“Me complace mucho anunciar hoy (por ayer) que Repsol ha identificado en el bloque Caipipendi una serie de importantes estructuras, nuevos prospectos, que nunca antes habían sido considerados en los planes”, dijo el presidente de Repsol E&P Bolivia, Diego Díaz, en un acto donde participó el presidente Evo Morales, el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, y el principal ejecutivo de YPFB, Guillermo Achá.
El primer prospecto denominado Boyui está ubicado al sur del campo Caipipendi y tiene un potencial de 2,7 TCF de gas y es el más importante de los tres descubrimientos.
Asimismo, la otra área llamada Boicobo, en el norte del bloque, alberga un potencial de 1 TCF de gas e Ipaguazú, en el centro de Caipipendi, con 0,3 TCF, que en total suman 4 TCF, un volumen superior al estimado en el campo Margarita que tiene 3,6 TCF y que en la actualidad es considerado como el mayor productor nacional.
Las nuevas áreas podrían entrar en producción hasta 2019, tomando en cuenta que en la zona existe instalado importantes plantas de procesamiento de gas natural. Esto sería posible antes de que Bolivia y Brasil renueven el contrato de compra y venta de gas por otro período, para lo cual sostienen conversaciones ambos gobiernos.
Solo Boyui producirá alrededor de 9 millones de metros cúbicos día (MMmcd) de gas adicionales a la producción nacional que en la actualidad llega a unos 60 MMmcd, según mencionó el ejecutivo de Repsol.
Por otra parte, el pozo Boicobo llegaría a producir cerca de 5,5 MMmcd y el prospecto Ipaguazú entre 4 a 5 MMmcd pero con un tiempo de vida corto, respecto de las otras dos áreas, indicó Díaz.