La actividad económica en el primer bimestre de 2016 mostró un crecimiento del 2,6 por ciento, menos dinámico que en 2015, cuando el índice se ubicó en 5,4%, según una fuente financiera.

De acuerdo con el Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE) del Banco de Guatemala, el resultado se vio influenciado por el comportamiento positivo que experimentaron varias de las actividades económicas.

Entre estas figura la de intermediación financiera, seguros y actividades auxiliares, comercio al por mayor y al por menor, servicios privados, transporte, almacenamiento y comunicaciones; Industrias Manufactureras; y agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca.

La estadística también evidenció que la serie desestacionalizada registró una variación de -0,7 por ciento en febrero, respecto del mes anterior, en tanto que la tendencia ciclo de crecimiento interanual se ubicó en 3,4 por ciento, menos dinámica que en 2015.

agn