Declararon el estado de alerta y movilización en Agricultura Familiar

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) concretó a nivel nacional un paro en todas las oficinas de Agricultura Familiar que dependen del gobierno nacional para rechazar los despidos y denunciar el “vaciamiento” del área. La protesta que se realizó este lunes por la mañana en la puerta de la Subsecretaría de Agricultura Familiar incluyó la entrega de verduras y productos locales.

En Entre Ríos son 25 las personas despedidas. Luego de la huelga se declaró el estado de alerta y movilización.En diálogo con Elonce TV, la contadora Estela Mas de Ayala, explicó: “Hace 20 años que estoy contratada con distintas modalidades de contrato; el miércoles pasado me llegó el telegrama de despido, y como causal indican que no se solicitó la continuidad de mi contrato.

Directamente acuso al coordinador Cristian Reiner, que es la cara visible de lo que están haciendo en todas las reparticiones”. Tras ello afirmó: “Esto viene enmarcado en una política de vaciamiento de la Secretaría de Agricultura Familiar, donde se está dejando sin atención y sin beneficios a los pequeños productores de la provincia”.

Otro damnificado dio cuenta: “Hace seis años que estoy con estos contratos precarios. No les ha temblado la mano en dejar a trabajadores sin su fuente laboral, quedando en el camino muchos de nuestros hijos, en mi caso particular, una criatura con discapacidad. Con estas medidas arbitrarias e injustas se profundiza aún más la grieta”, dijo, al tiempo que también responsabilizó: “Al coordinador y algún compañero de trabajo que quizás nos ha marcado para que estemos en esta situación”.

Análisis Digital

Abrazo solidario por los despedidos en la Secretaría de Agricultura Familiar de Tucumán

En la mañana de hoy, trabajadores de la delegación local de la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF) se concentraron frente al edificio, ubicado en Mendoza 27, para exigir la reincorporación de los 14 trabajadores que fueron despedidos el pasado viernes.

Desde el día viernes los trabajadores realizan un paro con quite de colaboración, mientras los gremios ATE y UPCN, al que pertenecen los despedidos, continúan negociando con las autoridades del Ministerio de Agricultura de la Nación.

En la concentración, los trabajadores relataron su situación particular. Manuel Noblega es el trabajador con mayor antigüedad (22 años) entre los despedidos, proveniente de programas implementados en los 90.

Otros, como Magdalena Ponce, trabajan desde hace 5 años bajo “ley marco”, pero sin ser parte de la planta permanente. Otros directamente sufren la peor precarización al trabajar desde hace 5 u 8 años como contratados.

Según manifiestan, no hay causas claras de los despidos. Sin embargo, el funcionario Rafael Sánchez declaró en los medios que “de los despedidos, a 9 no se les conoce la cara”. Las declaraciones del delegado regional aumentaron el enojo de los trabajadores.

“Dicen que no nos conocen la cara pero nos mandan mails, Sánchez mismo dijo en una asamblea el viernes pasado que él no despidió a nadie, que se trata de decisiones de Buenos Aires. ¿Ahora tenemos que pensar que él armó la lista?”, refuta una trabajadora despedida.

Los despedidos y sus compañeros de trabajo dejaron en claro que continuarán con las medidas de fuerzas hasta lograr la reincorporación de todos. En la delegación local de la SAF trabajan alrededor de 70 personas, quienes permanecen alerta ante nuevos intentos de despidos. A nivel nacional ya se cuentan 269 despedidos en el área.

La Izquierda Diario

Agricultura Familiar busca normalizar su situación pero las protestas siguen en Paraná

Empleados de la secretaría de Agricultura Familiar, nucleados en sindicatos de trabajadores públicos, denunciaron despidos en Entre Ríos y que no cuentan con movilidad para realizar sus labores ni presupuesto. El delegado de organismo en la provincia, Cristian Schreiner, indicó a AIM desde que asumió el nuevo gobierno trabajan para normalizar la situación del área y aclaró que la revisión de los contratos depende del Instituto de Modernización.

Trabajadores de la secretaría de Agricultura Familiar de Entre Ríos, dependientes del ministerio de Agroindustria de la Nación, se encuentran en estado de “alerta máxima y asamblea permanente”, dijo a AIM el delegado sindical en el área, Mario Den Dauw, quien sostuvo: “veníamos de una situación compleja, con un vaciamiento sostenido de la secretaría desde hace muchos años. No tenemos presupuesto ni estructura orgánica. Van cuatro meses de un nuevo gobierno donde nada de todo esto se solucionó. No hay recursos, con lo cual no podemos colaborar ni con los productores ni con las economías regionales”.

