El Gerente General de Lácteos Centroamericanos (Centrolac), la única empresa de capital nicaragüense del ramo, Alfredo Lacayo, denunció este miércoles al gobierno de Honduras por poner barreras al ingreso al país de productos de la agroindustria nacional.

Honduras está creando trabas para toda la agroindustria y el sector exportador de Nicaragua, sostuvo en declaraciones a El19.

La última manifestación de este cambio de política comercial hacia Nicaragua se ha dado con las plantas lácteas, pero este no es un problema solo para esta industria, sino de todo el sector exportador del país, ya sea de propiedad nacional o extranjera, precisó el ejecutivo..

El directivo de Centrolac aseguró que como empresa apoyan al ciento por ciento el llamado que hace el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) para que el Gobierno Sandinista adopte medidas ante esas ilegalidades y garantice el respeto a los tratados de libre comercio existentes en Centroamérica.

Esta situación no es una simple traba comercial a una empresa particular, sino un cambio de política comercial de Honduras hacia Nicaragua para tratar de alguna manera de frenar la enorme cantidad de inversión extranjera que se ha logrado atraer al país producto de las condiciones que ofrece al inversionista, sea nacional o extranjero, sostuvo.

Luego de que el grupo mexicano Lala, una de las cuatro procesadoras de lácteos mayores del mundo, adquiriera en enero pasado la fábrica La Perfecta, y en diciembre de 2014 la Eskimo S.A., Centrolac ha quedado como la única empresa de capital nicaragüense del sector en el país.

La voz del sandinismo