La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) necesita tener aprobado y firmado por el gobernador Alejandro García Padilla el proyecto legislativo para reestructurar la corporación en o antes del próximo martes, 16 de febrero, informó en la mañana de este jueves el director ejecutivo de la corporación, Javier Quintana Méndez.

La urgencia se debe a un acuerdo que establecieron con los acreedores de la deuda de la AEE.

“Según se acordó en nuestro acuerdo con los acreedores, se esperaría que para el 16 de febrero el proyecto estuviera aprobado y firmado por el gobernador”, sentenció en entrevista radial con WKAQ 580.

El Proyecto del Senado 1523 fue aprobado, luego de un extenso debate, con 16 votos a favor y 10 en contra, de las delegaciones del Partido Nuevo Progresista (PNP), del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y los senadores populares Cirilo Tirado y Mari Tere González.

Ahora pasa a la Cámara de Representantes, donde le espera un camino arduo, pues el presidente de ese cuerpo legislativo, Jaime Perelló, ya ha confirmado que tiene dificultades para garantizar el mínimo de 26 votos necesarios.

En comunicado de prensa, Quintana Méndez agradeció al Senado la aprobación de la medida y dijo que “a través de esta transformación, que nuestra Junta de Gobierno inició hace más de un año, podemos resolver nuestra situación financiera, invertir más de $2,400 millones en infraestructura para modernizar las operaciones, mejorar el servicio al cliente y proporcionar un ambiente de trabajo seguro para nuestros empleados”.

Por otro lado, el director de la AEE explicó que el cargo prospectivo que se les pudiera aplicar a las personas que generen su propia energía a través de un método renovable, como las placas solares, es para pagar por el alumbrado público y otros cargos que actualmente solo se les aplican a los clientes regulares de la AEE.

Dejó claro que la determinación de qué cargos se les aplicaría y el monto le corresponde a la Comisión Reguladora de Energía. Mientras, insistió que no buscan desalentar la compra de equipo renovable, sino evitar que se le tenga que imponer esos cargos solo a los clientes regulares.

En términos generales, el director de la AEE afirmó que la medida aprobada en la tarde del miércoles en el pleno del Senado, “no solamente es bueno, es una solución histórica”.

“A veces tu escuchas personas que proponen soluciones aisladas. Nosotros aquí estamos mirando el problema completo, el problema operacional y las necesidades de infraestructura que va a tener el País de cara el futuro, de integración de renovable. Estamos presentando una solución integrada”, agregó.

Por su parte, el senador Ramón Luis Nieves, presidente de la Comisión senatorial de Asuntos Energéticos y Recursos de Agua, destacó la importancia de que el Senado aprobara el proyecto de reestructuración de la AEE, ya que evitaría que los acreedores vayan al Tribunal y soliciten un síndico para la corporación. Alegó que la persona que se envía pudiese promover un aumento en los costos de luz y el recorte de beneficios para sus empleados.

“Lo más duro de este proyecto es el tema del aseguramiento de la deuda”, reconoció, al explicar que “se está creando una corporación que va a emitir nuevos bonos. Esa renegociación de los bonos la va a emitir, para cubrir ese costo del ‘seguritisation’ (el seguro de los bonos). Y eso tiene unos riesgos. Por ejemplo, si sigue la emigración, siguen bajando los clientes de la Autoridad, y tiene mayor peso para que suba ese precio del ‘seguritisation’”, sostuvo el legislador.

El Nuevo Día

Obama incluye a Puerto Rico en su presupuesto

En su proyecto de presupuesto para el año fiscal federal 2017, el presidente Barack Obama ha insistido hoy en sus propuestas dirigidas a atender la crisis fiscal de Puerto Rico, incluido encaminar la paridad en el programa de Medicaid y a favor de una reestructuración abarcadora de la deuda pública.

Aunque advierte que levantar totalmente el tope en todos los territorios dependerá de que se cumpla con ciertos parámetros en el manejo de los asuntos fiscales, la intención es que Puerto Rico tenga acceso a cerca de $27,000 millones adicionales en fondos de Medicaid durante la próxima década.

La propuesta del presidente Obama persigue que de 2017 a 2026 se puedan desembolsar hasta $29,600 millones adicionales en fondos de Medicaid para Puerto Rico y los los territorios. De ese total, Puerto Rico recibiría cerca del 90%.

La proyección divide las asignaciones a partir del año fiscal en cantidades que van desde $320 millones adicionales en 2017  hasta $5,300 millones en 2026. Para 2020, se vería, bajo el plan Obama, un aumento significativo, pues los fondos adicionales totalizarían $2,800 millones, unos $1,000 millones más que en estos momentos.

“El Estado Libre Asociado de Puerto Rico está en el medio de una crisis fiscal y económica, la cual, sin acción del Congreso, puede convertirse en una crisis humanitaria”, indica una hoja informativa de la Casa Blanca sobre el presupuesto.

La mayoría republicana del Congreso ha advertido que el proyecto del presidente Obama no va a ser considerado por los comités que manejan el presupuesto federal, pero, la medida permite volver a presionar a favor de los reclamos incluidos en octubre pasado en el plan del Ejecutivo federal para lidiar con la crisis fiscal y de deuda pública de la isla.

