La desaceleración económica de China ha golpeado fuerte a las exportaciones chilenas. Así lo reflejaron los últimos datos del Banco Central (BC) que evidenciaron una caída en los envíos desde los US$ 75.675 millones de 2014 a US$ 63.362 millones el año pasado,  un retroceso de 16,2%.

La contracción se explicó fundamentalmente por la fuerte caída en las exportaciones mineras, que bajaron un 18%,  su variación negativa  desde 2008, desde los US$ 41.041 millones de 2014 a US$ 33.571 millones. Esto luego de un descenso de 17,8% en los envíos de cobre, hasta los US$ 31,125 millones, en el contexto de una baja de 26% del precio del metal el año pasado producto de una menor demanda desde China, el principal destino de dichas exportaciones.

Los envíos industriales también tuvieron un desempeño desalentador, luego que anotaran una baja de 15% respecto al 2014, desde  US$ 28.897 millones a US$ 24.510 millones, según los datos del Central.

En esa misma línea, las exportaciones agrícolas, silvícolas y pesqueras cayeron un 8% el año pasado, de US$ 5.737 millones a US$ 5.281 millones.

Las importaciones también se movieron a la baja. En 2015 bajaron 12,8%, a US$ 59.220 millones, caída que no se observaba desde 2009.

Según los datos del Central, las entradas de bienes de consumo cayeron 8,3%, hasta los US$ 18.336 millones. En esa categoría, los bienes de consumo durable  retrocedieron 6,8%, a US$ 7.048 millones, debido principalmente a un retroceso en las importaciones de televisores (22%) y automóviles (13%). Mientras que los ingresos de celulares al país aumentaron en un 13%.

Los bienes intermedios, en tanto, bajaron un 17% a US$ 33.083 millones, debido a la caída en los productos energéticos, que bajaron un 42%, fundamentalmente por la merma en las importaciones de petróleo (-53%).

Las importaciones de bienes de capital, destinados a  inversión, parte, cayeron 5% (US$ 11.619 millones). Las importaciones de maquinarias para la minería y la construcción bajaron 2,2% hasta los US$ 730 millones

Con estas cifras, la balanza comercial anotó un superávit de US$ 4.142 millones el año pasado. La cifra representa cerca de la mitad del saldo positivo arrojado en 2014 (US$ 7.767 millones), según los datos del Banco Central.