Chile, tercer usuario a nivel mundial del Canal de Panamá, mira la ampliación de la vía acuática como una oportunidad “clave” para darle un valor agregado a las exportaciones y al comercio marítimo chileno que pasa por la franja interoceánica, indicó una fuente diplomática del país suramericano.

“Tener el Canal ampliado para nosotros es un dato crítico, clave, y sin duda alguna también es una invitación a innovar”, afirmó hoy el embajador de chileno en Panamá, Francisco Cruz, en una reunión sobre la participación chilena en la feria internacional Expocomer que se celebró en la capital panameña.

Chile, con un número “muy alto” de sus exportaciones y de su comercio marítimo, cerca del 80 %, que cruza por la vía acuática, ve en la expansión del Canal la ocasión para aumentar esa presencia, señaló Cruz.

El diplomático añadió que el nuevo Canal es propicio para el calado de barcos más grandes dimensiones, como los postpanamx, pero también operaciones de trasbordos que permitirán a su país la disminución de costos de transacción en el transporte marítimo.

“Eso también nos va a ayudar a realizar distintas operaciones de servicios marítimos auxiliares para el resto de la región (…) y también una oportunidad para los productos chilenos como el gas licuado que hoy pasa por el Estrecho de Magallanes”, indicó.

“Y no solamente a que pasen postpanamax con gas licuado -remarcó- sino que también hagamos negocios en torno al Canal ampliado”.

La ampliación del Canal de Panamá, que se contempla esté lista a mediados de año, también es un desafío en materia de innovación para Chile que ya proyecta la construcción de un puerto a gran escala en la zona central chilena de Valparaíso-San Antonio, para alojar el tráfico que se originará con la vía acuática ampliada, resaltó Cruz.

“Entonces, estamos pensando en torno al Canal (ampliado), no solamente respecto a lo que va a ser el mayor tráfico de volumen, sino también cómo Chile recibe y se hace cargo del origen y destino de esos rublos, que es tremendamente importante”, destacó.

Cruz recordó que siempre los chilenos han visto a Panamá como una plataforma para poder competir incluso en otros lugares y en el Caribe, y como una oportunidad interesante por la disminución de costos logísticos para poder trasladar productos desde el país centroamericano, y que el nuevo Canal, afirmó, “nos va a dar también esa oportunidad”.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, dijo en enero pasado que “alrededor de mayo” próximo se inauguraría la ampliación de vía acuática, mientras que el administrador de misma, Jorge Quijano, ha señalado que ello ocurrirá en el segundo trimestre del este año, sin más precisiones.

Panamá es el décimo destino de las inversiones directas de capitales chilenos en el mundo con un monto acumulado que alcanza los 813 millones de dólares, un 0,8 % del total invertido en el exterior que ubica al país centroamericano como el principal receptor en Centroamérica.

En 2015, las exportaciones chilenas a Panamá totalizaron 176 millones de dólares con respecto a los 173,5 millones de 2014, en tanto que las importaciones de Chile desde territorio panameño experimentaron un crecimiento de 9 % alcanzando los 92 millones de dólares, según datos oficiales.

El Economista