En el Congreso, hasta el momento, la única medida que parece haber ganado tracción es la idea de crear una junta federal de control o supervisión fiscal sobre el gobierno de Puerto Rico, aunque el presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, el republicano Rob Bishop (Utah), prepara legislación que puede incluir algún lenguaje que incentive una reestructuración de la deuda e iniciativas energéticas.

Junto a la crisis de deuda, el gobierno de Puerto Rico ha advertido que va camino a un precipicio fiscal en la industria de la salud, ante el agotamiento de los fondos de Medicaid de la reforma federal de salud (Obamacare), que estaban supuestos a durar hasta el año fiscal 2019, pero se acaban a un ritmo acelerado. Esos fondos de Obamacare representan cerca de $1,200 millones anuales del presupuesto de Mi Salud y son independientes a los $329 millones anuales de la asignación permanente de Medicaid, y los $183 millones anuales del programa de salud infantil (Chip).

Con respecto a la reestructuración de la deuda, el presidente Obama vuelve a acompañar esa idea con una junta de supervisión fiscal, que recomienda “sea fuerte” y busque ayudar a fortalecer la gobernanza fiscal en Puerto Rico.

Alejados de la idea de limitar una reestructuración a las empresas públicas, por medio del capítulo 9 como antes se quería, el gobierno del presidente Obama pide, como en octubre, una autorización “reservada exclusivamente” para los territorios que permite un reajuste mucho más abarcador de las obligaciones financieras del gobierno de Puerto Rico.

El presupuesto del presidente Obama pide además la extensión a Puerto Rico del crédito contributivo federal por ingresos devengados (Eitc) y paridad en los fondos del programa de Medicare para hospitales que sirven un alto número de personas escasos recursos, conocido en inglés como DSH.

“Cada una de esas propuestas se basa en proyectos de ley que presenté”, indicó el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi.

El gobernador Alejandro García Padilla, por su parte, agradeció a “la administración Obama por defender a los 3.5 millones de ciudadanos americanos en Puerto Rico que se enfrentan una crisis sin precedentes”.

En la hoja informativa, la Casa Blanca indica que el presidente “sigue comprometido con el principio de libre determinación de Puerto Rico” y sostiene que en el referéndum local de noviembre de 2012, fue claro que los puertorriqueños quieren resolver el debate de status.?

En total, el presidente Obama envió al Congreso un presupuesto de alrededor de $4 billones (trillions en inglés). Los republicanos han indicado, no obstante, que estudiarán sus propias propuestas y ni siquiera se proponen citar a una audiencia al director de presupuesto del gobierno del presidente Obama?

El Nuevo Día

Gutiérrez pide al Congreso que “libere a Puerto Rico”

El congresista demócrata Luis Gutiérrez afirmó hoy que el gobierno de Estados Unidos tiene que reconocer su contribución a la crisis fiscal y de deuda pública de Puerto Rico, y transformar el debate en la búsqueda de oportunidades para crear puestos de trabajo.

“Liberen a Puerto Rico”, indicó Gutiérrez, con un cartelón a su lado que contenía ese mensaje, en un discurso desde el hemiciclo de la Cámara de Representantes.

Gutiérrez, puertorriqueño que representa el distrito 4 de Chicago (Illinois), hizo una relación de políticas públicas federales que considera equivocadas, como la exclusión de Puerto Rico del código federal de bancarrotas, la aplicación de las normas de cabotaje que encarecen el transporte de productos desde Estados Unidos y la negativa a resarcir a la Isla tras los daños causados por las maniobras militares en Vieques y Culebra.

“Debemos concentrar la conversación sobre Puerto Rico en cómo crear puestos de trabajo. Liberen a Puerto Rico para que pueda construir una economía sostenible que permita a la gente quedarse en (su país”, afirmó el legislador federal.

A Gutiérrez le parece una contradicción que después de más de un siglo de colonialismo, la respuesta del Congreso a la crisis fiscal y de deuda pública de Puerto Rico pueda ser más colonialismo.?

“Cuál es la solución de Washington. Quitarle la poca autonomía que tienen y añadir un nuevo nivel de control de Washington sobre la colonia”, sostuvo Gutiérrez.

El legislador demócrata sostuvo que “cuando la Corte Suprema de los Estados Unidos dijo que Puerto Rico pertenece a, pero no es parte de, los Estados Unidos, la responsabilidad de cuidar de ella y su pueblo llegaron junto con ese juicio. El Congreso debe asumir la responsabilidad por el hecho de que esperamos que Puerto Rico pague sus obligaciones, pero le obligamos a seguir reglas muy particulares”.

En su mensaje, Gutiérrez afirmó que aunque “Puerto Rico es una isla tropical, una gran cantidad de sus frutas, vegetales y casi toda su comida es importada”.

“Tenemos que permitir que Puerto Rico pueda crear una economía agrícola que permita que los puertorriqueños puedan alimentarse. La economía produce bienes que las personas no consumen y la gente consume bienes que no producen”, agregó el congresista.

En momentos en que el Congreso considera legislar para tratar de mitigar la crisis, Gutiérrez destacó que “a los codiciosos tenedores de bonos y los gestores de fondos especulativos sólo les interesa Puerto Rico”.

El legislador federal exhortó a sus colegas a fijarse en lo que considera es “la totalidad de la deuda: la parte que se le debe a Puerto Rico, no sólo la parte que Puerto Rico le debe a Wall Street”.

El Nuevo Día