Una misión comercial de 40 empresarios y representantes sectoriales visitará Irán la próxima semana con el objetivo de posicionar productos y servicios de Brasil en la república islámica una vez que las sanciones que pesan contra el país queden sin efecto.

La misión, organizada por el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior y la Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones, la Apex, será la segunda realizada por empresarios brasileños en los últimos años, luego que la del 2010 dejara negocios por 68 millones de dólares entre ambos países.

“Necesitamos estar bien posicionados en la cancha  cuando el juego empiece y las sanciones sean levantadas”, dijo al diario Valor el ministro de Desarrollo, Armando Monteiro.

Ambos países han intensificado sus vínculos en las últimas semanas. Siete días atrás visitó Brasilia el ministro deAsuntos Económicos y Finanzas de Irán, Alí Tayebnia, y en la última Asamblea General de la ONU la presidenta Dilma Rousseff se reunió con su par Hassan Rohani. Además, el canciller Mauro Vieira visitó Teherán.

Irpan es un mercado considerado prioritario por el Plan Nacional de Exportaciones de Brasil. Sectores de equipos médicos, plásticos, vehículos y autopartes, proteína animal, frutas e infraestructura, entre otros, participarán de la misión.

Tras reunirse con Rohani en septiembre en Nueva York, la presidenta Dilma Rousseff dijo que Brasil haría un esfuerzo para retomar los niveles de comercio con la república islámica previos a la aplicación de sanciones por parte de Occidente.

‏Dilma, también, anunció una visita a Teherán y dijo que Rohani visitará Brasil.

Brasil247