Luego de un intenso trabajo impulsado como política de Estado, Cancillería Argentina presentó oficialmente el límite exterior de la Plataforma Continental, en el que se incorpora 1.700.000 metros cuadrados, 35 % más que la superficie actual. Un hecho histórico que reafirma los derechos de soberanía de nuestro país en una zona política, económica y estratégica de gran importancia.

El ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, destacó hoy que “cuando trabajamos juntos, hacemos más grande al país, es una decisión que sienta precedente para la soberanía argentina”, al celebrar la decisión de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC) de la ONU, que reconoció el límite exterior de la plataforma continental de todo el territorio argentino: continental, islas del Atlántico Sur y Sector Antártico Argentino.

“Después de veinte años de llevar adelante una política de Estado, hemos logrado que se reafirmen nuestros derechos de soberanía sobre los recursos de nuestra plataforma continental: minerales, hidrocarburos y especies sedentarias, tales como langosta, mejillones y vieiras”, afirmó Buryaile.

Por su parte, el secretario de Agricultura Ganadería y Pesca, Ricardo Negri, manifestó que “esta medida fue muy esperada por todos los que trabajamos para asegurar la mejor gestión de los recursos del mar argentino, de las especies migratorias y conocer con mayor profundidad las características y riqueza de todos los argentinos en el mar”.

“Para la SAGyP y la subsecretaría de Pesca se amplían las responsabilidades y los desafíos, pero estamos muy contentos porque nuestro objetivo es cuidar y preservar los recursos de las próximas generaciones”, aseguró Negri.

El subsecretario de Pesca, Tomás Gerpe, resaltó que existe “un potencial enorme de recursos porque la superficie que representan las 350 millas, significan dos veces la superficie de Argentina, donde se pueden explotar hidrocarburos, minerales y los recursos pesqueros o ictícolas que están apoyados sobre el fondo submarino”.

“Actualmente se encuentra operando una unidad de manejo específica de vieiras, por fuera de las 200 millas, por lo tanto entendemos que puede llegar a haber un banco de esa especie”, detalló Gerpe y señaló la posibilidad de que existan “algún tipo de centollas, cangrejos, además de lo que podamos lograr con investigación científica, como langostinos o lenguado”.

Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental

El pasado 11 de marzo de 2016 la CLPC, órgano técnico creado por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, adoptó por consenso las recomendaciones sobre la presentación argentina realizada por la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA).

El trabajo científico, técnico y jurídico de COPLA, que permitió demarcar el límite exterior de la plataforma continental argentina, fue presentado en 2009 ante la CLPC, luego de realizar diversas campañas oceanográficas que permitieron obtener los datos requeridos, y que posibilitaron, además de demarcar el límite de nuestra plataforma continental de la manera más conveniente para la Argentina, profundizar en el conocimiento de la geología marina y de los recursos existentes.

A raíz de esa presentación, durante el 30° Período de Sesiones de este órgano técnico en agosto de 2012, se formó la Subcomisión para la República Argentina, comenzando así el proceso de análisis del límite exterior de la plataforma continental que ahora fue aceptado.

Luego de veinte años de intensa labor, este trabajo brinda certeza sobre la extensión geográfica de nuestros derechos de soberanía sobre los recursos del lecho y subsuelo en más de 1.782.000 km2 de plataforma continental argentina más allá de las 200 millas marinas, que se suman a los aproximadamente 4.799.000 km2 comprendidos entre las líneas de base y las 200 millas marinas.

Agritotal

Soberanía y recursos, ejes del fallo de la ONU sobre la extensión territorial

Una comisión del organismo reconoció la ampliación de la plataforma continental marítima; la decisión suma 1,7 millones de kilómetros cuadrados de superficie a la Argentina.

Un paso más en la ratificación de soberanía de las islas Malvinas con aval de las Naciones Unidas y futuros negocios petroleros en alta mar. Éstas son las dos variables que se impondrán tras el anuncio que hizo ayer la Cancillería para presentar el nuevo límite exterior de la plataforma continental argentina, que incorpora 1.700.000 kilómetros cuadrados de superficie al país.

Ayer, la Cancillería formalizó el anuncio de este fallo que LA NACION adelantó el domingo pasado. La superficie comprendida en la demarcación presentada, entre las 200 millas marinas y el límite exterior, es de aproximadamente 1.700.000 km2, es decir equivalente a cerca del 48% del territorio emergido de la Argentina, que se suman a los aproximadamente 4.800.000 km2 comprendidos entre las líneas de base y las 200 millas marinas.

Según dijo ayer el vicecanciller Carlos Foradori al presentar el fallo de la ONU en el Palacio San Martín, la medida adoptada “reafirma los derechos de soberanía” del país en el Atlántico Sur y establece una “zona política, económica y estratégicamente importante”.

En tanto, la canciller Susana Malcorra, que no pudo estar en la presentación porque viajó a Estados Unidos, remarcó que “se ha dado un gran paso en la demarcación del límite exterior de nuestra plataforma continental, el límite más extenso de la Argentina y nuestra frontera con la humanidad”.

