La canciller Susana Malcorra, la principal hacedora de la visita del presidente Barack Obama a la Argentina, destacó que el viaje “muestra el interés y la prioridad” de Estados Unidos en la administración del presidente Mauricio Macri, a la vez que descartó categóricamente un posible Tratado de Libre Comercio (TLC).

“No ha estado en ningún momento la discusión sobre un Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos. Porque el inicio de una conversación de esas características tiene que pasar por el Mercosur de forma conjunta; puede ser un objetivo de mediano o largo plazo, pero lo que estamos haciendo ahora es mejorar las condiciones del intercambio, acercándolas más a condiciones que sean mas afines e interesantes a nuestra prioridades, será una mejora paulatina, pero no estamos ni hemos iniciado siquiera una conversación sobre un TLC”, senaló.

En conferencia de prensa, Malcorra evaluó además que la visita de Obama “da una senal de confianza para el sector privado de Estados Unidos”: enfatizó que el país busca “trabajar con múltiples socios’” aunque aclaró que Estados Unidos “siendo la primera potencia del mundo tiene un lugar privilegiado”.

“El gesto de la visita es muy importante, muestra el interés y la prioridad que Estados Unidos ha puesto en la administración del presidente Macri”, subrayó la ministra y destacó la importancia de trabajar en forma conjunta en “la lucha contra el narcotráfico” y el terrorismo.

De todos modos, la funcionaria pidió “desmitificar estos viajes”, porque -advirtió- “no es que con la presencia del presidente Obama milagrosamente se resuelven todas las cosas”, sino que “lo que da es una senal de apertura, de intención y confianza, sobretodo para sector privado del país de origen”.

“El que haya este signo, me parece lo que va a hacer es acelerar el proceso que de otra manera hubiese tardado más tiempo. Es el inicio de un recorrido, pero es un inicio muy auspicioso”, apuntó ante los periodistas. A la vez, Malcorra brindó detalles sobre la agenda de Obama, que llegará al país en la madrugada del miércoles, procedente de Cuba, y dijo que “tendrá una parte sustantiva en la Casa Rosada, que tomará un tiempo interesante con distintas fases”.

“Habrá un encuentro de los presidentes con un equipo ampliado,con la presencia de algunos ministros de los temas de prioridad”, indicó la canciller y subrayó: “Va haber una reunión tete a tete, entre los dos presidentes, es muy importante, allí se discuten los temas y se afianzan las relaciones que es muy importante, va haber una presentación a la prensa”.

BAE