El proyecto de ampliar la inversión primaria, ahora de casi nueve mil millones de dólares, convertirá a China en el primer socio comercial para Venezuela en cuanto a inversiones internacionales en el país, según resaltó el vicepresidente para la Planificación, Ricardo Menéndez, durante una reunión con empresarios en Caracas, como parte de la alianza con el gigante asiático.

En el taller “Inversión Extranjera de Empresas Chinas” participan ocho empresas de esa nación en los motores económicos industrial, exportación y tecnológico e informático, para fortalecer así la Agenda Económica Bolivariana, impulsada por el presidente de la República, Nicolás Maduro.

Con respecto al motor industrial, Menéndez acotó: “Ahí tenemos importantes empresas del sector automotriz, transporte de carga y transporte de pasajeros, que tienen ya capacidades instaladas en Venezuela y parte de la discusión que tenemos es ensanchar esa capacidad instalada en nuestro país”.

El cuanto al Motor Exportación señaló que “próximamente se darán importantes noticias respecto al uso de las capacidades industriales que se tienen instaladas en Venezuela y cómo se van a emplear como epicentro para la exportación en América Latina. También es producto de las políticas cambiarias, que son un dinamizador de esas exportaciones”.

El tercer motor constituye el de tecnología e información, en el cual actualmente China tiene tres empresas instaladas en el país “con una amplia capacidad desde el punto de vista productivo y esa es parte de la producción que estamos efectuando desde el punto de vista del desarrollo. Aparte de la telefonía, también se están estableciendo convenios a en cuanto a computadoras. Estamos hablando en general de ampliar el capital accionario de esas empresas chinas”.

Expresó que uno de los temas en los que han venido trabajando en conjunto ambas naciones “y tiene que ver con el desarrollo de la infraestructura, de la logística, del desarrollo de las zonas especiales. Se estará trabajando no solo en el hardware sino en la cooperación para el tema del software, de los centros de formación y de investigación, de la formación universitaria. Anualmente van compañeros a estudiar a las universidades chinas, de la formación de docentes universitarios y gerentes de las distintas fábricas que tenemos en nuestro país”.

ALIANZA INTEGRAL

Menéndez destacó que la participación de las ocho empresas chinas se da como consecuencia de la reciente visita de una delegación venezolana a China y “como parte del foro de inversión que se generó sobre nuestro país”.

Las empresas chinas-venezolanas que están en estos momentos en negociaciones son Chery y Jac (productoras de vehículos livianos y camiones, respectivamente); Civetchi Venezuela (camiones de carga livianos y pesados); Huawei y ZTE (teléfonos celulares): “En el caso de la empresa Yutong se está hablando del empleo de las capacidades productivas locales para exportación”.

Resaltó que con la empresa de artículos de línea blanca Haier “se está hablando de la ampliación de capital accionario de ellos en función de las empresas que tienen en el país”

A futuro vendrán empresas relacionadas con el Motor Hidrocarburos, en relación del desarrollo de la Faja Petrolífera del Orinoco, gaseoductos, oleoductos, puertos de agua profunda: “También están vinculados con la fabricación de los taladros para las perforaciones petrolíferas”.

“Es necesario también garantizar los insumos para poder producir al máximo. Es una alianza integral la que tenemos. Es decir, la plataforma que se ha venido construyendo por decisiones del presidente Nicolás Maduro”, resaltó Menéndez, quien señaló que próximamente se establecerán mesas de trabajo en los sectores farmacéutico y agroalimentario.

Ya Venezuela recibió suministró de ciertas medicinas “para la contingencia del zika. Estamos evaluando otras ramas, en cuanto a alimentos y medicinas. Sin embargo, una cosa es responder a la contingencia por los insumos que necesita nuestro país para afrontar el desabastecimiento en cuanto a medicinas y alimentos; pero también hemos evaluado las capacidades industriales. Es decir la instalación de empresas en cada una de estás áreas”.

Por su parte, el embajador de China en Venezuela, Zhao Bentang, agradeció la invitación del Gobierno venezolano para participar en esta Agenda Económica Bolivariana y valoró esta oportunidad como idónea para impulsar el desarrollo de un nuevo modelo económico en Venezuela.

El representante chino subrayó que entre ambas naciones habrá muchas más oportunidades de cooperación, bajo una relación que se ha caracterizado “por los principios de respeto mutuo y de ganancia compartida. Estamos en la disposición de apoyar a las empresas y participar en la contribución del país y fortalecer la cooperación China-Venezuela”.

Correo del Orinoco