“Es un logro muy significativo de la política exterior de la Argentina, a través de una verdadera política de Estado”, resumió la canciller al elogiar la presentación formal que comenzó a hacer la Cancillería en 2009 en la ONU. Aunque desde 1996 se viene trabajando en el tema.

Desde 2009 hasta ahora se hicieron 77 presentaciones y sólo cuatro países se expresaron total o parcialmente en desacuerdo.

Para el relevamiento de la zona se usaron uno 195.760 km de datos para el trazado del límite exterior de la plataforma continental argentina y hubo 12 campañas oceanográficas en el margen continental argentino para presentar ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental.

Desde el punto de vista político, la medida reafirma el derecho soberano de la Argentina en las islas Malvinas ya que establece una extensión territorial por la plataforma marítima. La comisión de las Naciones Unidas que avaló la presentación argentina para ampliar la plataforma continental nacional admitió en sus informes que hay una “cuestión de soberanía” por las islas Malvinas con el Reino Unido, aunque no se involucró en la cuestión de fondo del conflicto con Gran Bretaña. En este sentido, el vicecanciller dijo: “La mención de esta comisión de que hay una disputa de la Argentina con el Reino Unido por las Malvinas reconoce la existencia de una disputa. Es un hito más en el camino del reclamo. Es una fábrica de creación de soberanía, silenciosamente, en forma constante”.

La decisión fue tomada con cautela y sorpresa por los habitantes de las islas que bajo el amparo del Reino Unido hoy ocupan las Malvinas. En este sentido, el legislador de las islas Mike Summers expresó a LA NACION: “No sería normal que la ONU se pronunciara sobre una superficie para la que hay aplicaciones que compiten” , dijo. A la vez, aclaró que buscarán una aclaración sobre lo que realmente dijo la ONU”.

Desde una evaluación económica del impacto del fallo, la Cancillería destacó que se reafirmaron los derechos argentinos de soberanía sobre los recursos de nuestra plataforma continental en cuanto a minerales, hidrocarburos y especies sedentarias, como langostas y mejillones, entre otros recursos por explotar. “Hay riquezas allí que ni siquiera todavía conocemos”, admitió el vicecanciller Foradori.

Para desarrollar proyectos de exploración o explotación de esta zona, el sector privado u otro país deberá contar con el consentimiento expreso de la Argentina. En la Cancillería no pudieron precisar si hubo alguna empresa interesada en el área, ya que el fallo es muy reciente.

La experta en temas de derecho del mar y coordinadora de la comisión que llevó el tema a la ONU, Frida Armas Pfirter, explicó ayer que el nuevo límite implica que ahora la plataforma continental del país alcanza los “6.000.000 de kilómetros cuadrados”.

Superficie ampliada

Destacan el reconocimiento de la ONU sobre la plataforma marítima que rodea Malvinas

El diputado nacional Eduardo Amadeo (Pro) celebró el reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al planteo técnico de la Argentina sobre la soberanía sobre la plataforma marítima, lo que supone no sólo un fuerte respaldo en la disputa contra Reino Unido por Malvinas, sino que el país agrandará su territorio por lo menos un 35 por ciento.

“Esto no implica ninguna acción violenta, nos mejora en nuestra posición diplomática, en nuestra posición en el mundo como dueños de un mar más grande”, dijo Amadeo en diálogo con Cadena 3 y resaltó que “ahora estamos en condiciones de discutir nuestra actividad económica exclusiva.

La Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC) -un grupo de expertos internacionales que funciona en la ONU- adoptó por consenso las recomendaciones sobre una presentación de 2009 del entonces gobierno kirchnerista, sobre el límite exterior de su plataforma continental.

La resolución supone en los hechos que la Argentina agrandará su plataforma marítima en 1,7 millón de kilómetros cuadrados hasta el límite del tramo que comprende a las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur.

Según Amadeo, el reconocimiento “otorga más fuerza para el diálogo, amplía los lugares donde la Argentina puede reclamar soberanía y refuerza aún más el valor de la diplomacia como el camino para recuperar las Malvinas”.

“Las fronteras marítimas son un tema de mucha importancia mundial, que suele generar conflictos. El reconocimiento de estos nuevos límites mejora proyección sobre la Antártida”, dijo el vocal de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados.

“Ahora estamos en condiciones de discutir nuestra actividad económica exclusiva. Tenemos ahora un mayor respaldo para nuestro futuro diplomático”, remarcó.

A la zona económica exclusiva también se lo llama “mar patrimonial” y ocupa una franja marítima de 200 millas marinas, unos 370,4 kilómetros. En esa área cada país tiene derechos de soberanía para “los fines de exploración y explotación, conservación y administración de los recursos naturales, tanto vivos como no vivos de las aguas suprayacentes al lecho y del lecho y el subsuelo del mar” (donde se encuentra el petróleo) y otras actividades, como la producción de energía eólica o por corrientes de agua.

Al igual que se expresaron el excanciller Jorge Taiana y el exsecreario de Asuntos de Malvinas, Daniel Filmus, el diputado macrista destacó que es un logro por el sostenimiento de la causa como una política de Estado.

