La Agencia de Promoción de la Inversión Extranjera dijo que el descenso se debió al desplome de los precios de los commodities y la recuperación de otros mercados receptores.

Un total de US$20.457 millones ingresaron al país por concepto de Inversión Extranjera Directa (IED), cifra que representó una baja de 8,4% respecto al año anterior, pero es la cuarta más alta registrada en los últimos diez años.

La cifra entregada por el Banco Central se divide en participaciones en el capital por US$6.438 millones, instrumentos de deuda equivalentes a US$10.045 millones y utilidades reinvertidas por US3.974 millones.

Según informó la Agencia de Promoción de la Inversión Extrajera, el descenso en el monto de inversión ingresada está en línea con las proyecciones de organismos internacionales como la Cepal y la Unctad, que pronostican una baja en las cifras de IED en la región para 2015 de entre un 21% y un 11%, motivada por el desplome de los precios de los commodities y la recuperación de otros mercados receptores de inversión.

Al respecto, el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, aseguró que “el ingreso de capitales extranjeros en 2015 sigue dando cuenta que nuestro país tiene una economía e instituciones sólidas. La realidad muestra que los inversionistas extranjeros e internos siguen teniendo confianza en el país, en su institucionalidad y en su futuro”.

El secretario de Estado, agregó que “el desafío de nuestro país es generar los instrumentos para desarrollar proveedores locales que hagan más atractiva la decisión de invertir en Chile, y generar instrumentos de capital humano avanzado”.

Por su parte, el director de la Agencia de Promoción de Inversión Extranjera, Vicente Mira, comentó que “tomando en cuenta al contexto regional, que habla de una baja en las inversiones en Latinoamérica, esta es una cifra que supera las proyecciones para el país. En ese sentido, hay que poner este dato en perspectiva con dos elementos a la vista. El primero es que aún cuando vemos un descenso en el flujo de inversión extranjera, sí se trata de una cifra relevante dentro de América Latina; y el segundo es que esta baja nos habla de la necesidad creciente de diversificar nuestra matriz de inversión extranjera, y dejar de concentrarnos sólo en la cifra macro. Hoy tenemos la necesidad de atraer inversión de calidad, que vaya a los sectores y regiones donde la necesitamos”.

A partir de este año, el gobierno cuenta con una nueva Agencia de Promoción de la Inversión Extranjera, destinada a atraer inversión en sectores clave de la economía y cuya conformación contó con la asesoría de la OCDE. La institución reemplazó al antiguo Comité de Inversiones Extranjeras.

La Tercera