Elecciones 2016: Los temas económicos que priorizarán Keiko Fujimori y PPK

Estas son las principales propuestas económicas de los candidatos Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski.

Según el plan de gobierno de Fuerza Popular, liderado por Keiko Fujimori, sus propuestas se bajan en seis pilares: Desarrollo fundamentales y dignidad de las personas, oportunidades y accesos a servicios, Estado de gobernabilidad, Economía – competitividad – empleo, desarrollo regional e infraestructura y recursos naturales y ambiente (industrias productivas).

Fujimori plantea usar parte del Fondo de Estabilización Fiscal para realizar un shock de inversión en infraestructura.

Asimismo, establecer una Unidad de Gestión de la Inversión Pública que apoye la ejecución y coordinación de estos proyectos.

Además, crear un plan de tributación cero durante los dos primeros años para las nuevas mypes.

Elevar temporalmente el déficit fiscal para atender demandas sociales y obras de infraestructura.

También plantea convertir a las comunidades en accionistas de las empresas extractivas.

Pedro Pablo Kuczynski, candidato de Peruanos por el Kambio, propone mejorar la calidad de la educación pública, acceso universal a salud y servicios básicos, desarrollo energético, expansión de comercio exterior, prevención y solución de conflictos sociales, entre otros.

PPK platea reducir el IGV de 18% a 15% de manera gradual en tres años; y bajar los precios de los combustibles, las gasolinas y el diésel a S/ 9 o menos.

El líder de Peruanos por el Kambio se fija como meta un crecimiento económico de 5% al año a partir del 2018.

Además, otorgar incentivos tributarios a la pymes y simplificar trámites burocráticos para las inversiones.

También plantea crear un seguro de desempleo que reemplace a la CTS a cargo de empleador.

Gestion.pe

Los planes económicos de la segunda vuelta, por Elmer Cuba

Los partidos no son centros de estudios ni tienen asociados a ‘think tanks’. Usualmente sus planes de gobierno no contienen un marco lógico, ni diagnósticos adecuados ni prescripciones de política económica para alcanzar diversos objetivos. Mucho menos contienen los impactos fiscales involucrados.

La mayoría de agrupaciones realmente existentes no produce planes ni tienen equipos profesionales listos para tomar el control del Ejecutivo. La mayoría de los ministros del futuro gobierno todavía no saben que lo serán.

A escala formal, existen los planes de gobierno porque así lo pide el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), pero es letra muerta si el público no exige su cumplimiento al elegido. El pueblo debe elegir al nuevo gobierno con un mandato claro. Ese mandato político se debe ejecutar. ¿Cuáles son las plataformas políticas que se perfilan como finalistas tras la primera vuelta? ¿Para qué quieren llegar al poder? ¿Qué mandato les está pidiendo al elector?

Para Fuerza Popular, el modelo económico de la Constitución de 1993 ha sido exitoso, pero insuficiente. Esto por la acción deficiente del Estado en sectores económicos populares emergentes (tradicionales, artesanales o informales) y porque no ha cerrado brechas de acceso en servicios públicos básicos como educación, salud y agua.

Por ello, plantea una reforma institucional ambiciosa y de amplio espectro: instituciones inclusivas, eficientes, rendidoras de cuentas y abiertas. Se trata de que los ciudadanos se apropien de su esfuerzo. Hasta aquí, maravilloso.

En cuanto a la reactivación, se observa que la inversión privada habría caído por regulaciones, falta de infraestructura, falta de predictibilidad en procesos administrativos, limitada competencia y regulaciones tributarias y laborales deficientes. Las propuestas son emplear el Fondo de Estabilización Fiscal (FEF) para inversiones públicas, buscar cofinanciamientos, crear una unidad de gestión de inversiones, indicadores de Doing Business regionales. Mal diagnóstico, buenas propuestas.

Con respecto al estancamiento del comercio exterior, se observa que este no obedecería a la situación internacional, sino a la “denegación de la devolución de impuestos por parte de Sunat”. Ni un practicante de mala universidad. Se propone a las pymes tributación cero en los dos primeros años e IGV justo. Simplemente inverosímil.

