El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, aseguró hoy que lo peor de la baja del precio del petróleo ya pasó y pronosticó una mejora en los ingresos del país en el último cuatrimestre del año.

Durante una conferencia de prensa ofrecida este martes, recordó el vicemandatario que el precio del barril de crudo fluctuó entre 26 y 30 dólares de enero a abril, sin embargo, en el período mayo-agosto osciló entre 40 y 45 dólares.

“El petróleo se ha incrementado entre 40 y 60 por ciento por lo tanto yo considero que lo peor ya pasó”, dijo.

García Linera aseguró que el alza de ingresos por los hidrocarburos se reflejará en septiembre, octubre, noviembre y diciembre, meses en los que habrá una mejora notable en todas las regiones bolivianas.

El vicepresidente auguró un fin de año con “mucha más holgura económica”.

A pesar de la crisis por el precio del petróleo, Bolivia lidera el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en la región desde hace tres años con un promedio de cinco por ciento.

Para 2016 el Gobierno estima un alza del PIB de alrededor de 4,8 o 4,9 por ciento.

Prensa Latina


Gobierno dice que caída de la minería e hidrocarburos influyó en el aumento del desempleo

El ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce Catacora, atribuyó este lunes el aumento de la tasa del desempleo de 3,5% a 4,4% a la caída de los sectores de la minería e hidrocarburos por el tema de los precios internacionales y problemas técnicos.
“El año 2015 acudieron dos actividades que tenían cifras negativas, y tiene que ver con minería e hidrocarburos. Hidrocarburos que ya viene cayendo no solamente por el tema precios sino por el agotamiento de campos y otros temas técnicos; y minería tenía problemas por los precios internacionales”, manifestó la autoridad.
Arce indicó que la tasa de 4,4% corresponde a diciembre de 2015, sin embargo en la presente gestión ya se observa una lenta caída del indicador.

