Por si no fueran suficientes, una nueva amenaza aparece para la economía mexicana, toda vez que la industria en Estados Unidos se encuentra en riesgo de caer en recesión, lo cual significa una mala noticia para México porque el 80 por ciento de las exportaciones del país tienen como destino el mercado estadunidense, advirtió el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

A través de un reporte, el instituto comentó que durante los últimos 13 meses, todas las tasas de variación de la actividad industrial han sido negativas, lo que significa que todo el ciclo se encuentra en la parte negativa y con una tendencia que aún no permite observar el inicio de una recuperación.

“Una situación similar ocurre para el caso de las manufacturas, su ciclo se mantiene a la baja y eso representa una mala noticia para México, cuyo ciclo de manufacturas tiene una correlación de 95 por ciento respecto al estadunidense”, sostiene el instituto encabezado por José Luis de la Cruz.

En este sentido, el IDIC considera que seguramente esto es un factor que ha motivado al cambio en el análisis de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed por sus siglas en inglés), y ante lo cual parece poco probable que se pueda iniciar un periodo de incrementos en las tasas de interés.

“De hacerlo sería el inicio de una recesión en el sector; no obstante, y aun considerando el escenario de que no se genere un alza en las tasas de interés, es probable que la industria de Estados Unidos se encuentre en un periodo cercano a la recesión”, advirtió.

Incluso, el IDIC considera los comentarios que ha señalado la presidenta de la FED, Janet Yellen, en el sentido de que “se han destruido los fundamentos de la actividad productiva estadunidense” es cierta, toda vez que en estos momentos la industria no es capaz de elevar su acumulación de capital físico y humano para elevar su capacidad potencial.

“El estancamiento de la capacidad potencial limitará el desempeño de la industria estadunidense: entre el 2013 y el 2014 la tasa promedio de la misma fue de 2.3 por ciento, durante los últimos 21 meses apenas llega al 0.5 por ciento”, señaló. Por lo anterior, el IDIC advierte que la realidad es que el principal socio comercial de México no puede mejorar su desempeño sin reactivar su mercado interno, el cual ha sido el pilar de su funcionamiento.

De tal manera, el instituto considera que las autoridades mexicanas deben estar muy conscientes de esta real amenaza (que se suma a factores como los bajos precios del petróleo, así como el proceso electoral en Estados Unidos), con el objetivo de adoptar las medidas necesarias.

“En México no se ha recapacitado sobre la destrucción de las capacidades potenciales registrada durante 30 años. No es casualidad que el promedio de crecimiento sea 2.5 por ciento, eso es lo que el país puede alcanzar sin un estímulo externo, uno que normalmente llega de Estados Unidos; e 2017 no llegará”, apuntó.

En este sentido, afirmó que solo con el fomento de las fuerzas productivas internas se podrá generar mayor bienestar en el país.

“No se pueden obtener resultados distintos utilizando los mismos paradigmas que nos han conducido al “estancamiento estabilizador” de los últimos 35 años”, aseguró.

El Sol de México


México: sujeto a la economía de “alta presión” en Estados Unidos – Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento económico