El plan para establecer una zona económica especial (ZEE) con China va a paso lento pero seguro, con el afán, según el Ministerio de Comercio Exterior (Comex), de no crear falsas expectativas y de seguir el ritmo del gigante asiático.
El líder de esa entidad, Alexánder Mora, explicó que el Gobierno también evitó una eventual mezcla de este proyecto con la elección de alcaldes, realizada el 7 de febrero anterior.

Mora recordó que, a finales de noviembre e inicios de diciembre de 2015, vino una misión china a revisar el plan e hizo visitas de campo al Pacífico central, zona donde Costa Rica propuso iniciar el desarrollo del proyecto. Según el jerarca, el país está a la espera del informe que elaborará la misión de China.

El ministro reconoció que los esfuerzos iniciales se concentran en la posible construcción del eje central de la ZEE en algún sitio del Pacífico central , en tanto los proyectos para parques satélites, que se instalarían en Liberia, San Carlos, Turrialba y Limón, están paralizados, ya que deberían surgir a partir de la ZEE principal.

Esta iniciativa fue acordada con China por el gobierno de Laura Chinchilla (2010-2014) y, a partir de ahí, el Banco de Desarrollo de China realizó un primer estudio , entregado en abril del 2014, el cual recomendó ubicar la parte principal de la ZEE en el Pacífico central con otras zonas satélites.

Una ZEE es un gran parque industrial, rodeado de todos los servicios que requieren las compañías. En Costa Rica también pretende desarrollar turismo.

Más rápido. La posición de Mora contrasta con la del exministro del Comex y exembajador en China, Marco Vinicio Ruiz, para quien las dos partes deben promover el proyecto. Agregó que Costa Rica debería definir lo que quiere y solicitar la ayuda china; además, estima que el plan ya tiene un retraso de por lo menos un año.

Para Fernando Ocampo, exviceministro del Comex en la administración Chinchilla, lo importante es retomar esfuerzos que ya se habían hecho alrededor de este plan y reconoció que la nueva situación económica de China puede afectar el programa, aunque aclaró: el gigante asiático siempre tiene recursos para colocar.

Pese a la mesura del Comex sobre crear expectativas, los alcaldes de Esparza, Asdrúbal Calvo, y de Garabito (Jacó), Marvin Elizondo, estimaron que se percibe un renacer económico relacionado con la futura ZEE y la eventual construcción de un aeropuerto internacional en Orotina.

Según Calvo, ya hay empresas que compraron o buscan terrenos para instalarse en Esparza, entre ellas Irex de Costa Rica, Plycem y Molinos de Costa Rica.

En tanto, en Garabito, se presenta una reactivación notable de la construcción, con edificios de apartamentos y otros inmuebles para hospedajes cuyos trabajos se habían detenido durante la crisis sufrida entre 2009 y 2010, detalló Elizondo.
La Municipalidad de Esparza tiene en marcha varios programas para reducir los trámites y los tiempos para obtener los servicios, explicó Calvo.
Jacó, por su lado, estrecha lazos con ciudades chinas para lograr un intercambio económico y cultural, apuntó Elizondo.

El Economista