Ecuador salió definitivamente de los listados de países con deficiencias estratégicas en su sistema antilavado de activos y contra el financiamiento del terrorismo.

La decisión fue adoptada durante el segundo día de la XXVII Sesión Plenaria del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que tiene lugar en París.

El GAFI acogió los progresos de Ecuador en el mejoramiento de su régimen antilavado de activos y contra el financiamiento del terrorismo, precisa la declaración del grupo.

La entidad reconoció que el país sudamericano estableció un marco legal y regulatorio que satisface los compromisos asumidos en su plan de acción adoptado tras las deficiencias estratégicas identificadas en junio de 2010.

Por lo tanto, apuntó, “el país no continuará sujeto al monitoreo que efectúa la institución bajo su proceso de seguimiento continuo del cumplimiento global en los referidos apartados”.

“Nuestro país cuenta con un sistema antilavado de activos y contra el financiamiento del terrorismo plenamente consolidado, que cubre los estándares internacionales aplicables en esta materia, destacándose la existencia de un adecuado marco legal e institucional para el efecto”, subrayó el procurador General del Estado, Diego García, quien representó al país en la cita de París.

La resolución favorable contó con el apoyo expreso de Estados Unidos, España, Argentina, Brasil, Canadá y México.

Además, tuvo a su favor el pronunciamiento positivo del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat), organismo que le brindó apoyo a lo largo del proceso de exclusión definitiva de la clasificación del GAFI.

“El estar fuera de la lista significa una tranquilidad en el sistema financiero internacional. No van a haber observaciones respecto al acceso del país a créditos o al manejo del flujo de dinero”, recalcó.

García subrayó que la nación su-ramericana tiene un sistema antilavado de activos y contra el financiamiento del terrorismo que cumple con los estándares internacionales.

“Es importante resaltar que Ecuador cumple con sus compromisos. Nosotros suscribimos varios convenios internacionales contra el crimen organizado en general, el blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo”, apuntó.

A su juicio, en los últimos cinco años la mayoría de los países latinoamericanos alcanzaron un nivel de cumplimiento de los estándares establecidos en la lucha contra el lavado de activos. En general en la región el sistema de control en estos momentos es adecuado.

Lamentablemente, remarcó el procurador, el sistema funciona en base a una realidad formal más que a los hechos porque hay muchas naciones en el orbe que no están en esas listas y, sin embargo, incumplen con los estándares.

“Me refiero a países a lo largo y ancho del mundo, paraísos fiscales, lugares donde existen cuentas innominadas que a pesar de no cumplir con las pautas establecidas, no integran ninguna lista”, precisó.

“Ecuador, lamentablemente, fue incluido por cuestiones de orden formal, de actualización de normativas, pero en realidad la situación nunca ameritó que estuviera en esos registros. Creo es necesario que más allá de la formalidad, se atienda a la realidad de parte de organismos como el GAFI que controlan el lavado de activos a nivel mundial”, señaló García.

El presidente Rafael Correa cuestionó desde un principio la inclusión de Ecuador en la lista puesto que las reglas del GAFi no surgen de ninguna convención internacional sino que obedecen a las directrices impuestas por el G7, el grupo de países más industrializados del planeta.

Incluso el Primer Mandatario acusó un doble rasero para juzgar, puesto que Estados Unidos tiene enclaves que parecen paraísos fiscales como Las Vegas. Además Ecuador fue incluido en la lista cuando decidió profundizar sus relaciones comerciales con Irán.

El Telégrafo