Gobierno inaugura tercera hidroeléctrica más grande de Ecuador

El primer mandatario ecuatoriano inauguró este miércoles la central hidroeléctrica Sopladora, la tercera más grande en la historia del país y la segunda construida por el actual régimen. La obra abastecerá el 13% de la demanda nacional de energía de la nación sudamericana.

Sopladora, ubicada entre las provincias de Morona Santiago y Azuay, forma parte del Complejo Hidroeléctrico Paute, conformado adicionalmente por las centrales Mazar y Molino, a las que el mandatario calificó como el “corazón energético del Ecuador”.

Sin embargo, aclaró que en los anteriores gobiernos no hubo voluntad política de realizar obras en beneficio del país, para mejorar el sistema energético, sino que prefirieron mantenerlo como un negocio privado, que beneficiaba a ciertos grupos económicos.

La Central Hidroeléctrica Sopladora, de tipo subterránea, está equipada con tres unidades generadoras con turbinas  tipo Francis, y requirió una inversión de USD 755 millones. Su funcionamiento abastecerá de energía eléctrica a 1,8 millones de familias ecuatorianas.

Según explicó, con el funcionamiento de las ocho hidroeléctricas que se han construido en la última década el Ecuador ahorrará aproximadamente mil millones de dólares anuales.

“Nosotros hemos tenido que asumir el costo de eso, eso equivale a construir cada año 200 Escuelas del Milenio, cinco megahospitales y eso es lo que le dejamos al futuro gobierno”, expresó el mandatario en su discurso de inauguración.

Agregó que en la construcción de las ocho hidroeléctricas el gobierno invirtió 5.500 millones de dólares, los mismos que serán recuperados en los próximos cinco años y luego “habremos recuperado la inversión pero las obras continúan, eso es ahorro y gasto público inteligente, eso debimos hacer hace años”.

Correa precisó que esa es la diferencia entre el actual proyecto político que busca “trabajar por el futuro de la patria” y aquellos grupos de oposición que “solo quieren  ganar las elecciones por vanidad”.

En el evento de inauguración, en el que también participó el ministro de Electricidad, Esteban Albornoz, y el gerente de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec E.P),  se destacó el aporte ecológico que implica la entrada en funcionamiento de la hidroeléctrica.

Según Albornoz, la generación de energía limpia reducirá las emisiones de al menos 1, 9 millones de toneladas de CO2 al año, lo equivalente a lo generado por 380 mil vehículos.

Uno de los objetivos de la entrada en funcionamiento de los proyectos hidroeléctricos es cambiar la matriz energética, usar más del 90% de energía eléctrica de origen hidráulico, convirtiendo al Ecuador en una nación amigable con el medio ambiente.

El ministro recordó que en 2015 el Consejo Mundial de Energía colocó a Ecuador en primer lugar en la región y el quinto en el mundo en seguridad energética.

Como parte de la ejecución de Sopladora, el gobierno ecuatoriano también realizó obras de desarrollo en las comunidades cercanas al proyecto, por ejemplo la construcción y el mejoramiento de las vías: Sevilla de Oro – San Pablo, San Pablo – Quebrada Guayaquil y Guarumales – Méndez.

El presidente Correa también destacó que Ecuador duplicó su capacidad de generación energética con la que recibió el país hace una década. “En estos 10 años se ha hecho más que en todos los gobiernos de la partidocracia”, señaló el mandatario.

Se espera que en el 2017 el Ecuador tenga 8.700 megavatios de potencia instalada. En la actualidad el país produce el 85% de energía limpia y renovable y se espera que el próximo año, cuando entren en funcionamiento todas las hidroeléctricas, se tendrá el 92% de energía limpia y con ello “una de las matrices más limpias y amigables con el medioambiente del planeta”. 

Andes


Ecuador ahorrará 280 millones anuales por electricidad con su nueva hidroeléctrica

El gobierno nacional inaugurará este jueves la hidroeléctrica Sopladora, de 487 MW de potencia,  que cubrirá el 13% de la demanda nacional de 22.000 MWH al año y representará un ahorro de 280 millones de dólares anuales por importación de combustibles, así lo confirmó el ministro de electricidad, Esteban Albornoz.

En la construcción de la obra, que tiene tres turbinas y sus propios generadores, ubicada entre las provincias de Azuay y Morona Santiago, al sur del país, el régimen invirtió 750 millones de dólares.

Según explicó el ministro Albornoz, “durante las pruebas de funcionamiento de la hidroeléctrica se ha generado el ahorro de 30 millones de dólares” y podrá abastecer de energía a 1,8 millones de familias a nivel nacional.

La hidroeléctrica “aprovecha las aguas turbinadas que ya generaron energía en la Central Hidroeléctrica Mazar y la Central Paute Molino” para generar energía limpia y renovable. Además es amigable con el medio ambiente, por lo que su entrada en funcionamiento evitará la transmisión de casi un millón de toneladas de CO2.

“Es una inversión importantísima que generara ahorros y beneficios al país durante toda la vida útil de la central. También se han dado beneficios para reactivar la economía pues ha generado cerca de 3.200 plazas de trabajo directo”, señaló Albornoz en una rueda de prensa en la capital ecuatoriana.

Según confirmó el funcionario, para la construcción de la Central Hidroeléctrica el Eximbank, de China, aportó el 76% y el resto lo financió el Estado ecuatoriano.

Respecto a la posibilidad de vender la hidroeléctrica, como lo anunció el presidente Correa en días pasados, el ministro dijo que el costo aproximado es de 900 millones de dólares.

En abril pasado, Ecuador puso en funcionamiento la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, la principal del país para 1.500 MW de potencia y en los cuatro primeros meses de funcionamiento la obra ya ha generado 80 millones de dólares de ahorro confirmó Albornoz.

“La matriz hidroeléctrica del Ecuador ya cambió y lo digo porque antes más del 50% de la generación que se tenía en el país era termoeléctrica es decir de fuentes contaminante, hoy ya el 85% de la energía que se consume en el país es renovable, limpia y del gran recurso hídrico que tiene el país”, agregó el ministro.

Una de las ventajas que tiene el Ecuador con la construcción y  puesta en funcionamiento de los proyectos hidroeléctricos es la posibilidad de exportar energía a otros países de la región. A decir del funcionario, hasta el momento ya se ha ganado aproximadamente 40 millones de dólares por venta de energía a Colombia.

Andes