El equipo financiero de Alfonso Prat Gay negoció contrarreloj con el núcleo duro de los fondos buitre para que acepten la oferta de pago argentina. Al menos, esa fue la versión oficial, que no tuvo en cuenta las reuniones de Carlos Melconián con estos holdouts a mediados de 2015, en las que les prometió pagarles el grueso de lo reclamado.

El Destape reveló el año pasado que el economista del PRO se encontró en varias ocasiones con delegados de los buitres. Allí acordó que recibirían un trato preferencial en caso de que Mauricio Macri gane las elecciones, ya que obstaculizaban su objetivo de nuevos endeudamientos baratos. De eso se trata el recorte del 21% que se les realizará a los bonos de Paul Singer, mientras que el promedio con el resto de los holdouts será del 30%.

Pero los buitres estaban dispuestos a recibir menos que eso. El año anterior NML le hizo llegar al entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, una propuesta para que Argentina le pague el 70% de lo que le reclamaban a Thomas Griesa y en bonos. El mandamás keynesiano rechazó el pedido, por considerarlo usurario.

Pese a que los buitres pedían de máxima menos de tres cuartos del cálculo del juez neoyorquino, la delagación de Prat Gay, liderada por Luis Caputo, les repitió la oferta de Melconian para recibir el 79% y en dólares billete, más de lo que le pidieron durante el gobierno de Cristina Kirchner. En vista de esto, se tiñen de sospechas la negativa inicial y la demora en aprobar el evidente mejor trato del nuevo Gobierno generan, ya que se podría haber generado tiempo para que otros holdouts se sumen a la oferta.

El preacuerdo de Paul Singer Con Alfonso Prat Gay

El Destape 

Con todas las fichas jugadas a los buitres

El presidente Mauricio Macri volvió a instar a que se avance en el pago a los fondos buitres (a los que llamó “holdouts”). “Es una condición clave para construir la confianza que queremos generar: es difícil que un vecino nos preste su pala si todavía no le devolvimos el rastrillo que nos prestó hace un tiempo”, comparó el Presidente. En rigor, los fondos buitre compraron los bonos que reclaman a precio vil: la Argentina nunca les prestó ese dinero. Luego de la metáfora del vecino y el rastrillo, el Presidente aclaró: “Desde ya, el problema es bastante más complejo. Pero lo importante es que la Argentina debía honrar sus deudas para ser confiable y poder acceder al crédito internacional”. El kirchnerismo mientras tanto se debate sobre qué actitud tomar: ayer el senador Juan Manuel Abal Medina recomendó al presidente del bloque en Diputados, Héctor Recalde, que dé quórum.

El Presidente publicó un artículo de opinión en el diario Norte de Chaco. En línea con las recomendaciones del consultor político Jaime Durán Barba, inició la columna mostrando cercanía con un habitante de la provincia. Así, citó una carta que recibió de “Matías, un joven chaqueño de la ciudad de Barranqueras” que le pedía más trabajo e inversiones para el norte del país. El Presidente asoció esta demanda provincial al pago a los buitres. “Si tenemos crédito, por ejemplo, va a ser más fácil para los emprendedores contar con el dinero que necesitan para empezar sus proyectos; las familias podrán sacar un crédito hipotecario para tener su casa propia, y el Estado va a poder hacer las obras de largo plazo que de otra forma no podría hacer, como el Puente Chaco-Corrientes, que será de vital importancia para el transporte y el crecimiento de las provincias del nordeste argentino”, prometió Macri. “O como la mejora de la hidrovía como sistema de transporte de carga en la región, para que sea la puerta de salida de sus exportaciones. Sé que un futuro mejor para nuestra gente es posible. Tenemos todo para que Matías y todos los argentinos podamos vivir en el país que nos merecemos”, aseguró.

Macri insistió en que hace falta “poner en marcha nuestra economía, y una forma de activarla es tender puentes con el mundo”. Y repitió las promesas de lo que vendrá con el endeudamiento internacional: la confianza. “Más confianza es más inversión. Más inversión es más trabajo. Y más trabajo es la forma más genuina para salir de la pobreza. La Argentina tiene un rol importante para jugar en el escenario internacional”, aseguró. El presidente propuso “llevar productos a las góndolas de cada país. Podemos pasar de ser el granero del mundo a ser el supermercado del mundo, porque sabemos que así vamos a generar más trabajo y más oportunidades para los argentinos”. “En los últimos años, lamentablemente usamos mucha de esa energía en pelear entre nosotros y aislarnos del mundo”, cuestionó a los gobiernos kirchneristas.

