de Precios de Medicamentos de Alto Costo en los Estados Partes y Asociados del MERCOSUR” (CAHPM). Este Comité tiene como objetivo acompañar la negociación con los laboratorios para, de esa forma, comprar de forma conjunta medicamentos a precios más equitativos.

En su primera negociación conjunta, los países del MERCOSUR, junto con Chile, Perú y Surinam, lograron ahorrar más de 20 millones de dólares estadounidenses en la adquisición del DARUNAVIR, medicamento usado para el tratamiento del SIDA.

Mercosur

25 años del Mercosur, con fuertes avances y la mira en Europa

Durante el último fin de semana el Mercosur cumplió 25 años, un cuarto de siglo en el que los países que lo integran han multiplicado por diez sus relaciones comerciales y que ahora tienen retos como el de cerrar el acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), según dijo a Efe el alto representante del bloque suramericano, Florisvaldo Fier.

Todo comenzó formalmente el 26 de marzo de 1991, cuando se firmó el Tratado de Asunción, que supuso el punto de partida del proceso de integración regional entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y que se cristalizó en la creación del Mercado Común del Sur (Mercosur), bloque al que Venezuela se adhirió como miembro pleno en 2012, algo a lo que Bolivia es candidato.

Además, por otro lado, Ecuador, Colombia, Perú y Chile son países asociados al grupo. “En apenas 25 años de Mercosur conseguimos avanzar mucho en la integración, en todos los sentidos: económico, comercial y ciudadano”, aseguró Fier, brasileño al que también se conoce como doctor Rosinha.

En su opinión, en este cuarto de siglo “se puede decir que las relaciones comerciales son diez veces más de las que eran hace 25 años”.

El alto representante del Mercosur también habló de la situación actual, y destacó que la crisis “económica mundial” está teniendo impacto en la región, donde existe el agravante de que algunos países atraviesan coyunturas políticas difíciles, como Brasil y Venezuela, según ejemplificó.

“Creo que es importante superar esta crisis y lograr una mayor integración económica. Para superarla es necesaria una mayor integración productiva, buscar otros sectores que se puedan integrar y buscar una complementación comercial”, subrayó.

En ese sentido, otro de los desafíos que afronta el bloque es la concreción de una serie de acuerdos comerciales, entre los que destacó -debido a las características de su mercado- el que se negocia desde hace anos con la Unión Europea.

En su repaso por los 25 años de historia del Mercosur, Fier también reseñó los logros obtenidos por el bloque en el campo de la democracia, la ciudadanía y las relaciones entre los países que lo integran.

“Antes del Mercosur los países del bloque tenían un diálogo limitado, nos dábamos la espalda unos a otros. Ahora los temas políticos y comerciales están en franco debate, no hay más temas prohibidos”, señaló el brasileño a Efe.

Uno de los momentos más delicados para el Mercosur se produjo en 2012, cuando se aplicó la cláusula democrática del bloque contra Paraguay.

En ese caso, los países integrantes consideraron “ilegítimo” el proceso que derivó en la destitución en un juicio político del entonces presidente paraguayo, Fernando Lugo, lo que acarreó una suspensión diplomática para el país en el seno del Mercosur.

Fue en ese momento cuando Venezuela se convirtió en miembro pleno del bloque, dado que Paraguay era el único país que todavía no había ratificado su adhesión, algo que finalmente hizo en diciembre de 2013, apenas 4 meses después de ser readmitido.

Acerca de la ciudadanía, Fier indicó que entre los estados del bloque ahora es posible viajar “sin visa y sin pasaporte”, las personas tienen derechos de residencia “garantizados por acuerdos” y se reconocen aportes de jubilación, entre otros aspectos.

En esta área, el objetivo es concretar la “ciudadanía plena en el Mercosur” de aquí a 2021. Otro de los retos que se le plantea al bloque se encuentra en el apartado institucional, como por ejemplo en el Parlamento del Mercosur (Parlasur), donde, en opinión de Fier, existe un “déficit democrático” debido a que solo los representantes de Argentina y Paraguay son elegidos por voto directo.

Preguntado acerca de si el Parlasur llegará a tener competencia legislativa -por ahora su carácter se limita a emitir recomendaciones a los Estados miembro-, Fier aseguró que eso dependerá de la evolución del Mercosur.

“Cuando yo comparo nuestro avance en estos 25 años con el mismo periodo de tiempo en la Unión Europea creo que estamos muy bien”, concluyó el alto representante del Mercosur.

Diario BAE

Mercosur lejos aún de la libre circulación de bienes y personas

El analista Carlos Castillos realiza este análisis donde refirió que en este cuarto de siglo no se pudo implementar un mecanismo concreto para facilitar la libre circulación de personas, aunque se habló de crear un pasaporte único del bloque y hasta se intentó introducir una matrícula vehicular común para todos los países miembros.

La integración social es otra de las materias pendientes, a pesar de los pronunciamientos sobre las intenciones de “garantizar la generación de empleo y el crecimiento económico”. El tema fue derivado a la Comisión de Coordinación de Ministros de Asuntos Sociales (CCMASM).

Los derechos culturales de los 295 millones de habitantes que viven en los países socios están garantizados sobre el papel, pero en la práctica hay problemas hasta para circular con un bien artístico entre un país y otro. Y menos se ha podido llegar a un acuerdo para regular un eventual sistema de comercio de bienes culturales.

Un avance en la integración cultural significó la incorporación de la lengua guaraní como idioma oficial, además del castellano y el portugués, un reconocimiento a la lengua de la gran mayoría de los habitantes de Paraguay, parte del norte argentino y del sur de Brasil.

En el campo de la ciencia hasta ahora solamente se ha acordado la implementación de un canal de diálogo intercientífico entre los sistemas de conocimientos tradicionales e indígenas y las ciencias modernas, respetando las visiones de los diferentes países.

“El Mercosur no tiene un camino definido para avanzar sostenidamente”

En el terreno comercial, motivo principal de la creación del bloque, en 1991, también se presentan fisuras y, aunque crecieron los negocios internos, persisten las diferencias respecto del mecanismo de asociación con otros bloques y de las asimetrías de las economías.

Hace 20 años que el Mercosur intenta, sin éxito, firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea, y cuando no aparecen diferencias entre los bloques, principalmente por el proteccionismo, saltan obstáculos internos, muchas veces también como consecuencia de posiciones proteccionistas.

En cada una de las cumbres presidenciales, que se realizan semestralmente en los países socios por el sistema de rotación alfabética, se repite la necesidad de reactivar el bloque, al que todos consideran vital para la vida de los pueblos.

Pero los propios presidentes, más allá de su compromiso de mantener la sociedad regional, reconocen que “la consolidación de la Unión Aduanera requiere avanzar, entre otros aspectos, en la facilitación del comercio intrazona, la reducción de las asimetrías y la integración de las estructuras productivas” para fortalecer el modelo regional de desarrollo económico.

El Mercosur no tiene un camino definido para avanzar sostenidamente. En lo que parecen coincidir los actuales presidentes es en la necesidad de ser inteligentes, ingeniosos y comprometidos para ir construyendo “la mejor ruta”, como sugirió recientemente el nuevo presidente argentino, Mauricio Macri.

Prensa Libre