El director general de Organización Mundial de Comercio (OMC) Roberto Azevêdo dijo este martes (29), tras reunirse con la presidenta brasileña Dilma Rousseff, que la estabilidad política es importante para recuperar el crecimiento del país. Él participó en la ceremonia en la cual la jefa de Estado firmó carta de ratificación del Acuerdo de Facilitación del Comercio de la OMC.

La firma de Brasil eleva a 72 el número de países que ratificaron el acuerdo. Sin embargo, para que entre en vigor, es necesario que dos tercios de los 162 miembros de la OMC (o sea, 108 países) firmen el documento.

Azevêdo celebró la firma de Brasil y dijo que el acuerdo tiene una gran importancia, no solo para el comercio, sino también para la economía mundial. “El nuevo arreglo permitirá a Brasil lograr una importante reducción de costes en las operaciones de comercio exterior, tanto en exportaciones como en importaciones. El objetivo es reducir los costos y el tiempo que las mercancías permanecen en la frontera, un tiempo muerto que encarece las transaciones comerciales”, afirmó.

El director de la OMC espera aún que el Acuerdo de Facilitación del Comercio reduzca el costo de las transacciones comerciales en un 14,5%, en el promedio mundial. “En términos globales, estimamos que el acuerdo amplíe el comercio mundial en un billón de dólares. La mayor parte de ese monto va dirigida a los países en desarrollo, cuyas exportaciones deben aumentar en cerca de US$ 730 mil millones”, declaró.

Preguntado sobre si el proceso de impeachment que tramita contra Rousseff afecta la economía brasileña, Azevêdo afirmó que es “evidente que la estabilidad política es un componente importante para el crecimiento económico. En cuanto más rápido Brasil supere este momento de turbulencia e inestabilidad, mejor para su economía y para el país en general”.

Ansur