El presidente de Ecuador, Rafael Correa, destacó que el plan de desarrollo industrial elaborado por el Gobierno permitirá hasta el año 2025 crear más de 250 mil puestos de trabajo.

Durante su informe semanal, Enlace Ciudadano 499, el mandatario mencionó que en su periodo de gobierno, que cumplirá diez años en enero de 2017, se ha sembrado y se ha cosechado y que se han creado las condiciones para “el gran despegue industrial”.

El plan de desarrollo permitirá pasar el PIB industrial del 13% al 25%, un porcentaje que registran los países industrializados.

“Nosotros hemos sembrado, y como hemos estado diez años en el gobierno con estabilidad, con coherencia, hemos cosechado muchísimo. Hemos sembrado y hemos cosechado. Ecuador sin duda está transformado”, dijo el jefe de Estado al realizar una reseña de la reciente cumbre de inversiones que se desarrolló en Quito.

En su informe, Correa destacó la inversión en Infraestructura vial, en salud y educación y que dos millones de pobres que se convirtieron en clase media.

Dijo que la inversión privada se ha duplicado y, en este contexto, rechazó los cuestionamientos de ciertos opositores: “si ellos tenían la fórmula para la inversión privada por qué no vino antes”.

En este contexto, expuso que en el año 2015, el país recibió 1.321 millones de dólares “en muchísimos proyectos”. Y calificó la Ley de Alianza Público Privada “como un éxito total”.

“Hemos sembrado, hemos cosechado, pero la mayor cosecha vendrá en el futuro. Será el próximo gobierno revolucionario el que tendrá la cosecha más abundante, pero nunca se olviden que es gracias a la siembra de todos estos años”.

El presidente Correa puso de relieve también la inversión nacional, lo que, a su criterio, derriba otro de los cuestionamientos de la oposición.

En 2015, se registró en inversión privada 14.120 millones de dólares versus 7.777 receptados antes de su gobierno.

Dijo que una muestra de cómo ha cambiado el país es la gran capacidad de recuperación luego de atravesar por eventos difíciles en los últimos 18 meses como la caída de los precios del petróleo, apreciación del dólar, reactivación del proceso eruptivo del volcán Cotopaxi, fenómeno El Niño y un terremoto de magnitud 7,8.

“Así es la vida, hay quienes se ponen a llorar, a hacer politiquería, y los que nos arremangamos la camisa y empezamos a trabajar”, acotó. 

Andes