Con 85 votos a favor y 32 en contra, el pleno de la Asamblea Nacional de Ecuador aprobó el proyecto económico urgente Ley de Trabajo Juvenil, Regulación Excepcional de la Jornada Laboral de Trabajo, Cesantía y Seguro de Desempleo.

La propuesta enviada por el Ejecutivo busca proteger el empleo estableciendo nuevas formas contractuales frente a factores externos como la caída de los precios del petróleo, la desaceleración de China y la apreciación del dólar. También establece un seguro de desempleo y fomenta el trabajo juvenil.

Entre los puntos que contiene el proyecto aprobado se establece que el Ministerio rector de Trabajo exigirá un plan de austeridad a empresas que se acojan a la jornada reducida, informó Marllely Vascónez, presidenta de la Comisión de los Trabajadores.

Como parte de este plan, los gerentes de las empresas deberán disminuir su salario hasta por un 25%, así como lo hacen sus colaboradores.

Las empresas solo podrán hacer una sola renovación luego de los 6 primeros meses de la medida. Esta medida será excepcional, previo al acuerdo entre el empleador-trabajador, y solo por una vez.

La legisladora oficialista indicó que la licencia de 9 meses será adicional al permiso que madres y padres legalmente poseen. Además, informó que no se eliminarán las horas de lactancia, que están reconocidas en la ley.

Los padres podrán acogerse a la licencia de hasta por 9 meses en los primeros 12 meses del niño. También podrán hacerlo los padres adoptivos.

Con esta norma no se eliminan las horas de lactancia de las madres. Y adicional, la legisladora explicó que si un padre o una madre son despedidos de sus trabajos, esta salida será considerada como ineficaz.

Los padres no perderán la antigüedad y podrán percibir los beneficios del IESS en el periodo de licencia y su contribución será retribuida por el Ministerio de Salud.

Reiteró que con la norma no se elimina la cesantía. Así como que la normativa beneficiará a 170.000 jóvenes que ingresarán al primer empleo.

Vásconez indicó que la ley permitirá que las empresas que tengan crisis no despidan a los empleados sino que tengan una alternativa.

Andes