Acerca del tema laboral, se observan la ausencia de empleo formal y pocos recursos para supervisión. Se propone una nueva Ley General del Trabajo, más recursos a la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) y ampliarla a regiones, fraccionar las deudas laborales e incentivos tributarios para buenas prácticas laborales y capacitación. No hay un buen diagnóstico y las medidas son débiles para el problema.

Con respecto a Peruanos por el Kambio, la reducción del IGV de 18% a 15% es la vara mágica. Provocará mayor gasto privado, formalizará las empresas y aumentará la recaudación. Propuesta débil para un tecnócrata reconocido.

Además, las pymes podrán elegir entre 10% de Impuesto a la Renta (hoy en 30% si reparten utilidades) o 2,5% de las ventas (hoy es 1,5% de ventas netas). El actual régimen no ha sido exitoso y el planteado no es superior… Sin palabras.

En cuanto a la infraestructura, el programa económico es bueno. La idea es desarrollar los principales proyectos en cartera.

PPK tiene la ventaja de su prestigio y su pragmatismo. Su presencia misma sería un golpe en las expectativas empresariales, pero debe acompañarla con buenas políticas. Si aplica su programa tal cual, puede abrir el déficit fiscal sin mucho éxito reactivador. Plantea que grandes empresas puedan descontar el íntegro de su inversión física contra el monto imponible.

Diario El Comercio

Elecciones 2016: ¿Qué dijeron los empresarios de los resultados?

Los gremios empresariales saludaron la realización ordenada de los comicios y la asistencia general de los ciudadanos a las urnas ayer domingo.

Una vez conocidos los resultados de la ONPE señalando que los candidatos que pasarán a una segunda vuelta, son Keiko Fujimori por Fuerza Popular y Pedro Pablo Kuczynski por Peruanos por el Kambio, los líderes gremiales afirmaron que estas Elecciones 2016 han consolidado y fortalecido la democracia en el Perú.

Según el presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), Martín Pérez, independientemente del resultado en segunda vuelta, los empresarios continuarán apostando por el país.

“Más allá de los resultados electorales, creo que en general los empresarios van a seguir invirtiendo en el Perú, porque estamos comprometidos con el país”, manifestó.
Por su parte, el director ejecutivo del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), César Peñaranda, manifestó que ambos candidatos presidenciales no se alejan del modelo económico actual.
“Entre Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski, son dos grupos que buscan, en esencia, consolidar el tema económico que se ha implementado en el país hace 25 años”, dijo.
En tanto, el presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Jorge Jochamowitz, afirmó que el proceso electoral se ha realizado tal como se esperaba, con mucho orden y asistencia de los electores.
Añadió que el próximo gobierno deberá asegurar la continuidad de la Ventanilla Única de Turismo (VUT), para elevar la competitividad de este sector, así como con el Plan Estratégico Nacional de Turismo del Perú (Pentur), “es algo que se está elaborando y que el próximo gobierno deberá continuar con su implementación para ponerlo en práctica”.
A su turno, el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Andreas von Wedemeyer, sostuvo que los resultados son positivos, pues estas elecciones forman parte de un proceso democrático en el que hay garantías de respeto a la voluntad popular.
“Invocamos a  que en esta nueva etapa de la campaña electoral, por la segunda vuelta, destaquen más las propuestas y no así los agravios, con el fin de reducir la polarización. Exhortamos además a cortar cualquier tipo de violencia, venga de donde venga, así como los odios políticos que ningún bien hacen al país y más bien nos dividen. La decisión de los inversionistas se basa en horizontes de largo plazo, y en este escenario confiamos en que el candidato (a) que salga elegido (a) sea lo suficientemente responsable como para  llevar adelante una política económica, en la que primen los aspectos técnicos”, aseveró.
Finalmente, el presidente de la Asociación de Exportadores (Adex), Juan Varilias, consideró que la correcta realización de las elecciones presidenciales en el Perú y la madurez demostrada en este proceso fortalecen el sistema democrático y favorecen la imagen de nuestro país en el exterior.

“En estas elecciones creo que el fortalecimiento del sistema democrático es importante porque va de la mano con el futuro crecimiento y desarrollo del país”, comentó.

