Los analistas del mercado financiero volvieron a empeorar esta semana su previsión para la economía brasileña y estiman ahora que se contraerá un 3,50 % este año, mostró el lunes el sondeo semanal Focus del Banco Central.

Los economistas, que el pasado lunes señalaban una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 3,45 %, modificaron también su perspectiva para la inflación, que elevaron del 7,57 % al 7,59 %, bien por debajo de la registrada el año pasado. Se espera que la inflación continúe su trayectoria declinante en el 2017, cuando llegaría al 6 por ciento.

El sondeo semanal Focus es elaborado en base a pronósticos de un centenar de expertos de entidades financieras del sector privado sobre el rumbo de la economía del país.

Los mismos pronósticos señalan una mejora de cara a 2017, cuando los analistas auguran que la economía de Brasil crecerá un 0,5 %.

De acuerdo con el balance oficial divulgado el pasado jueves, Brasil se contrajo en 2015 un 3,8 % y sufrió así su mayor recesión en los últimos 25 años.

Por eso, de confirmarse las estimaciones detalladas en el documento, el país encadenaría dos ejercicios en rojo por primera vez desde 1930.

Ante este escenario, el Gobierno brasileño ha lanzado una serie de medidas de ajuste fiscal con la que busca enderezar las cuentas, que incluye el alza impositiva y la reducción del gasto público, además de un severo recorte presupuestario equivalente a 5.780 millones de dólares para este año.

Según el sondeo Focus, la proyección para la deuda líquida del sector público en el 2016 subió tres puntos porcentuales, a 41,05 por ciento del PIB, mientras que para el 2017, se espera alcance a un 45,2 por ciento del PIB.

Respecto a la tasa de interés Selic, se espera que concluya este año en su actual nivel de 14,25 por ciento y en 12,50 por ciento en el 2017.

Brasil247

El PIB de Brasil se desplomó 3,8% en 2015, su mayor caída en 25 años

La economía brasileña, la séptima del mundo, tuvo una severa contracción de 3,8% en 2015, la mayor en 25 años teniendo en cuenta todas las series históricas, informó el jueves el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). El retroceso del PIB es el mayor de la actual serie histórica iniciada en 1996 y también el más importante desde 1990, cuando estaba en vigor otra serie y la economía retrocedió un 4,3%, precisó el IBGE. El PIB del cuarto trimestre del año pasado retrocedió 1,4% en relación al anterior.

El Telégrafo