El Gobierno del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, presentó hoy una iniciativa de reforma fiscal con la que buscará elevar la carga tributaria que en 2015 cerró en 10,2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

El proyecto denominado “Ley de recuperación de la capacidad fiscal” que será enviado en las próximas horas al Congreso para su análisis y eventual aprobación, incluye nuevas tasas impositivas a la distribución de los combustibles, al cemento, a las utilidades netas y regalías (dinero) que pagan las empresas que explotan los minerales.

El ministro guatemalteco de Finanzas, Julio Héctor Estrada, explicó durante la presentación de la propuesta durante un acto en el Salón Banderas del Palacio Nacional de la Cultura que lo que se busca es reducir la brecha fiscal y elevar de forma paulatina la carga tributaria.

Para 2016, dijo, esperan llegar a una tasa 10,4 % del PIB, en el 2017 al 10,6; en el 2018 a 10,9 y en el 2019 a 11,1 %.

Detalló que en esta iniciativa se plantea un alza al impuesto para la distribución de las gasolinas de 3 quetzales (unos 39 centavos de dólar) y llegaría a los 7,7 quetzales (1,02 dólares).

Aclaró que en el proyecto se establece que si el precio del petróleo sube, los impuestos para los combustibles bajarían en Guatemala.

También plantean incrementar de 1 a 10 por ciento las regalías por la explotación de minerales preciosos (oro, plata y platino) y el impuesto al cemento pasaría de 1,5 a 5 quetzales (20 a 66 centavos de dólar).

Otros minerales no preciosos aumentaría el impuesto de 1 a 3 por ciento.

El ministro agregó que el pago por el Impuesto Sobre la Renta (ISR) para las utilidades netas mayores a 250.000 quetzales (33.244 dólares) pasaría de 7 a 12 %, en tanto que para las de 295.000 quetzales (39.228 dólares) se elevaría de 25 a 29 %.

Estrada dijo que con esta reforma fiscal que se plantea se esperan captar unos 5.800 millones de quetzales (771,27 millones de dólares).

Mientras, el mandatario expresó en su discurso que con la propuesta se busca “recuperar la moral tributaria de los guatemaltecos”.

“Es un día difícil porque estamos tratando temas serios pero importante para la historia del país”, agregó Morales e hizo un llamamiento para que se paguen los impuestos.

También pidió al Ministerio Público (MP) y al Organismo Judicial (OJ) “procesar a toda la gente que haga uso ilícito de los recursos del Estado”.

Comentó que en los primeros siete meses de su mandato que inició el pasado 14 de enero su administración ha tenido un ahorro de 1.200 millones de quetzales (159,57 millones de dólares).

El economista


Reforma fiscal incluye gasolinas, regalías, cemento e ISR

La propuesta del gobierno de Jimmy Morales para el fortalecimiento fiscal estima un impacto de Q5.9 millardos. Para lograr este objetivo se incluyó en la iniciativa impuestos específicos: derivados del petróleo, cemento, regalías y el Impuesto Sobre la Renta (ISR).

La Reforma Fiscal desvelada esta mañana por el Presidente y el ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, se propone un aumento a las tasas de gasolinas (incluye aviación), diésel y kerosina con lo que buscan recaudar Q2.7 millardos. El Impuesto a los Derivados del Petróleo (IDP) tiene un destino específico y es dirigido a las carreteras.

La tasa impositiva a la tasa del cemento subiría de 1.50 a Q5 con un estimado a recaudar Q293.5 millones. En el caso de las regalías, la tasa del 1 al 10 por ciento para metales como el oro, la plata y el platino. Para otros metales, de 1 a 3 por ciento. El impacto en este sector sería de Q103.7 millones.

 

El Impuesto Sobre la Renta (ISR) vuelve a tener modificaciones. La tasa del régimen de utilidades pasa del 25 al 29 por ciento. Tasas del régimen optativo del 5,7 y 12 por ciento. En el caso de la renta de trabajo se restituiría del impuesto como estaba en 2011. Y se regresará al uso de la planilla con las mismas tasa progresivas anteriores.

 

Carga tributaria 

El objetivo es incrementar la carga tributaria de forma progresiva. Se calcula que en 2017 alcance un 11.5 por ciento; en 2018 el 12 por ciento, y en 2019 12.2 por ciento. De acuerdo con la estimación del Ministerio de Finanzas, con las medidas para mejorar la eficiencia de la recaudación “solo alcanzaría para cubrir las pérdidas”.

Entre otros objetivos también se incluyó que la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) participe en la recaudación del Impuesto Único Sobre Inmuebles (IUSI) a petición de las municipalidades y el fortalecimiento al régimen del pequeño contribuyente.

El Periódico