El Gobierno de Colombia buscará incrementar en tres puntos el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la reforma tributaria que presentará en el segundo semestre, reveló este miércoles Reuters.

La reforma fiscal es clave para sustituir los ingresos que el país perdió debido al desplome de la renta petrolera, así como para mantener la calificación por parte de las agencias evaluadoras de riesgo.

Así, la tarifa principal del IVA aumentaría a un 19 por ciento desde el actual 16 por ciento, mientras las otras dos tarifas preferenciales se mantendrían sin cambios.

La fuente, que pidió la reserva de su nombre, dijo que cada punto del IVA equivale actualmente a 2,3 billones de pesos, lo que significaría que de ser aprobada sin modificaciones la propuesta los recursos adicionales con que contaría el gobierno anualmente ascenderían a 6,9 billones de pesos (2.272 millones de dólares).

A comienzos de enero, el presidente Juan Manuel Santos descartó la posibilidad de aumentar el IVA a pesar de la recomendación de una comisión de expertos de hacerlo.

Además, el proyecto de la reforma estudia la reducción del impuesto de renta para las empresas, en busca de aliviar la carga tributaria para estimular su actividad productiva.

El proyecto será presentado por el gobierno en la próxima legislatura que inicia el 20 de julio y tendrá que ser aprobado antes de terminar el año para que tenga vigencia a partir del 2017.

Dinero

‘Reforma tributaria no es suficiente para sostenibilidad fiscal del país’

El proyecto de reforma tributaria que el Gobierno presentaría al Congreso es algo que “tiene que aprobarse” acuerdan muchos expertos. Que en caso de que no se logre aprobar en el Congreso la economía del país entraría en una posible crisis fiscal (más gastos que ingresos) y las consecuencias serían muy graves, entre ellas la reducción de los programas sociales financiados por el Gobierno que reducen la pobreza y la inequidad.

En este sentido la reforma se presenta como algo trascendental para la economía del país. Sin embargo, el expresidente del Banco de la República Miguel Urrutia Montoya afirmó este miércoles que la reforma tributaria que se radicaría en el Congreso a mediados de este año, “no sería suficiente para lograr la sostenibilidad fiscal del país”. Argumentó que no se puede pagar el Estado Social de Derecho con el nivel de ingresos que hay en la actualidad.

En su presentación durante en el foro ‘Situación de las finanzas públicas: ¿más impuestos?’, Urrutia indicó que el Estado recibió entre el 2010-2012 un promedio de 13,4 por ciento del PIB en ingresos tributarios y tuvo un gasto de 18% del PIB, “diferencia que el Gobierno tuvo que cubrir con endeudamiento público”. En línea con lo planteado por Urrutia, el director ejecutivo de Fedesarrollo afirmó que los ingresos del gobierno tienen que seguir creciendo porque en el caso contrario, y según los cálculos de su organización, para el 2020 el déficit fiscal del Gobierno, que hoy en está alrededor del 3 por ciento del PIB, sería del 4%, aun después de una reforma tributaria que se pretende implementar.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, resaltó durante el evento, en el que también se hizo el relanzamiento de la revista Economía Colombiana, que a pesar de que el Gobierno esté recibiendo tres puntos menos del PIB en renta petrolera, ha mantenido los niveles de gasto público y no ha entrado en crisis. “En cualquier otro momento de nuestra historia económica (la disminución de las exportaciones de petróleo) hubiera generado una crisis cambiaria, pero aquí no ha pasado nada”, dijo el Ministro, recalcando la solidez de las instituciones y el sistema financiero del país. La reforma tributaria, en este sentido “es una necesidad por donde se mire”, agregó Cárdenas.

Por su parte, el presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, invitó a estar preparados para que por 3 o 4 años el precio del barril del petróleo ronde entre 30 y 50 dólares el barril. Bajo este contexto de bajos ingresos petroleros, se comprometió a seguir hallando más pozos petroleros y sacarles más provecho a auellos que ya están funcionando (programas de recobro mejorado) para tratar de incrementar la renta de un sector “que tenemos que proteger porque seguimos siendo muy dependientes de él”.

“El éxito de una reforma fiscal va a depender de hasta qué punto se logren conjuntamente los siguientes objetivos: que la reforma promueva el crecimiento económico, que esta elimine programas de gasto público que empeoran la distribución de ingresos y que el gasto público garantice los derechos económicos establecidos por la Constitución”, sugiere Miguel Urrutia como medida.

CUATRO PUNTOS DEL PIB DEJA DE RECIBIR EL GOBIERNO POR EVASIÓN

Julio Roberto Piza, miembro de la Comisión de Expertos Tributarios, asegura que el Gobierno deja de recibir 4 puntos del PIB en evasión del impuesto de renta e IVA y señala que solamente 1.8 millones de colombianos pagan impuestos. Al respecto, Santiago Rojas, director de la Dian propone que se tiene que trabajar conjutamente para luchar contra la evasión e implementar la reforma tributaria estructural.

Portafolio