En tanto, la oposición continúa debatiendo cuál será la posición que tomarán en el Congreso ante el pedido de Macri de derogar la Ley Cerrojo y la de Pago Soberano. En el último encuentro de gobernadores del PJ, el titular de la bancada del Frente para la Victoria en Diputados, Héctor Recalde, informó que el bloque kirchnerista no dará quórum. La postura contraria la sostuvo en público el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, quien dijo que le darán a Macri “las herramientas para gobernar”.

Ayer el senador Juan Manuel Abal Medina afirmó que el bloque del Frente Para la Victoria en el Senado sí dará quórum para posibilitar el pago a los fondos buitre. Y agregó: “Le aconsejo a Recalde que dé quorum en Diputados”. “Si perdimos es porque no hicimos todo bien, si no, hubiésemos ganado, la sociedad nos votó como oposición. Queremos colaborar pero somos oposición”, afirmó Abal Medina. “Todos cometimos errores: comenzando por desvalorizar a Macri con los globitos, fue una gran irresponsabilidad de nuestro partido desvalorizar a Macri”, se autocriticó el ex jefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner.

Página12

Bonistas italianos del canje podrían reabrir sus reclamos por el acuerdo con los buitres

Los bonistas italianos que entraron al canje, pero que no cobran desde junio de 2014, amenazan con reabrir un frente de reclamos ante la justicia si la Argentina logra sellar el acuerdo con los buitres en caso de lograr el visto bueno del Congreso.

“Yo no me puedo autodefinir boludo, pero es una situación embarazosa”, reconoció Tullio Zembo representante de los bonistas que entraron al canje y quienes no cobran desde hace casi dos años.

En diálogo con Radio del Plata, Zembo dijo sentir “frustración” al sostener que muchos de los que adhirieron “eran jubilados” y hoy “no existen en la tierra, hoy son herederos”.

“La única realidad es que desde hace dos años los que entramos al canje con gran sacrificio no han cobrado. Esto evidentemente para nosotros que les dijimos mejor entrar en el canje porque es la última oportunidad es una situación embarazosa”, reconoció.

Zembo recordó con cierta culpa: “Yo les dije ‘señores, agarren, es la última posibilidad que tienen’; y bueno, después sucede esto”.

“Un escenario es que Argentina pague todo y otro que Argentina no quiera o no pueda pagar. Estamos en un momento para esperar y con un escenario claro vamos a reunirnos en Italia”, adelantó.

En este sentido no descartó “reabrir el conflicto judicial” y remarcó que la sentencia del juez Thomas Griesa “es anómala e injusta”.

“Nosotros aceptamos un trato, nos fuimos y la sentencia de Griesa nos ha vuelto a poner en el eje. Estamos condenados a no cobrar no teniendo nada de que ver con el litigio de los fondos”, apuntó.

“El bloque del FpV no dará quórum porque rechaza el acuerdo con los buitres”

En declaraciones a Télam, Recalde agradeció el consejo que le dio su par del Senado y ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, pero señaló que “la decisión del bloque será no dar quorum porque creemos que no se debió hacer a las apuradas esta negociación”.

“Le agradezco el consejo, pero no lo voy a seguir, es una decisión tomada por el bloque”, subrayó ante las declaraciones de Abal Medina, quien le había aconsejado que diera el quorum para discutir en la Cámara de Diputados.

La intención del oficialismo es concluir hoy las reuniones informativas con especialistas y ex funcionarios que participaron en otras iniciativas en la negociación para reestructurar la deuda y mañana empezar la discusión interna para emitir el respectivo dictamen.

Recalde señaló que “no darán quorum porque no estamos de acuerdo con esta negociación y queremos saber cuánto se van a pagar de comisiones a los bancos”.

Además, señaló que les preocupa “que se haya impuesto el 14 de abril como plazo para terminar la negociación con la deuda”.

Sin bien Recalde destacó que su bancada no dará quorum, no se descarta que unos quince diputados que responden a los gobernadores sí colaboren para conformar el número de 129 legisladores para habilitar la sesión, según reconocieron fuentes de esa fuerza política.

Télam