El dramático panorama de asentamientos informales al borde de numerosas ciudades latinoamericanas y la necesidad de compromisos, fueron dibujados hoy por la Organización No Gubernamental TECHO.

En un informe presentado en la sede la Universidad Alberto Hurtado de esta capital, expertos señalaron el imperativo de profundizar en el tema a dos semanas de que se realice en Ecuador la Tercera Conferencia Habitat III.

La cita de Quito sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible de las Naciones Unidas, Hábitat III, definirá el futuro de las ciudades por los próximos 20 años, de ahí la relevancia del coloquio auspiciado por TECHO.

Desde el territorio. Estudio de caso en seis asentamientos informales de América Latina es el nombre de la investigación que profundiza en la realidad de asentamientos ubicados en Chile, Haití, Nicaragua, Perú, República Dominicana y Uruguay.

En la introducción del asunto, Juan Pablo Duhalde, director de Areas Sociales de TECHO Internacional, recalcó que el análisis parte del punto de vista de las propias comunidades, similitudes y diferencias, y los retos.

‘Forman parte del análisis sobre la mayor expresión de la desigualdad, los asentamientos informales, en la región más desigual del planeta’, apostilló.

Duhalde consignó que una de las respuesta, para aportar y construir conocimiento profundo sobre América Latina, es la realización de investigaciones exhaustivas sobre lo que implica vivir en un asentamiento informal.

También los motivos que llevaron a las personas a habitar estos espacios, de las experiencias de organización comunitaria, triunfos que tomaron años, y desafíos diarios a que se enfrentan para ir a un centro de salud, escuela o al trabajo.

María Jesús Silva, directora del Centro de Investigación Social de TECHO Internacional, desbrozó los pormenores del estudio al relatar experiencias recogidas en entrevistas y visitas a los asentamientos en los países mencionados.

‘En una situación de exclusión, en la autogestión y organización se dirime la supervivencia de la comunidad’, anotó.

San Francisco en Chile, La Digue en Haití, La Unión en Nicaragua, Nueva Imagen en Perú, El Progreso en República Dominicana y Los Sueños en Uruguay son más que territorios olvidados o invisibilizados, son historias presentes.

Silva argumentó que cada experiencia que habita en los asentamientos informales, campamentos, pueblos jóvenes, tugurios, favelas, es una realidad particular, dentro de en un contexto social, étnico, cultural, político y económico concreto.

Prensa Latina