Cuba instó ayer a actuar según las normas del Sistema Multilateral de Comercio al referirse al diferendo “Estados Unidos-Sección 211 de la Ley Ãmnibus de Asignaciones de 1998”.

En virtud de dicha sección le fue negada durante muchos años a la entidad Cubaexport, una licencia específica para renovar el registro de la marca de ron Havana Club.

La embajadora de la isla ante la Oficina de las Naciones Unidas con sede en esta ciudad suiza, Anayansi Rodríguez, dijo ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) que el más reciente informe de situación presentado por el gobierno estadounidense en ese diferendo prácticamente se mantiene inalterable con relación a los anteriores.

La nación norteña, en el caso que nos ocupa, incumple deliberadamente con la obligación de comunicar los progresos realizados en la aplicación de las recomendaciones o resoluciones del Ôrgano de Solución de Diferencias (OSD) de la OMC, precisó.

Rodríguez enfatizó que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana es un paso positivo, pero en el más de un año transcurrido desde el 17 de diciembre de 2014, nada cambió en las normativas sobre propiedad intelectual que aplica Estados Unidos a Cuba.

De igual forma sucede con la mayoría de las políticas que conforman el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra nuestro país, que debe levantarse de inmediato y sin condicionamientos, apuntó.

La diplomática expresó que la reciente renovación del registro de la marca Havana Club a nombre de la empresa Cubaexport por parte de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos, fue un paso positivo y justo, pues constituye el reconocimiento de los derechos de la empresa cubana como titular de la marca.

Sin embargo, subrayó, mientras la Sección 211 permanezca vigente, se impide el reconocimiento por las Cortes estadounidenses de las marcas y patentes de la mayor de las Antillas.

Como consecuencia seguirá latente la posibilidad de que el registro de la marca cubana sea cancelado en cualquier momento, al amparo de esta legislación, por decisión de un tribunal estadounidense, explicó.

Por ello, la Embajadora remarcó que se trata de un asunto que debe permanecer en la agenda mensual del OSD de la OMC.

Un grupo importante de países intervino para expresar su firme apoyo a la declaración de la nación caribeña, entre ellos Angola, Argentina, Bolivia, Brasil, China, Ecuador, El Salvador, India, Jamaica, México, Nicaragua, Perú, Rusia, Uruguay, Venezuela, Vietnam y Zimbabwe.

Prensa Latina

Reitera Cuba incumplimiento de los EE.UU. ante el Órgano de Solución de Diferencias de la OMC

Reitera Cuba en la primera reunión del 2016 del Órgano de Solución de Diferencias de la OMC, el incumplimiento durante casi 14 años de los Estados Unidos en el diferendo “Sección 211 de la Ley Ómnibus de Asignaciones de 1998” y la permanencia de las normativas sobre propiedad intelectual como parte de las políticas que conforman el bloqueo económico, comercial y financiero que los Estados Unidos mantiene contra la Isla. 

Cuba denunció hoy en la OMC que suman casi 14 largos años desde la adopción el 2 de febrero de 2002 de las resoluciones y recomendaciones del Órgano de Solución de Diferencias (OSD) en el diferendo “Estados Unidos – Sección 211 de la Ley Ómnibus de Asignaciones de 1998”.

Durante la primera reunión ordinaria del OSD en el 2016, la Embajadora de Cuba ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra y los Organismos Internacionales con sede en Suiza, Anayansi Rodríguez Camejo, expresó que el más reciente informe de situación presentado por Estados Unidos en este diferendo prácticamente se mantiene inalterable con relación a los anteriores. Precisó que Estados Unidos, en el caso que nos ocupa, incumple deliberadamente con la obligación de comunicar los progresos realizados en la aplicación de las  recomendaciones o resoluciones del Órgano.

Al respecto, la representante cubana instó a que se comience a actuar de manera consecuente con las normas del Sistema Multilateral de Comercio, en particular respecto al artículo 21.1 del Entendimiento de Solución de Diferencias que califica como “esencial el pronto cumplimiento de las recomendaciones para asegurar la eficaz solución de diferencias en beneficio de todos los Miembros”.

Enfatizó que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba es un paso positivo, pero en el más de un año transcurrido desde el 17 de diciembre de 2014 nada ha cambiado en las normativas sobre propiedad intelectual que aplican los Estados Unidos a Cuba, como mismo sucede con la mayoría de las políticas que conforman el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra nuestro país, que debe levantarse de inmediato y sin condicionamientos.

Rodríguez Camejo expresó que la reciente renovación del registro de la marca Havana Club a nombre de la empresa CUBAEXPORT por parte de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos, fue un paso positivo y justo de la administración estadounidense, pues constituye el reconocimiento de los derechos de la empresa cubana como titular de la marca. Sin embargo, precisó que mientras la Sección 211 permanezca vigente, se impide el reconocimiento por las Cortes estadounidenses de las marcas y patentes cubanas y, en consecuencia, seguirá latente la posibilidad de que el registro de la marca cubana sea cancelado en cualquier momento, al amparo de esta legislación, por decisión de un tribunal estadounidense. Por tanto, este asunto debe permanecer en la agenda mensual del Órgano de Solución de Diferencias de la OMC, indicó la representante cubana.

Nuevamente un grupo importante de países intervino para expresar su firme apoyo a la declaración de Cuba, entre ellos Angola, Argentina, Bolivia, Brasil, China, Ecuador, El Salvador, India, Jamaica, México, Nicaragua, Perú, Rusia, Uruguay, Venezuela, Vietnam y Zimbabwe.

Cubaminrex