El Sica será ejemplo de integración económica en América

El Sistema de Integración Centroamericana (Sica), que había sufrido un tropiezo con la salida temporal de Costa Rica, volvió a tomar velocidad ayer y ahora se apresta a convertirse en el primer bloque de países de América con Unión Aduanera.

La XLVII Reunión Ordinaria de Jefes de Estado del Sica, celebrada en Roatán, Islas de la Bahía, cerró con resultados positivos para que los siete países del istmo y República Dominicana alcancen una integración económica real a corto plazo.

Los presidentes Daniel Ortega, de Nicaragua, y Luis Guillermo Solís, de Costa Rica, tenían la oportunidad de limar asperezas frente al mar Caribe, pero no asistieron al hotel Pristine Bay de Roatán, donde se encontraban Jimmy Morales, de Guatemala; Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador; Oliver Barrow, primer ministro de Belice; Juan Carlos Varela, presidente de Panamá, y Danilo Medina, de República Dominicana.El mandatario hondureño Juan Orlando Hernández, quien ocupó hasta ayer la presidencia pro tempore del organismo, destacó ante periodistas, luego de concluir la reunión, que se sentía “contento” porque “se ha normalizado la presencia de Costa Rica en el sistema”.

“De igual forma ahora se ha hecho pública la decisión de Nicaragua y también de El Salvador, después de una serie de encuentros y conversaciones (…), de integrar la Unión Aduanera. Es el gran paso en el famoso CA-4, el grupo de los cuatro países. Estaríamos dando noticias del primer lugar en el continente americano libre para el tránsito de mercaderías, personas y capital”, expresó Hernández.

La reunión

Antes de que Hernández anunciara esos aspectos ante la prensa, todos los Presidentes de la región y los cancilleres de Costa Rica y Nicaragua, en representación de sus Presidentes, presentaron sus análisis sobre la situación del Sica ante los nuevos desafíos.

El presidente Hernández, en su condición de presidente pro tempore, inició el ciclo de ponencias en la reunión y al dirigirse a los presentes dijo que el sistema fortalecerá el Banco Centroamericano de Integración Centroamericana (Bcie), brazo financiero del organismo.

Hernández le concedió la palabra a su colega guatemalteco, quien invitó a los miembros del Sica a celebrar una reunión extraordinaria en Antigua Guatemala para continuar discutiendo los temas que consignaron en la Declaración de Roatán.

“Es el interés de nuestro país avanzar en la Unión Aduanera centroamericana, y en este marco deseo expresar nuestra satisfacción por la entrada en vigor del Protocolo Habilitante de la Unión Aduanera entre Guatemala y Honduras a partir del pasado 13 de mayo, así como celebrar la iniciativa de adherirse a este proceso de parte de El Salvador y Nicaragua”, manifestó Morales.

Según el mandatario guatemalteco, la Unión Aduanera implica la creación de una zona geográfica que ocupa el 52% de la extensión centroamericana, el 59% de la población regional y el 46% del producto interno bruto (PIB).

Tarea

El presidente Sánchez Cerén destacó “los esfuerzos de Honduras” por promover la integración de la región en un momento en que había fricciones entre Costa Rica y Nicaragua a raíz de la crisis de los emigrantes cubanos de diciembre de 2015.

“Tenemos la desafiante tarea de lograr un mayor desarrollo sostenible para nuestra gente, sobre todo en esta era en la que el cambio climático y sus riesgos asociados han comenzado a pasar la factura a nuestros vulnerables territorios”, comentó Cerén. El mandatario salvadoreño recordó que la integración está fundamentada en varios pilares, en seguridad democrática, integración social, integración económica, cambio climático y gestión integral de riesgos y fortalecimiento institucional.

Cerén se mostró entusiasmado por la instauración de una unión aduanera en el CA-4 (Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua) que será “extensible a la región centroamericana”.

Luego de la presentación de Cerén, le tocó el turno al presidente de Dominicana, Danilo Medina, quien propuso que la presidencia pro tempore sea ejercida por un año y no por un semestre, propuesta que apoyó su colega de Panamá, Juan Carlos Varela.

Crisis por cubanos

Después de que hablara Oliver Barrow, primer ministro de Belice, cerró el ciclo de discursos de jefes de Estado el canciller de Costa Rica, Manuel González Sanz, quien representó al Presidente de ese país.