“Hace 25 años se presentó un primer papel ante la ONU, en el que decíamos que nuestro límites estaban mal medidos, porque nuestro mar continental llegaba más allá”, reflexionó.

parlamentario.com

Una plataforma continental de estreno

La Cancillería hizo ayer una presentación oficial en el Palacio San Martín del nuevo límite exterior de la plataforma continental luego de la aprobación por parte de las Naciones Unidas de la propuesta realizada por el país en abril de 2009 y que agrega 1.700.000 kilómetros cuadrados a la plataforma marina. “Es un verdadero ejemplo de política de Estado, un logro muy significativo de la política exterior argentina que reafirma nuestros derechos de soberanía en la zona del Atlántico Sur”, sostuvo la canciller Susana Malcorra a través de un video, dado que se encuentra de viaje. Lo de “política de Estado” era en referencia a los 20 años de trabajo que demandó la elaboración de la propuesta argentina que arrancó en 1997, con la conformación de una comisión, aunque ex funcionarios aseguran que el grueso de la labor se hizo a partir de 2003, cuando incluso se solventaron expediciones al Atlántico Sur para que hagan trabajos geológicos en la zona.

El Gobierno buscó darle un marco pluripartidario al acto de ayer, por lo que invitó a representantes de sus aliados radicales como Julio Cobos, Angel Rozas y Ricardo Alfonsín, y al diputado del Frente Renovador Marco Lavagna. La presencia de Malcorra fue virtual, por lo que el acto quedó encabezado por el vicecanciller Carlos Foradori junto a expertos que trabajaron en la investigación. Se hizo un racconto del caso, que abarcó varios gobiernos a partir de 1997, cuando se creó por ley la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (Copla) que buscó fundamentar a través de una rigurosa investigación la argumentación argentina para ampliar la plataforma marítima. Según la Convención sobre el Derecho del Mar la plataforma continental se divide en dos:

* hasta las 12 millas marinas es el mar territorial argentina sobre el cual el país tiene soberanía plena.

* a partir de ahí hasta las 200 millas marinas es lo que se denomina “zona económica exclusiva”. Es decir, barcos de otros países pueden navegar pero Argentina ejerce su poder fiscales y jurisdiccionales sobre la explotación y la conversación de recursos.

Pero la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, de la que Argentina forma parte, habilita la continuidad de la plataforma continental hasta un máximo de 350 millas marinas en caso que se establezca la prolongación natural del lecho y subsuelo de las áreas submarinas. En esa fundamentación fue que trabajó tantos años la Copla. Aunque luego de la crisis de 2001 hubo un tiempo en el que la comisión quedó casi paralizada. “Este es un trabajo en el que estuvimos muchos años, entre 2003 y 2009, cuando presentamos la propuesta de límite exterior de la plataforma continental. Llevamos 40 tomos de documentación para respaldar la posición argentina”, explicó a Página/12 el ex canciller y actual titular del Parlasur, Jorge Taiana.

Argentina finalmente hizo su presentación en abril de 2009 ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental –que integran 21 científicos de renombre–, un organismo que depende de la Convención del Mar de la ONU. Luego de años de análisis, los expertos de la Comisión determinaron por unanimidad la validez de lo expuesto por los científicos argentinos. De esta forma la plataforma continental argentina se amplió en 1,7 millón de kilómetros cuadrados que representa un 35 por ciento más de jurisdicción argentina marítima y, según comparó ayer Malcorra, un 48 por ciento de la superficie terrestre del país.

Durante el fin de semana, el Gobierno aseguró que la resolución avalaba los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas, Sandwich y Georgia del Sur, aunque, en verdad, no modifica gran cosa porque para el reclamo Argentina ya daba a esos territorios como parte de su plataforma. Además, la Comisión evitó expedirse en el capítulo específico a Malvinas debido al conflicto bilateral. “Lo de Malvinas sigue siendo ilegal. Podemos decir que la resolución actualiza y reafirma que hay un conflicto de soberanía que debe resolverse entre Argentina y el Reino Unido”, respondió Taiana.

Para el ex secretario de Asuntos Relativos a Malvinas y diputado del Parlasur, Daniel Filmus, “la decisión de la Comisión de Límites de la ONU de no opinar sobre el tema Malvinas respalda la posición argentina de que hay una controversia de soberanía que tiene resolverse entre las dos partes en conflicto”.

De acuerdo a la interpretación de la resolución que hace Filmus, la decisión de las Naciones Unidas favorece las presentaciones judiciales que la Argentina lleva adelante contras las empresas petroleras que operan con permiso británico en la zona de Malvinas, un reclamo que el presidente Mauricio Macri se cuidó de mencionar cuando se reunió con el primer ministro David Cameron durante la cumbre de Davos. “La exploración de hidrocarburos, la pesca y la instalación de una base militar en Malvinas están en contra de las resoluciones de la ONU que dicen que en la zona que hay una controversia de soberanía ninguna de las dos partes puede tomar decisiones de manera unilateral. La nueva decisión viene a reforzar eso”, marcó Filmus.

Página 12