Al complejo escenario estructural, se le sumaron despidos a personal con más de 20 años de antigüedad; los cesanteados son “alrededor de 200 en el país, de los cuales 25 son de Entre Ríos”, aseguró Den Dauw. En cuanto a los provinciales, 18 corresponden a la modalidad de monotributistas, mientras que lo demás están incluidos en la denominada Ley Marco, una modalidad de contratación precaria que no permite, en caso de despido, ni Fondo de Desempleo ni juicio al Estado: “estamos en alerta máxima. A través del consejo directivo del gremio vamos a estar respaldados para estar en estado de movilización. Seguiremos en nuestros lugares de trabajo y ayudaremos a los productores, porque ese es nuestro rol. Lo paradójico de todo esto es que Ricardo Buryaile, el ministro de Agroindustria, estuvo por estos días en Francia hablando de agricultura familiar, mientras que nosotros no obtenemos ningún tipo de respuesta”.

Desde la Unión Personal Civil de la Nación (Upcn) también se mostraron alarmados por la fragilidad laboral del área. En ese contexto, María de los Ángeles Mendoza y Emiliano Ríos, delegados gremiales por ese sindicato, subrayaron un “vaciamiento general” de la secretaría: “estamos hablando de que el Estado retira del territorio al mismo Estado. Nosotros tenemos infraestructura para colaborar con los productores damnificados por la inundación, pero no tenemos recursos. Desde diciembre que venimos a trabajar y no sabemos qué hacer, no tenemos tarea asignada. El panorama va mucho más allá de los despidos, que se han registrado en Paraná, Feliciano y La Paz, entre otros lugares”.

Por su lado, Víctor Mendieta, afiliado a Upcn de La Paz y recientemente cesanteado del organismo, hizo mención a una “persecución” de los trabajadores desde el Estado nacional: “desde diciembre nos venían advirtiendo de los despidos, con amenazas a muchos compañeros. A mí me echaron sin previo aviso, a través de una carta documento. Es una situación inhumana, están arrasando con todos”. La situación de Mendieta es de gravedad, dado que es el sustento de una familia con cuatro hijos: “Tres menores y una discapacitada, que a partir de ahora no podrá hacer más su terapia. Estoy a la deriva”.

Como reclamo por la presente situación, los empleados repartieron plantas de productores familiares y folletos en las inmediaciones de la secretaría, ubicada en calle San Juan 388 de Paraná. Además, advirtieron que se preparan para labrar un acta que será presentada a funcionarios y legisladores provinciales, ya que quieren “que los representantes del pueblo se pongan en nuestro lugar y luchen para que se restituya la fuente de trabajo”.

Schreiner: “se corrigen todas las cosas que estaban con cierta desprolijidad”

El delegado de organismo en la provincia, Cristian Schreiner, aclaró a esta Agencia que la secretaría “recién ahora está comenzando a moverse porque se pararon los vehículos para realizar un chequeo general, porque estaban muy destruidos, lo que ponía  en riesgo la vida del personal; y se inició una auditoria, por lo que se cambió el manejo de los recursos y el viernes por la tarde se realizó el primer ingreso de caja chica”.

En ese sentido, remarcó que “no hay ningún tipo de persecución”,  política, ya que recibió a los trabajadores para explicarle la situación, pero subrayó que “después de 12 años de mala gestión se deben ordenar las cosas para poder trabajar de la mejor manera posible”.

Sobre los cesanteados, Schreiner rememoró que “cuando el presidente de la Nación, Mauricio Macri, asumió en diciembre firmó el decreto 254, de Necesidad y Urgencia, que estableció que los trabajadores que tenían contratos precarios caían el 31 de marzo y, a su vez, todos los contratos por Ley Marco  (del 2013 al 2015) quedaban sujetos a revisión por el Instituto de Modernización, que analiza todas las contrataciones”.

Ahora, Agricultura Familiar en la provincia tiene como objetivo “cubrir todo el territorio, ya que hay muchos lugares en los que se hizo muy poco o nada, por ejemplo en Islas del Ibicuy o Federación”.

AIM

Despedidos en Agricultura Familiar reclaman mediación de Provincia

El grupo de trabajadores, los despedidos así como sus colegas que apoyan la protesta, se manifiestan este viernes frente a la sede del ministerio de la Producción y posteriormente se dirigirán a Casa de Gobierno.

Los 34 trabajadores habían sido notificados del cesanteo la semana pasada, y acusan al Gobierno provincial de avalar los despidos debido a que, según aducen, existe un acuerdo entre Provincia y Nación por el cual el Gobierno de Corrientes es el que propone la conducción de los organismos nacionales en la provincia.

Los trabajadores, destacan, además, el “manoseo” de las autoridades que primero manifestaron desconocer la continuidad o no del 100% de los contratos, luego confirmaron la renovación total de los contratos, y finalmente se avanzó con 34 despidos.

Los despedidos a su voz no todos recibieron los telegramas y no pueden acceder al nuevo delegado designado.

Momarandu