“Hace seis meses se presentaba en nuestra zona una situación que obligó a nuestro país a retirarse temporalmente de los órganos políticos del Sica ante la falta de respuesta y solidaridad en ese momento”, expresó el canciller.

El diplomático recordó que la crisis de los emigrantes cubanos debió haber sido atendido desde la plataforma del Sica, basado en el Protocolo de Tegucigalpa, y expresó que Costa Rica propone la existencia de “un sistema de integración serio, robusto, transparente y con una alta capacidad de liderazgo y que responda de manera eficiente y eficaz a los desafíos de la región”.

“Como muestra de la señal política de nuestro compromiso con la región y nuestro deseo de seguir trabajando por el mismo camino, hoy decidimos reincorporarnos plenamente (al Sica)”, afirmó.

El diplomático aclaró que su país se suma “nuevamente a este esfuerzo regional, pero seguirán vigilantes de esa voluntad de construir consensos sobre una agenda de objetivos claros, precisos y con gestión de resultados.

La Prensa


Cumbre del SICA en Roatán

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, instaló hoy en la isla de Roatán, en el Caribe hondureño, la XLVII Cumbre del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), a la que no asistieron los gobernantes de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, y Nicaragua, Daniel Ortega, quien tiene que asumir la presidencia regional hasta diciembre próximo.

En su discurso de inauguración de la cumbre, que se celebra en un complejo turístico de Roatán, Hernández resaltó la importancia de la integración regional y algunos avances “importantes” que en ese sentido se han logrado, los que en su opinión “no son suficientes”.

Agregó que la situación política, social y económica de Centroamérica es algo que no se puede cambiar de un día para otro.

“En verdad estos avances no son suficientes y requieren del esfuerzo y la voluntad política de cada unos de los países miembros”, enfatizó Hernández.

Además, citó que el proceso de la integración centroamericana “prácticamente tiene más tiempo que el de la Unión Europea”, pero las diferencias entre una región y otra son grandes.

“Lo digo para que eso cale en nuestras conciencias y podamos entender que el tiempo pasa, que muchas generaciones han pasado y que ahora nos corresponde a nosotros tomar decisiones”, subrayó.

Añadió que los ciudadanos centroamericanos “esperan que el sistema responda a sus necesidades básicas y cotidianas”.

“Y quiero reiterar lo que dije en diciembre pasado en San Salvador, tenemos deudas pendientes con nuestros ciudadanos, deudas de tipo político, económico, social y hasta deudas de tipo moral”, expresó el mandatario hondureño, quien hoy cesará como presidente pro témpore del SICA, cargo que asumirá Nicaragua.

Hernández dijo que quienes tienen la responsabilidad y el privilegio de conducir los destinos de la región están “obligados a emprender iniciativas concretas que evidencian el compromiso de enfrentar estos retos y saldar esas deudas”.

“Frente a nosotros se presentan varios senderos por recorrer, pero sólo uno de ellos nos permite que lo recorramos juntos, de la mano, ese camino es la integración, es la unidad en nuestras acciones, lo cual conlleva implícita nuestra voluntad política”, recalcó.

“Por eso nuestra gente votó por nosotros, por eso nuestra gente espera que esa voluntad se traduzca en hechos concretos”, apostilló Hernández.

Los mandatarios tratarán en la cumbre temas en materia económica, política y social.

A la cumbre asisten, además, los presidentes de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; Guatemala, Jimmy Morales; Panamá, Juan Carlos Varela, y República Dominicana, Danilo Medina, y el primer ministro de Belice, Dean Barrow.

Los ausentes son los presidentes de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, y de Nicaragua, Daniel Ortega.

Costa Rica se retiró del SICA en diciembre de 2015 a raíz de un problema en su frontera con Nicaragua con miles de inmigrantes, entre africanos y cubanos.

El gobernante hondureño considera que Costa Rica está próxima a regresar al SICA, cuya presidencia pro témpore ejercerá Daniel Ortega desde mañana hasta el 31 de diciembre.

En la víspera de la cumbre de Roatán, Luis Guillermo Solís dijo que “Costa Rica no condiciona a Centroamérica para regresar a los diálogos políticos de alto nivel”.

“Lo que hemos dicho es que tenemos que asumir los compromisos que ya Centroamérica ha adoptado y con los que no ha cumplido el sistema”, expresó Solís en días recientes.

La Tribuna