El Presidente, Mauricio Macri, y el primer ministro italiano, Matteo Renzi, brindaron una conferencia de prensa desde Casa Rosada, donde repasaron los temas abordados en la reunión previa. Energía, transporte, agro, y tecnología, fueron los tópicos que mencionó el mandatario argentino. Ambos recorrieron esta mañana la estación de Haedo, y comparten ahora un almuerzo en el Museo del Bicentenario.

“Estamos enfocados en lograr nuevas inversiones, en energía renovables, en sector ferroviario, donde nos pueden acompañar con inversiones locales que generen puestos de trabajo, también en el agro, queremos que las empresas italianas vengan a invertir en Argentina”, sostuvo Macri.

En esta línea, añadió que también “en la agenda contra el terrorismo y narcotráfico, queremos estar unidos a ustedes en esta lucha”.

Por su parte, Renzi, manifestó que “a nivel institucional, es una locura que desde hace 18 años no haya venido ningún primer ministro italiano”. Y agregó que en mayo visitará la Argentina el ministro de Cultura italiano, y en agosto, se coordinará una reunión conjunta entre ambos países a raíz del interés de “300 empresarios que están interesados en invertir, sobre todo pequeñas y medianas empresas”.

Previamente, los mandatarios recorrieron la estación de trenes de Haedo, donde el Presidente mostró a Renzi la evolución de las obras del proyecto del grupo italiano Ghella, para el soterramiento de la línea ferroviaria “Sarmiento”.

En la localidad bonmaerense, fueron acompañados por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larrreta, junto a otros ministros del gobierno nacional y empresarios nacionales.

Desde las 13, el Presidente agasaja al premier italiano con un almuerzo ofrecido en el Museo del Bicentenario, donde está previsto que ambos compartan discursos con los invitados.

Renzi estuvo anoche con el jefe de Estado en una cena fuera de agenda en la quinta Los Abrojos de Macri, quien lo recibió acompañado de su esposa Juliana Awada.

La visita de Renzi es la primera de un jefe de gobierno italiano después de 18 años. La última fue la que hizo el el ex primer ministro italiano Romano Prodi en 1998.

Ámbito Financiero

Macri y Renzi destacaron las “vías de cooperación” que existen entre Argentina e Italia

Macri y Renzi subrayaron que la Argentina e Italia quieren ser parte de la agenda que se impulsa en el mundo y lograr inversiones interesantes para ambas naciones, tras lo cual destacaron la “hermandad” entre ambos países y remarcaron el compromiso de ser “mucho más futuro en conjunto”.

Lo expresaron en una declaración conjunta que ofrecieron en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, donde Macri agradeció la visita de primer ministro italiano que “llega cuando estamos retomando la relación con todo el mundo en búsqueda de encontrar iniciativas que nos permita crecer, generar trabajo, una preocupación que compartimos” porque “es el principal desafió que nos toca enfrentar”.

El primer mandatario subrayó que “pasaron 18 años de la última visita de un primer ministro a nuestro país”, en referencia a Romano Prodi, y destacó el “nivel de vínculos afectivos, cultural, arquitectónico, gastronómico y en la forma de apasionarnos de las cosas que hacemos todos los días”.

Confió que con Renzi había recorrido “una agenda muy interesante para ambas comunidades y que arranca con el tema energético que es estratégico”.

“Después de muchos años de una mala política energética estamos todos enfrascados en cómo empezar a lograr más inversiones para mejorar la calidad del suministro, la seguridad y diversidad de energías renovables”, señaló Macri.

Agregó que hablaron de la necesidad de “mejorar el sistema ferroviario” y en “acompañamientos con inversiones y desarrollo locales que generen puestos de trabajo” y que “en lo agroalimentario asumimos el desafió de dejar ser el granero del mundo para ser el supermercado del mundo”.

Acotó que pasaron revista al “desarrollo de la ingeniería, la ciencia y la tecnología en lo espacial y en infraestructura en general y creemos que como este país abrió las puertas a muchos italianos para crecer y desarrollarse, queremos que el país vuelva a abrir sus puertas y que otros italianos vengan a ayudarnos a crecer y que juntos podamos generar oportunidades”.

Subrayó que la Argentina “quiere ser parte de la agenda que se impulsa en el mundo que es la lucha contra el terrorismo, el cambio climático, y el narcotráfico”.

Por su parte, Renzi subrayó que ambos gobiernos “van a poder demostrar lo que podemos hacer” y “hay mucha expectativa en todo el mundo por lo que Macri y su gobierno van a poder hacer. Hay mucho entusiasmo”.

Remarcó que “Argentina es uno de los países más ricos del mundo” y “estoy convencido que la nueva etapa que se está abriendo en Argentina va a poder seguramente entrecruzar esperanzas” y “en este nuevo período es absurdo que Italia y Argentina no tengan un papel en conjunto”.

Consideró que “fue una locura que por 18 años nadie haya venido acá” y confió que en junio venidero “vamos a organizar una gran misión en conjunto con el gobierno argentino, con alrededor de 300 empresarios que están interesados en invertir en este país con operaciones packaging de joint venture, sobre todo pequeñas y medianas empresas, porque este es el sistema más importante para la Argentina y para Italia”.

Tras invitar a Macri a visitar Italia, porque “compartimos valores, sentimientos”, Renzi dijo que “vamos a hacer todo lo posible para alcanzar el MERCOSUR, y para trabajar en conjunto como dos países unidos, y también en las Naciones Unidas, y vamos a trabajar con las empresas que están hoy acá”.

Para el premier italiano, la “Argentina es uno de los lugares más increíbles del mundo, y uno de los lugares donde es más estable y sólida la posibilidad de inversión”.

“Los empresarios italianos que tienen que dotarse de la misma energía, inteligencia y pasión que tenía, por ejemplo, la familia Macri cuando decidió invertir acá. Y quiero decirles también a los empresarios argentinos que quieren invertir en Italia que las puertas están abiertas”, enfatizó.

Y agregó: “No somos simplemente amigos, somos países hermanos, y desde este punto de vista en conjunto vamos a poder hacer mucho”.

Por último, sostuvo que “este período que se está abriendo requiere que seamos muy operativos y muy cuidadosos con los plazos que nos establezcamos”.

Télam