Nuevo presidente tendrá un Perú en desaceleración económica

El día de ayer, los peruanos acudieron a las urnas para elegir al próximo presidente que conducirá nuestro país los siguientes cinco años. Y aquel que gane los comicios presidenciales tendrá la ardua tarea de jalar la locomotora del crecimiento económico, según consideran diversos expertos.
Y es que actualmente, el crecimiento económico del país se viene desacelerando por el modelo primario exportador, lo que genera dependencia del frente internacional.
En ese sentido, el economista Armando Mendoza sostuvo que independientemente de quién asuma la presidencia en julio de este año, se encontrará con la siguiente realidad: un país con una tasa de crecimiento en desaceleración, y donde la generación de empleo no está en auge; además en un momento donde ya pasó el boom de los commodities.
Pero ¿qué hacer? El economista sostiene que hay que apostar por la diversificación productiva y una inversión de crecimiento económico que beneficie al grueso de la producción y no solo basarse en el sector minero.
“Es necesaria una reforma tributaria, como por ejemplo subir los ingresos fiscales, que la diversificación vaya a la inversión pública y se beneficie a los ciudadanos, si es que queremos un país que quiere convertirse en un miembro de la OCDE. La población espera un cambio porque el piloto automático de la economía ya se acabó“, manifestó.
Según el economista Juan José Marthans, el Perú requiere dinamizar la inversión, para lo cual un factor fundamental es la inversión extranjera y si ello no se recupera este año se entraría en un proceso de desaceleración.
Típico de economistas liberales que ponen su cuota de miedo dijo: “En caso que en la recta final de la segunda vuelta queden Fujimori y Mendoza. De salir electa Verónika el frente internacional nos castigaría de forma sustancial en cuanto a la inversión, lo cual significaría un modelo de fracaso porque no se necesita más Estado  sino una reingeniería”.
Indicó que si en los planes de gobierno se habla de incrementar más la Remuneración Mínima Vital (RMV) lo que traería al país sería más informalidad, desempleo y un atentado contra las micro y pequeñas empresas (mypes) del país.
“Aumentar impuestos al frente minero en un contexto de incertidumbre ahuyentaría la inversión en el país, plantean que se use el fondo de estabilización fiscal pero no se conoce para qué tipo de proyectos estarán destinados, lo cual sería negativo y vendría un proceso de desaceleración y posible crisis de la economía peruana”, dijo.
Para el economista Javier Zúñiga, este año el crecimiento del país no será el estimado  de 3,8% sino que se alcanzaría máximo un PBI de 3,5% o 3,6% aunque aún son cifras altas si se compara con el resto del mundo. Y como el país aún es dependiente del mercado internacional, las perspectivas del resto de países no son las mejores.
“En ese sentido, hay puntos de los planes de gobierno de cada candidato que generan preocupación. Por ejemplo, lo planteado por Fujimori de usar el fondo de estabilización fiscal para inversión en infraestructura es peligroso porque es usar recursos de reserva y aumentar la línea del déficit fiscal. También habla de crear un seguro de desempleo que reemplace la CTS, lo cual es un tema que se debe analizar. En el caso de Verónika Mendoza ofrece cambiar la Constitución (la parte económica) pero solo con 20 congresistas en el Parlamento no será posible que lo logre. Es necesario que se impulse la confianza en el país para mayor tranquilidad de la inversión”, indicó.

Muy buenas expectativas empresariales

Según la Encuesta de Expectativas Macroeconómicas del Banco Central de Reserva (BCR), en marzo último la mayoría de indicadores (14 de 19) que miden las expectativas empresariales mejoraron, pese a toda la guerra sucia de la campaña electoral.
En los indicadores de “Expectativas”, se observó un alza en lo relacionado con lademanda de sus productos en los próximos tres meses, que llegó a 57 puntos en marzo, nivel más alto en medio año.
Mejoró la expectativa de la situación de la empresa a 3 meses, cuyo indicador llegó a57,2 puntos en el tercer mes de este año. En el sector en los próximos 12 meses se elevó hasta 61,3 puntos, nivel más alto en un año.