La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) alcanzó en julio una producción histórica superior a 120 millones de litros de gasolina especial, que marca un récord histórico, informó el presidente de la empresa, Guillermo Achá.

“Se alcanzó la máxima producción de gasolina especial gracias a la operación estable de la Nueva Unidad de Isomerización de Gasolina Liviana (NUIS) y la Nueva Unidad de Reformación Catalítica (NURC). Con mucha satisfacción quiero informar que todos los proyectos adicionales para el mejor funcionamiento, sobre todo, de la Unidad NUIS, dieron buenos resultados”, destacó.

En mayo, la producción llegó a 118.930.062 litros de gasolina especial, en tanto que en julio alcanzó un récord de 120.183.356 litros por el aporte de las refinerías Gualberto Villarroel, en Cochabamba, y Guillermo Elder Bell en Santa Cruz.

“La línea base del año pasado fue de 86.000.000 litros. Este es el resultado del crecimiento de la capacidad de procesamiento de ambas refinerías nacionalizadas”, señaló, según un boletín de prensa.

La capacidad de procesamiento de ambas refinerías se incrementó de 39.503 barriles a 64.800 barrilespor día después de su nacionalización en 2007.

La Razón


El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, reiteró el compromiso de convertir al país en centro energético de Sudamérica e intensificar los vínculos económicos con los vecinos, al inaugurar hoy el IX Congreso Internacional de Gas y Energía.

Recordó García Linera que ese propósito no es nuevo, viene desde 2008 con la crisis por la caída de los precios del petróleo.

Ese momento fue un parteaguas. Entendimos que no podíamos confiar en la evolución del mercado porque era muy peligroso y por eso apostamos a convertirnos en centro energético, diversificando nuestras apuestas, dijo.

Expresó el vicemandatario que desde entonces el Gobierno comenzó una inversión sostenida en el sector de los hidrocarburos y otras áreas energéticas.

García Linera informó que de 2016 a 2025 hay planificada una inversión ambiciosa de 31 mil millones de dólares en el ámbito hidrocarburífero y de otros 19 mil millones en exploración y explotación de yacimientos.

Otra área de fuerte desarrollo es la petroquímica, con siete mil 400 millones de dólares para plantas de urea, amoniaco, polipropileno y etileno.

El vicepresidente recordó que hoy el país vende gas a Argentina y Brasil y el próximo año se va a renovar el contrato.

Por otra parte, Bolivia invierte en proyectos eólicos, en geotermia, energía hidroeléctrica, termoeléctricas y en la investigación de la energía nuclear.

En su discurso en el Congreso, que se celebra en la ciudad de Santa Cruz, García Linera consideró que lo peor de la crisis del petróleo ya pasó y pronosticó una mejora de los ingresos del país a partir de septiembre.

Durante dos días, alrededor de una veintena de conferencistas y autoridades del sector reflexionarán sobre el futuro de los precios del crudo, la reconfiguración del mercado, el impacto sobre el gas natural, el fracking (fracturación hidráulica), el cambio climático y la crisis mundial.