La petrolera estatal Petrobras, la mayor empresa de Brasil, anunció el lunes una reducción de 11.000 millones de dólares en el plan de inversión para 2015 y 2016 debido a los “nuevos niveles del precio del petróleo y a las tasas de cambio”, al tiempo que recortará 7.000 millones de dólares en gastos operacionales en el mismo periodo.

La inversión de la petrolera este año será de 25.000 millones de dólares, frente a los 28.000 millones previstos inicialmente, mientras que para 2016 será recortada hasta los 19.000 millones de dólares, respecto a los 27.000 millones proyectados anteriormente.

La petrolera anunció el pasado mes de junio una inversión de 130.300 millones de dólares para el periodo 2015-2019, un 37 por ciento menos que lo calculado en las proyecciones anteriores (220.600 millones de dólares).

De acuerdo con la empresa, la reducción de la inversión para 2015-2016 busca “preservar los objetivos fundamentales de reducción del endeudamiento y generación de valor para los accionistas”.

La compañía también señaló en el comunicado que, como había informado anteriormente, el plan de negocios de la empresa “estaría sujeto a factores de riesgo”, entre los que citó el precio del petróleo y la tasa de cambio.

El real brasileño acumula una depreciación de más del 45 por ciento en lo que va de año.