La pobreza en Ecuador bajó del 38% al 26% de 2006 a 2014, según las publicaciones ‘Reporte de Pobreza 2006 – 2014’ y el ‘Mapa de Pobreza y Desigualdad por Consumo 2014’ elaborado por el Banco Mundial, la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) y el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) de Ecuador.

Al realizar un análisis de las tendencias de pobreza durante los últimos 20 años, el estudio visibiliza dos períodos definidos: La primera mitad (1995- 2006) que fue una “década perdida” pues la pobreza no registro reducción, mientras que en la segunda mitad de 2006 a 2014, la pobreza descendió de 38% a 26%, una reducción de 12,5 puntos porcentuales (pp); y la pobreza extrema por consumo pasó de 12,9% a 5,7%, es decir una reducción de 7,2pp.

El estudio revela que la pobreza por necesidades básicas insatisfechas también se redujo en el mismo período de 52% a 35,8% y, por otro, la pobreza por ingresos se redujo de 37,6% a 22,5%.

EVOLUCIÓN DE LA POBREZA Y LA DESIGUALDAD POR CONSUMO 1998 -2014

 

Fuente: ‘El Reporte de Pobreza 2006 – 2014’ (BM, INEC y Senplades) Elaboración: CL/Andes

Por otro lado, también se demuestra que en el periodo de 2006 a 2014 hubo una movilidad social positiva, con un fuerte incremento en la clase media, es decir que los que eran pobres en 2006 pasaron a ser no pobres en 2014.

La clase media pasó de representar el 24% de la población a ser el 35,7% de la misma. El estudio señala que esta evolución favorable en cuanto a reducción de la pobreza estuvo fuertemente acoplada a un incremento en la inversión pública que dinamizó la demanda de empleo y a políticas de incremento de ingresos.

La desigualdad medida por el coeficiente de Gini del consumo se reduce 3,8 pp de 0,445 a 0,408. Esto contrasta con el periodo anterior 1998-2008, en donde la desigualdad no varió, señala el estudio.

El 70% de la reducción de la pobreza y el 66% de la reducción de la pobreza extrema se explican por un incremento en el ingreso laboral. En este sentido, una activa política de salario mínimo ha funcionado como faro para mejorar los ingresos laborales, reducir la pobreza y generar una sociedad más equitativa. Por otro lado, el bono de desarrollo humano explica el 20% de la reducción de la pobreza extrema.

El ingreso promedio del 40% más pobre de la población aumentó a una tasa anualizada de casi 7% entre el 2003 y el 2013.

La pobreza en áreas rurales descendió 14 pp, mientras que en áreas urbanas la reducción fue de 9 pp. Desde la perspectiva de regiones naturales, el porcentaje cayó 9 pp en la Sierra, 15 pp en la Costa y 12 pp en la Amazonía.

Paralelamente a la colaboración en el análisis para el Reporte de Pobreza, el INEC y el Banco Mundial han realizado un nuevo mapa de pobreza. El anterior se hizo en el 2006.

El segundo estudio permite visibilizar las tasas de pobreza y desigualdad por consumo a niveles territoriales menores, tal como: cantón, parroquia, distritos y circuitos de planificación.

Gracias a esta publicación se podrá diseñar de mejor manera las intervenciones y en general contribuirá a la comprensión del bienestar, equidad y desarrollo en los territorios más allá de las cifras nacionales o provinciales.

‘El Reporte de Pobreza 2006 – 2014’ tiene como objetivo describir y explicar lo avances que en pobreza ha tenido el país. Es además una poderosa herramienta para evaluar las políticas públicas implementadas en la última década con el objetivo combatir la pobreza y la desigualdad en el Ecuador y a su vez como insumo para futuras acciones de política pública.

Andes