Ecuador concesionó este lunes a la empresa turca Yilport Holding la ampliación y modernización de la terminal marítima de Puerto Bolívar; un punto estratégico para los sectores bananero y minero del país.

En un contrato firmado para 50 años, Yilport se comprometió a invertir unos 750 millones de dólares mediante una alianza pública-privada, en la que el Estado ecuatoriano no aportará recursos, indicó el presidente Rafael Correa durante el acto de suscripción.

Puerto Bolívar, en la provincia de El Oro (limítrofe con Perú), tiene “serias restricciones para el ingreso de buques de gran calado, pero con el contrato de concesión que firmamos, después de tres años será uno de los puertos de aguas profundas más modernos de la región y de la costa del Pacífico” latinoamericano, dijo el mandatario.

Agregó que por primera vez se dragarán las áreas anexas a los muelles y al canal de acceso a Puerto Bolívar, que tiene un calado en marea baja de 8,5 metros y en alta de 11 metros.

Correa señaló que para el cuarto año de concesión el calado llegará a 16 metros.

Puerto Bolívar compite directamente con el de Paita, segundo puerto peruano en movimiento de contenedores, y la proyección de Yilport se orienta a captar la carga del norte de Perú, manifestó Correa.

La terminal marítima de Puerto Bolívar está en un importante sector de producción de banano y es el más cercano a dos yacimientos amazónicos de oro y cobre que son parte de un plan de minería a gran escala que aún no entra a la fase de explotación de minerales.

Ecuador es el mayor exportador mundial de banano.

En junio pasado, Ecuador firmó la concesión de la construcción del puerto de Posorja (suroeste), el primero de aguas profundas del país, a la empresa Dubai Port World Investments (DP World Investments) de Emiratos Árabes Unidos, que invertirá alrededor de 1.200 millones de dólares y administrará las instalaciones durante 50 años.

El Universo