Bolivia y Argentina reanudaron hoy sus conversaciones sobre la venta de más gas natural boliviano, los proyectos para la exportación de electricidad producida en Bolivia al mercado vecino y la cooperación argentina en el área nuclear.

El ministro de Hidrocarburos y Energía de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, y el ministro de Energía y Minería de Argentina, Juan José Aranguren, se reunieron este miércoles para discutir sobre esos temas en la ciudad boliviana de Santa Cruz (este).

Sánchez dijo a los medios que se analizó la posibilidad de construir una línea de transmisión eléctrica entre los países, proyectos de termoeléctricas e hidroeléctricas, el cumplimiento del contrato de venta de gas al mercado argentino y la oportunidad que tiene la petrolera argentina YPF de hacer exploraciones en Bolivia.

Aranguren destacó que desde la posesión el presidente de su país, Mauricio Macri, en diciembre, la relación con Bolivia se desarrolla con un vínculo “muy importante” para afianzarse cada vez más.

“Nosotros en Argentina estamos dependiendo del gas boliviano y por eso cuanto más gas podamos estar comprando a Bolivia es mejor”, sostuvo el ministro argentino.

Actualmente, Bolivia exporta a Argentina 16 millones de metros cúbicos diarios de gas natural a un precio de alrededor de 5 dólares por millón de Unidades Térmicas Británicas (BTU), la mitad del coste que cobraba antes del desplome de los precios del petróleo.

Ambos países tiene un contrato hasta 2026 que incluye un volumen máximo de 27 millones de metros cúbicos diarios de gas.

Según Aranguren, la reunión de hoy también analizó la posibilidad de que su país provea equipos y tecnología para la medicina nuclear y reactores para la investigación nuclear, como parte del proyecto boliviano de un centro de investigaciones en esa materia.

El Gobierno de Evo Morales ha previsto una inversión de 2.000 millones de dólares hasta 2025 para su proyecto nuclear.

Las autoridades acordaron volver a reunirse el próximo 25 o 26 de febrero en Buenos Aires, según el funcionario argentino.

La Razón

Bolivia y Argentina fortalecen vínculo energético

Argentina y Bolivia encaminaron ayer miércoles en Santa Cruz el fortalecimiento de su vínculo energético a través de la venta de gas y energía eléctrica, en la segunda reunión de sus ministros de energía en predios de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

“Hemos analizado el tema de la venta de gas natural, el vínculo energético con la provisión de electricidad y restablecer los vínculos en el sector nuclear en los ámbitos de la salud y e investigación”, explicó el ministro de Hidrocarburos y Energía de Bolivia, Luis Alberto Sánchez.

Por su parte el ministro de Energía y Minería de Argentina, Juan José Aranguren, dijo que las reuniones realizadas hasta la fecha  afianzaron los vínculos energéticos entre las dos naciones con miras a una relación estrecha en los próximos 50 años.

“Creo que desde el momento en que ha tomado posesión el presidente (Mauricio) Macri hemos desarrollado un vínculo muy importante nosotros en Argentina estamos dependiendo del gas boliviano y en cuanto podamos estar más con Bolivia, mejor es”, explicó el ministro argentino.

Hasta 2020 Bolivia proyecta producir más de 4.000 megavatios de energía, de los cuales 3.000 servirán para exportar a otros países. En función de la boliviana Agenda 2025, la oferta se ampliará a 6.000 megavatios.

Aranguren afirmó que el 25 de febrero se sostendrá otra reunión con autoridades bolivianas y confía en que se puedan concretar acuerdos con respecto al tema de la ampliación de contrato de la venta de gas y la exportación de energía eléctrica a ese país.

En base del interés de Argentina para adquirir energía eléctrica boliviana se establecerán términos como la duración del contrato y el precio mientras en el vecino país se desarrolla el potencial desarrollo de energías renovables.

El País