Donald Trump y el peso mexicano: una trágica relación de telenovela

El peso mexicano se devaluó hasta un 13%, tras la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. En octubre, SEMANAeconómica analizó la relación entre esa divisa y la candidatura del próximo presidente estadounidense.

El peso mexicano es una de las monedas que más se ha depreciado contra el dólar en lo que va del año (+13%). Forbes resaltó este mal desempeño al compararla con el del real brasileño y el rublo ruso que, pese a que sus economías están en recesión y los precios del petróleo están por debajo de los US$45/barril, se han apreciado fuertemente contra el billete verde (-17% y -14%, respectivamente).

Un factor explica la fuerte devaluación del peso en los últimos meses: la mayor fortaleza de la candidatura de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos. Esta relación es cada vez más trágica que una telenovela mexicana y ha llevado al peso a niveles mínimos históricos cercanos a los 20 pesos por dólar.

La tendencia de los siguientes meses no es muy clara y depende en gran parte del resultado de las elecciones en Estados Unidos. SEMANAeconómica analiza a qué se debe la relación de la divisa con Trump y si es un buen momento para entrar con una posición compradora.

¿CÓMO AFECTA DONALD TRUMP A MÉXICO?

En el 2015, el monto exportado de México a Estados Unidos alcanzó los US$316,400 millones, el 70% del total de sus exportaciones. Los principales sectores de exportación a Estados Unidos son el vehicular (US$74,000 millones), la maquinaria eléctrica (US$74,000 millones) y la maquinaria pesada (US$49,000 millones). Desde la firma del tratado de libre comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés), en 1994, México ha tenido un peso importante en las importaciones estadounidenses.

Donald Trump pone en riesgo este acuerdo. El candidato ha prometido renegociar el NAFTA para elevar los aranceles a las empresas estadounidenses que importen bienes de México, así como usar las remesas retenidas a los inmigrantes para construir un muro en la frontera.

“Dado que estas exportaciones representan cerca del 30% del PBI mexicano, se podría generar una desaceleración económica”, comenta Kathryn Ronney, directora del área de investigación y estrategia de Bulltick. Ello implicará un menor valor del peso frente al dólar.

Las opiniones respecto al impacto real de estos temores son diversas. “El accionar de Trump para aplicar estas medidas será limitado porque no contará con el apoyo total del Congreso”, comenta Renzo Massa, gerente de renta fija de Prima AFP. De otro lado, Rooney menciona que si bien no contaría con dicho respaldo, Trump podría afectar a la inversión directa extranjera, pues las empresas pensarían “dos veces” antes de invertir en México.

DESEMPEÑO DE LA DIVISA EN EL 2016

A inicios del año, el peso mexicano se devaluó a causa del fortalecimiento global del dólar, por las fuertes expectativas del mercado por un alza de tasa de la Fed. Esta depreciación se controló a raíz de la decisión del banco central mexicano (Banxico) de elevar en 50 puntos básicos (pbs) su tasa de referencia en su reunión de febrero. Entre enero y mayo, el par se movió entre los 17 y los 19.14 pesos por dólar.

En marzo, la Fed mostró una mayor cautela respecto a un alza de tasas, lo que detuvo el fortalecimiento del dolar. Sin embargo, la influencia de la Fed en el tipo de cambio mexicano pasó a un segundo plano desde mayo, cuando el ‘efecto Trump’ —por su alza en las encuestas— comenzó a tomar un mayor impulso. Sólo en los días previos y posteriores a la Convención Nacional Republicana —donde Trump ganó oficialmente la nominación del partido— el peso se depreció 4% frente al dólar. En los días previos al primer debate presidencial, cuando la diferencia entre Trump y Hillary Clinton se acortó a sólo dos puntos porcentuales, el peso rompió su resistencia en los 19.1 pesos y se disparó a 19.9 pesos por dólar.

Tras el debate, el peso comenzó a recuperar posiciones porque se dio como ganadora a Clinton. “Las probabilidades de [una victoria de] Clinton se incrementaron y, con ello, la cotización del peso volvió hacia los 19.4 pesos. Si sigue esa evolución, la divisa podría regresar a los 18.24 pesos”, comenta Manuel Arenas, analista de inversiones en Capitaria, firma especializada en negociación de monedas.

Las distintas expectativas de los inversionistas respecto a quién será el nuevo presidente de Estados Unidos se traducen en la gran cantidad de contratos a futuro de venta del peso mexicano —lo que implica apuesta contra el peso— , y en la mayor volatilidad de la moneda (ver gráficos). Hasta el momento, ambos indicadores reflejan que los inversionistas no descartan un eventual triunfo de Trump, por lo cual buscan cubrir sus posiciones en pesos.

volatilidada-mxn

forward

RECOMENDACIONES A CIERRE DEL AÑO

Los analistas consultados por SEMANAeconómica coinciden en que una victoria de Trump en las elecciones de noviembre llevaría el par cambiario hasta los 21 pesos por dólar, mientras que una victoria de Clinton podría impulsar a la moneda mexicana hasta niveles menores a los 19 pesos por dólar. Es decir, la volatilidad seguirá prevaleciendo para la divisa.

“Dada esa coyuntura, no estaríamos viendo una apuesta por la moneda en el corto plazo. Pero, si el par llega a estar entre los 20 y 21 pesos por dólar, sí sería interesante tomar una posición compradora a largo plazo. La visión económica de México sigue siendo constructiva para los próximos años”, recomienda Massa.

Según un análisis técnico realizado por Bloomberg (ver gráfico), el tipo de cambio mexicano fluctuaría en torno a los 19.2 pesos, y sicae por debajo de este nivel podría seguir haciéndolo hasta llegar a los 19 pesos por dólar. “Si es que se rompe su resistencia, podríamos ver una baja importante de por lo menos 500 puntos básicos (pbs) hasta los 18.86 pesos”, añade Emilio Segreste, gerente comercial de Admiral Markets.

Bloomberg_MXN

Fuente: Bloomberg

El jueves pasado, el Banco Central de Mexico optó por subir en 50 pbs su tasa de referencia hasta los 4.75% como medida para frenar esta alza. “Un par cambiario por encima de los 20 pesos incrementa las presiones inflacionarias. El banco debería tomar otras medidas para seguir enfrentando esta subida o las consecuencias serán catastróficas”, añade el ejecutivo de Admiral Markets.

BNP Paribas estima que un incremento de 50 pbs en la tasa de referencia podría ayudar a estabilizar la moneda en el corto plazo, pero será insuficiente para cambiar dramáticamente la tendencia a la baja del par. Capital Economics, Nomura Holdings y Citigroup estiman que una victoria de Trump podría llevar al Banxico a elevar entre 150 a 200 pbs su tasa de referencia, incluso esta alza podría darse de forma inmediata.

* La moneda mexicana cerró ayer, martes 8 de noviembre, en 18.32 pesos por dólar. En la madrugada de hoy, y tras confirmarse la victoria de Donald Trump en las elecciones, se devaluó 13% y alcanzó un mínimo histórico de 20.782 pesos por dólar. A las 12:30 pm, se recuperó hasta los 19.79 pesos. 

Semana Económica