El gobierno ecuatoriano anunció este miércoles un Plan de Reactivación Productiva y Económica que busca levantar de los escombros a varias poblaciones turísticas y altamente comerciales que fueron devastadas por el terremoto de 7,8 grados de magnitud del pasado 16 de abril.

La intervención contempla apertura de líneas de crédito, flexibilización de compromisos financieros, facilidades ante entidades recaudadoras, exoneraciones tributarias, contratación de mano de obra local para reconstrucción, y aplicación de bonos y tasas de crédito preferenciales para construcción de viviendas.

Estas acciones estarán articuladas en el marco del Plan de Reconstrucción que trabaja la Secretaría Nacional de Planificación (Senplades) con la asesoría de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal); y que será coordinado por el Comité de Reconstrucción.

“El Plan de Reconstrucción es dinámico e irá nutriéndose con los aportes que se obtengan directamente de las necesidades de las áreas”, indicó el ministro coordinador de la Producción, Empleo y Competitividad, Vinicio Alvarado.

En el caso de la Corporación Financiera Nacional (CFN), las acciones legales de coactivas y remates quedarán detenidas mientras que se abrirá una línea de crédito para capital de trabajo y activos fijos con tasas de interés preferenciales para los habitantes de las provincias costeras de Manabí y Esmeraldas, las más afectadas por el movimiento telúrico que dejó 655 personas fallecidas.

La “CFN mantendrá el crédito para los 7 proyectos inmobiliarios que se construyen en Manabí”, indicó Barrera.

Por su parte, el Banco del Pacífico ha activado una línea de crédito de 70 millones de dólares en condiciones preferenciales para capital de trabajo, y para financiar viviendas con créditos hipotecarios se aplicarán tasas preferenciales para 15 años plazo con 6 meses de gracia.

El Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (BIESS) activará los seguros de desgravamen,  por incendio y líneas aliadas (catástrofes naturales), todo riesgo de construcción y el servicio Asistencia Todo Hogar, para los daños menores ocurridos en las viviendas (reparación de tuberías, reposición de vidrios, cerrajería, electricidad).

En el caso de la Corporación Nacional de Finanzas Populares y Solidarias dispondrá el refinanciamiento y reestructuración de operaciones de crédito.

El plan incluye la colocación de aproximadamente 200 millones por parte de la banca pública para operaciones de crédito  “A partir del 9 de mayo iniciará BanEcuador con una cartera de 27 millones de dólares”, informó el ministro de Agricultura, Javier Ponce.

En el ámbito tributario, se aplicará la remisión de multas e intereses, se exonera del pago del 2% de contribución solidaria a los consumidores, y del pago del impuesto a las donaciones destinadas a los afectados.  También se ampliarán los plazos de pagos de varias obligaciones hasta julio del 2016 y, en el caso de contribuyentes que hayan pagado algunas de las obligaciones previstas de exoneración se devolverán los valores cancelados.

El ministro Alvarado ratificó que una de las prioridades del plan es promover el empleo en las zonas afectadas. Para ello, el ministro de Trabajo, Leonardo Barrezueta, invitó a los profesionales de la construcción y a la mano de obra para que se inscriban a la Red Socio Empleo donde se creará una base para priorizar la contratación local.

Otra de las acciones es la promoción turística para lo cual se realizará una campaña internacional de promoción turística agresiva para dinamizar al sector. “Se ha realizado y se continuará realizando un acompañamiento al sector turístico afectado para reactivar al sector”, sostuvo el ministro del ramo, Fernando Alvarado.

En materia comercial se asegurará que el mercado europeo se abra a las empresas manabitas exportadoras. “Se dará preferencia a las empresas manabitas que estén inscritas en el programa Exporta País para que puedan vender su productos”, se informó en rueda de prensa desde la población de Jaramijó.

“El primer diagnóstico da cuenta que la mayor afectación está en el sector del comercio, a nivel de industrias la afectación ha sido en infraestructura pero es superable”, informó el ministro de Industrias, Eduardo Egas.

En este sentido, el Ejecutivo se está asegurando de que las tiendas, comercios, farmacias, etcétera, atiendan de manera normal para dinamizar los sectores afectados y para ello se están coordinando con el sector público la creación de un fondo de garantía para créditos a pequeños negocios.

“El plan de reactivación busca privilegiar el empleo, pero también el fortalecimiento de las cadenas productivas”, añadió Egas

“Esmeraldas y Manabí se levantarán por su propia voluntad y con la ayuda de todos los ecuatorianos”, manifestó el ministro coordinador de la Producción, al asegurar que “Manabí y Esmeraldas tienen el apoyo del Gobierno y de toda la ciudadanía”.

Andes