Con una inversión inicial de US$50 millones el Consejo Económico Binacional Quisqueya (CEBQ), conformado por empresarios dominicanos y haitianos, lanzó ayer el primer plan piloto para el desarrollo industrial y logístico de Pepillo Salcedo en Dajabón, República Dominicana, y Fort Liberte, Ouanaminthe, Haití, denominada por el CEBQ como Zona 1.

Se espera que este primer proyecto genere alrededor de 4,000 empleos adicionales en estas localidades de la frontera dominico-haitianadonde opera con éxito la industria Codevi, pero la meta que se persigue es crear cerca de 100,000 empleos en las provincias fronterizas de ambos países para el 2030, según explicó el empresario Juan B. Vicini.

Este plan contempla la construcción de dos nuevas naves industriales, alrededor de 700 casas para los trabajadores, proyectos de energía renovable, inversiones en el mercado binacional, el puerto de Manzanillo, ubicado en la provincia Montecristi, entre otros sectores, detalló Vicini, quien es uno de los promotores de la iniciativa.

Vicini indicó que en una de las naves se fabricará ropa y calzado con tela sintética y destacó que este primer plan del CEBQ impulsará significativamente la industria textil tanto en República Dominicana como en Haití.

El empresario dominicano agregó que este proyecto es el primer paso para comprobar la viabilidad de las iniciativas del CEBQ, cuyo propósito es desarrollar el potencial económico de la zona fronteriza a través de inversiones sostenibles e inclusivas.

Dijo que la inversión en este primer proyecto es 100% de los miembros del CEBQ, 50% empresarios dominicanos y 50% haitianos.

Para el empresario haitiano Marc-Antoine Acra, este, como todos los proyectos que planea ejecutar el CEBQ, se traducirá en progreso tanto para los dominicanos como los haitianos que habitan en la frontera.
El modelo que se quiere replicar

El empresario haitiano Marc-Antoine Acra consideró que este primer proyecto del CEBQ es algo histórico para la economía de ambos países, que están profundamente ligados por el comercio, la cultura y la historia.

Indicó que lo que inició como un sueño ayer se convirtió en realidad debido al tiempo y los recursos que han invertido los miembros del consejo que, gracias a la confianza que han podido desarrollar entre ellos, lograron consolidar un proyecto amistoso y ambicioso que esperan replicar a lo largo de la frontera.

“Esto demuestra que conjugando nuestros esfuerzos y trabajando juntos, haitianos y dominicanos, podemos llegar a hacer mucho más que de manera separada”, manifestó al pronunciar el discurso central.

Acra refirió que los miembros del CEBQ aspiran a adoptar la experiencia y buenas prácticas del  modelo que se implementa en la frontera entre Estados Unidos y México, donde existen mecanismos de resolución de conflictos a nivel de Estados, planificación y colaboración mutua.

Indicó que estos países trabajan en conjunto en materia salud, intercambio educativo, medio ambiente, seguridad ciudadana, control de productos ilícitos, control migratorio, innovación y otros aspectos.

“Pienso que ese es el modelo que necesitamos hacer en nuestros países. Nosotros aspiramos a ese modelo de integración de Norteamérica en la frontera dominico-haitiana. Debemos trabajar para lograr que ese nivel de éxito en los años venideros”, manifestó.

Es por esto que el empresario invitó a la comunidad internacional y a los gobiernos dominicano y haitiano a apoyar las iniciativas del CEBQ, que busca explotar el potencial de las provincias que hacen frontera entre República Dominicana y Haití.

Listin Diario