Este año, el organismo financiará obras por más de 1.150 millones, entre ellas, las destinadas a infraestructura en educación y recuperación de caminos y puentes en siete provincias inundadas.

El anuncio fue hecho por el BID a través de un comunicado, luego de una reunión que mantuviera su titular, Luis Alberto Moreno, con el presidente Mauricio Macri en la presentación de “DIA”, una publicación sobre el Desarrollo Infantil Temprano hecha entre esa entidad crediticia internacional y el ministerio de Desarrollo Social, que se llevó a cabo la Casa Rosada.

Previamente, Macri dialogó con Moreno en su despacho de la Casa Rosada, quien le anunció que la cifra de desembolso de ese organismo será “mucho mayor” de los 5.000 millones de dólares previstos originalmente hasta el 2019.

“El mundo entero reconoce hoy que Argentina está de vuelta y la comunidad internacional tiene los ojos puestos en este país, que necesitaba más y mejores empleos y van a provenir de las inversiones privadas que van a llegar”, dijo Moreno.

Los organismos internacionales tenían restricciones para otorgar préstamos a Argentina debido a la deuda en cesación de pagos que mantenía el país.

Luego de ese arreglo, Moreno señaló que “el BID ha dispuesto de US$ 300 millones adicionales en su capacidad de crédito para Argentina en 2016” y ambos acordaron que se destinarán principalmente a sectores como fortalecimiento de las cadenas de valor territoriales, fortalecimiento institucional para la exportación, y fortalecimiento de la gestión provincial.

Estos recursos y sectores adicionales formarán parte del programa de este año, el cual ya contaba con US$ 834 millones para operaciones que están en preparación en los sectores de agua potable y saneamiento, salud, áreas metropolitanas del interior, fortalecimiento institucional, microfinanzas e infraestructura para la integración regional e internacional.

Además, Moreno le confirmó al Presidente que el Banco otorgará a Argentina un financiamiento de emergencia de US$ 20 millones para atender la situación provocada por las inundaciones en varias zonas del país.

Previo a este encuentro, Moreno firmó con el Ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat Gay, el contrato de un crédito de US$ 200 millones para financiar el Programa de Apoyo a la Política de Mejoramiento de la Equidad Educativa (PROMEDU lV) que beneficiará directamente a unos 4 millones de estudiantes argentinos.

De esta manera, se completa el proceso iniciado durante la asamblea anual del BID en Bahamas, a fines de abril, donde ambos habían firmado los documentos iniciales de esta operación.

MACRI DESTACÓ EL “TRABAJO ESTRECHO” CON EL ORGANISMO

Para Macri “en esta nueva etapa, a pesar de la herencia recibida, tenemos la vocación de construir, de hacer, con el apoyo de socios tan importantes como el BID”, y confió que ese organismo crediticio internacional “ayudará en la ampliación y construcción de nuevos centros de primera infancia en todo el país” con el propósito de que “tengan un mayor futuro y las mayores oportunidades posibles”.

Confió que el titular del BID “tiene muchas ganas de intensificar el trabajo con Argentina y estas cosas de que no pagábamos nuestras deudas hizo que no pudiese trabajar todo lo que hubiese querido. Ahora hemos resuelto eso y comenzamos a trabajar estrechamente”.

Destacó que “en este camino con el apoyo del BID estamos comprometidos no solo a mejorar y ampliar los que tenemos, sino a construir nuevos centros de Desarrollo infantil y muchas ONG valiosas de nuestro país para concretarlas para que los chicos tengan las mayores oportunidades y accedan al colegio y terminen mediante estimulación y apoyo el primario y secundario”.

Télam