Fides


Gobierno asegura que Bolivia no está en crisis económica

Gobierno asegura que Bolivia no está en crisis económica

El presidente Evo Morales aseguró ayer que Bolivia no está en crisis económica, pese a que la actividad económica del país registró un descenso a 4,3% a mayo, debido  a la baja del precio internacional del petróleo y la sequía que afecta al país, principalmente al oriente.
“Quiero reafirmar que Bolivia no está en crisis, si estaríamos en crisis hubiéramos eliminado los bonos y las rentas; si Bolivia tuviera una crisis económica no hubiera el crecimiento. Pese a un pequeño cambio en el primer trimestre del crecimiento económico a mayo de este año, Bolivia sigue siendo primero en toda Sudamérica”, enfatizó.
El fin de semana, durante su discurso por el 6 de Agosto, el Primer Mandatario reveló que el Índice Global de la Actividad Económica (IGAE) del país disminuyó  de 4,9% -registrado durante el primer trimestre de este año- a 4,3%  a mayo. Mientras que el Producto Interno Bruto a marzo cerró con 4,9% (ver gráfica). En  2015 la economía creció en  4,85%, aunque se había previsto una tasa de  5%.
 Según el Presidente,  Bolivia cuenta con la Agenda Patriótica 2025  y el Plan de Desarrollo Económico y Social, con el fin de que el país continúe creciendo.
Además  incorporarán nuevas exportaciones en hidrocarburos, fertilizantes, litio y energía. “Este año tenemos problemas de  sequía y tenemos un plan para enfrentarla”.
Con el  fin de que no haya  interrupciones en los programas y proyectos que  ejecuta el Gobierno, el Primer Mandatario volvió a ratificar ayer en sus cargos a las ministras y ministros, quienes  tienen la misión de que Bolivia sea el mejor en la expansión económica, frente a otros países de la región.
El ministro de Planificación, René Orellana, aclaró que no se puede hablar de crisis económica, porque en el país este hecho ya se vivió antes de 2006, cuando había déficit  y una inflación alta.
 “Este Gobierno es capaz de cumplir con el pago de sus gastos,  salarios; hacemos  inversiones sustanciales,  diversificamos nuestras inversiones. Hubo un incremento en la  minería, industria manufacturera y otros proyectos que potencian la economía como la planta separadora de líquidos de Tarija”, dijo Orrellana, en una entrevista con radio Compañera.
Los efectos de la sequía
El ministro de Economía, Luis Arce, afirmó ayer  que con un  4,95% de crecimiento del PIB, Bolivia aún es líder en la región.
Puntualizó que la tasa del IGAE que bajó a 4,3%, es un indicador que no mide el valor del PIB, sino que da la dirección hacia dónde puede ir  Bolivia.
 Admitió que esto es reflejo de la sequía que se  siente desde mayo pasado en el país y de la disminución   de los precios internacionales del petróleo.
El IGAE es un indicador que el Instituto Nacional de Estadística  (INE) publica mensualmente y mide  la evolución temporal del ritmo mensual de la actividad económica nacional con cifras preliminares que pueden ser modificadas.
Arce mencionó que los 12 decretos que fueron promulgados el  pasado 2 de agosto apuntan a paliar la sequía, de modo que no repercuta en el crecimiento del PIB.
No obstante,  la Anapo afirmó que el plan antisequía no atiende las necesidades inmediatas de los productores y menos aun brinda una solución a los problemas estructurales que tiene el sector agroproductivo. La CAO calcula pérdidas de 500 millones de dólares por el evento.
Arce: En octubre se sabrá si hay o no doble aguinaldo
El ministro de Economía, Luis Arce, afirmó ayer que el pago o no  del segundo aguinaldo para este año se conocerá recién  hasta fines de septiembre e inicios de octubre próximo, a base de datos del Producto Interno Bruto  (PIB) calculados de junio 2015 a junio de este año.
 “Hay que ser muy claros, el segundo aguinaldo de acuerdo al decreto se mide de junio del año pasado a junio de este año. Si bien  podemos crecer en el  año al 4,8% hay que ver cuánto crecemos de junio de 2015 a junio de este año. Ese dato no lo vamos a tener inmediatamente; el INE, que procesa la información,  lo presentará en septiembre o durante la primera semana de octubre”, explicó a la Red Uno.
Precisó que con ese reporte oficial se podrá afirmar con certeza si se da o no el doble aguinaldo.
Anticipó también que éste dependerá  del impacto que se registró en la producción agropecuaria durante los meses de mayo y junio.
Aunque, dijo que,  a  diferencia del anterior sector hay otros que dinamizan la economía como la minería que a partir del segundo  trimestre comenzó a crecer, la que compensará a la agropecuaria e hidrocarburos.
El Gobierno aprobó el Decreto Supremo 1802 el 20 de noviembre de 2013, que instituye el pago del doble aguinaldo, para lo cual considera la tasa de crecimiento observada del PIB en un periodo de 12 meses anteriores a septiembre de cada gestión fiscal.
El INE publica y comunica los resultados del PIB tres meses después del periodo observado.
Aplicarán plan para disminuir el nivel del desempleo
Con el objetivo de volver a disminuir la tasa de desempleo en  Bolivia, que subió de 3,5%, registrado en 2014, a 4,4%, en 2015, el   Ejecutivo prepara un plan, anunció ayer el ministro de Economía, Luis Arce.
  “El pedido  es que tenemos que formular una política para mejorar ese indicador del desempleo, en eso estamos trabajando, hay varias ideas que trabaja el Ministerio de Economía y otros ministerios. En las siguientes semanas anunciaremos una política que va a reducir aún más este desempleo y encauzaremos los niveles”, dijo a radio Patria Nueva.
El 6 de agosto, el presidente Evo Morales reveló   que la tasa de desempleo  creció de 3,5% a  4,4% y convocó a sus ministros para que busquen  una solución a esta situación que genera “enorme preocupación”.
Al respecto, Arce atribuyó esta situación a la baja de los precios internacionales de los minerales y del petróleo, que repercutió en el empleo que se genera en el sector minero e hidrocarburos.
“En 2015 los hidrocarburos junto a la minería fueron los más afectados, sus cifras eran negativas y por eso como el sector minero como las cooperativas  absorben gran cantidad de mano de obra, entonces el efecto de la caída de precios repercutió en el empleo y eso coadyuvó para que el indicador suba”, precisó.
Según Arce,   los  cinco primeros meses del año muestran un sector minero más fuerte, a causa de la elevación de la cotización de los minerales; por lo tanto,  ya generan  más empleo, por lo que todo apunta que el índice de la desocupación  se reducirá poco a poco.

Página Siete