Va a ser más difícil de lo imaginado inicialmente un entendimiento con los fondos buitre. En primer lugar hay diferencias formales.

El ministro Prat Gay quiere transparentar la negociación y que se difundan propuestas a medida que se vayan efectuando. Los fondos buitre, no.

Pero más allá de ese tecnicismo, hay cuestiones más relevantes. La Argentina quiere -con razón- hacer una fuerte quita en los intereses y punitorios aplicados desde el default de 2001.

Pero el fondo Elliott, el buitre que direcciona la marcha de las negociaciones, tiene en poder un título, el “FRAN”, con el que más plata ganó gracias a esos intereses y punitorios. Multiplicó por veinte el capital gracias a esos ajustes.

Elliott, de Paul Singer, ya dejó trascender que rechazará la propuesta argentina que se presente el lunes próximo en tanto y en cuanto contenga esa quita. Quizá el ministro Prat Gay deba cambiar la estrategia.

Ámbito Financiero

“Por ley no pueden ofrecer mejores condiciones a fondos buitre”

El presidente del bloque del FPV en Diputados, Héctor Recalde, advirtió que por ley el Gobierno no puede ofrecerles a fondos buitres mejores condiciones de pago que los de la reestructuración, aunque alertó que “no extrañaría que quiera llegar a un acuerdo utilizando un DNU”.

En diálogo con NA, Recalde recordó que cualquier acuerdo “tiene que pasar por el Congreso, salvo que pretenda sacar un decreto de necesidad y urgencia” para avalar un posible acuerdo.

“Ello podría suceder, si vemos que el gobierno sigue ignorando al Congreso y habida cuenta de como se ha movido hasta ahora con los DNU, aunque en este caso no hay ninguna necesidad y menos urgencia, porque es un proceso que ya lleva varios años”.

El legislador advirtió que la ley de pago soberano “expresa que el pago a los bonistas “se debe hacer en condiciones justas, equitativas, legales y sustentables”.

El legislador criticó también al ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, al sostener que “no dice la verdad sobre el acuerdo con el Club de París” que efectuó el gobierno anterior.

Recalde dijo que “es mentira lo que dijo el ministro porque en los últimos 60 años ese organismo nunca aceptó una quita en el pago de una deuda y ese acuerdo fue bueno para el país porque además no se le dio participación al Fondo Monetario Internacional (FMI)”.

“Ahora parece que el gobierno quiere volver al FMI que es el que predica las devaluaciones, ajustes, despidos de empleados públicos, quita de subsidios, que es todo lo que está haciendo esta administración” dijo Recalde.

La ley para reabrir el canje de deuda para terminar el proceso de reestructuración, prohíbe ofrecerles a los tenedores de bonos defaulteados mejores condiciones que las que ya aceptaron los que entraron al canje en 2005 y 2010. Por el artículo 2 de la norma establece que “los términos y condiciones que se ofrezcan no podrán ser mejores que los ofrecidos” en los canjes anteriores. El artículo 4, además, prohíbe ofrecer a los que ya hayan iniciado acciones legales mejores condiciones que a quienes no lo hubieran hecho.

Ámbito Financiero