La Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó que las ventas minoristas en octubre cayeron 8,2 por ciento en la comparación interanual y suma el décimo mes consecutivo de bajas, acumulando una retracción del 7 por ciento en lo que va de 2016. En octubre, la baja más profunda se dio en los rubros de electrodomésticos y electrónicos.

La CAME subrayó que, en el segundo semestre, lejos de recuperarse como pronosticó el gobierno nacional, las caídas se fueron acentuando mes a mes dejando a los comercios en una situación delicada. “Octubre fue levemente mejor que septiembre porque naturalmente es un mes donde la venta suele levantar un poco, pero muy lejos de los niveles esperados. Hubo poca gente mirando y comprando”, indica el informe.

Además, la entidad agregó que “las posibilidades de financiamiento que ofreció el mercado tampoco alcanzaron para reactivar la venta porque la gente tiene las tarjetas muy cargadas y evitó endeudarse. Eso se sintió especialmente en el consumo de bienes durables y semi-durables, donde las operaciones cayeron considerablemente”.

Entre los sectores que registraron caídas anuales más pronunciadas en el mes, la CAME precisó: electrodomésticos y artículos electrónicos (-13,9%); ferreterías (-12,4%); materiales eléctricos (-11,2%); materiales para la construcción (-10,7%); textil e indumentaria’ (-9,7%) y bazar y regalos (-9,7%) y textil-blanco (-9,4%).

“Octubre fue tranquilo, las ventas sólo repuntaron durante la semana previa al Día de la Madre. Sin embargo, la fecha fue muy moderada por la falta de poder adquisitivo de las familias y las facturaciones finalizaron muy por debajo del Día de la Madre del año pasado”, describió el documento.

Página 12