España hará una condonación adicional de deuda cubana, que se suma a los $1.880 millones condonados en diciembre pasado, de forma que con ese dinero se puedan financiar en la Isla caribeña proyectos acordados por ambas partes, informa la agencia Efe.

Las bases del futuro programa de conversión de deuda se establecieron en la reunión que el vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Ricardo Cabrisas, y el ministro español de Economía, Luis de Guindos, mantuvieron ayer martes para profundizar en las relaciones bilaterales.

Según informó el Ministerio de Economía en un comunicado, además de la condonación adicional, cuyo importe no especificó, España procederá a la reanudación de la cobertura de operaciones de seguro de crédito a la exportación a medio y largo plazo.

La reanudación de esas operaciones por parte de la Compañía Española de Seguro de Crédito a la Exportación (CESCE) tiene como objetivo potenciar la presencia de empresas españolas en Cuba e impulsar la colaboración entre ambos países.

Estas medidas se unen a las pactadas en noviembre pasado durante la visita de una delegación gubernamental y empresarial española a La Habana que supuso la apertura de una nueva etapa en las relaciones bilaterales.

En aquel momento ambos países acordaron la reestructuración de la deuda a corto plazo que Cuba mantenía con España y que ascendía a 201,5 millones de euros (unos $225 millones).

Antes de su reunión con De Guindos, Cabrisas se entrevistó con el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, como muestra de la importancia que España y Cuba dan a sus relaciones bilaterales, informó el ministerio español de Exteriores.

Un ejemplo es que España apoyó a Cuba en el Club de París a la hora de desbloquear la negociación para reestructurar una deuda cubana de $11.100 millones.

El comunicado de Exteriores afirma, además, que España “ha impulsado decididamente” las negociaciones del Acuerdo de diálogo político y de cooperación con Cuba y espera que éste “se concluya lo antes posible”.

Este encuentro ha permitido abrir nuevas posibilidades para inversores y empresarios españoles, según Exteriores.

Respecto a la relación económica, Cabrisas, encargado de temas económicos, y García-Margallo consideraron que “no para de crecer”.

España, con un volumen comercial de 800 millones de euros (unos $897 millones al cambio actual) era en 2014 el tercer socio de Cuba y el primero entre los países de la Unión Europea.

Además, es el primer inversor europeo en la Isla, con más de 200 empresas, sobre todo en el sector turístico, además de mantener un importante programa oficial de cooperación con Cuba.

La visita a España del vicepresidente Cabrisas ha permitido abrir nuevas posibilidades para inversores y empresarios españoles, que contarán en lo sucesivo con un marco más propicio para nuevos proyectos de inversión en prácticamente todos los sectores productivos, según la fuente.

Ricardo Cabrisas formó parte de la comitiva encabezada por el gobernante cubano, Raúl Castro, que la pasada semana realizó un viaje de Estado a Francia.

Después, el funcionario cubano se trasladó a Eslovaquia en visita oficial y el martes se encontraba en España.

Cubaencuentro