Más de 12 mil empresas del sector industrial afrontan problemas de liquidez, lo que pondría en riesgo la cobertura del aguinaldo, advirtió este martes Rodrigo Alpízar, dirigente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra).

Esa cifra es el equivalente a casi una cuarta parte de la planta industrial del país afiliada a la Canacintra y que estaría en una situación de falta de liquidez, sostuvo el directivo en una conferencia de prensa.

Dijo que hasta ayer la Canacintra no percibe aún una recuperación en este rubro de la contabilidad empresarial, pero señaló que los empresarios del ramo deberán cumplir con el pago de este derecho laboral.

Alpízar Vallejo explicó que el problema de la liquidez se presenta en aquellas empresas familiares, principalmente, así como en las microempresas.

En tanto, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) estimó que la falta de liquidez no es una circunstancia generalizada a todo el sector privado y reiteró que el pago de los aguinaldos será cubierto.

Los empresarios asumen siempre el reto de cumplir con sus trabajadores y empleados, tanto para cubrir los salarios como el pago del aguinaldo, afirmó el presidente entrante de la Coparmex, Gustavo de Hoyos.

Toda empresa deberá cumplir con esta obligación en este mes, por lo que el pago del aguinaldo no está en duda, porque además no se percibe un problema generalizado en cuanto a la liquidez, agregó el directivo.

Por su parte, el presidente saliente de la Coparmex y próximo dirigente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón Castañón, señaló que en las empresas formales el promedio de los salarios pagados a los trabajadores y empleados es de 4.4 veces el salario mínimo.

Reveló que alrededor de 6.5 millones de trabajadores perciben apenas un salario mínimo en la economía informal.

Sobre este tema, el presidente de la Canacintra indicó que en el sector industrial la media de los salarios pagados es de cinco a seis salarios mínimos.

Faltan pagos a proveedores

Alpízar Vallejo indicó que, además de la falta de liquidez, las empresas del sector manufacturero afrontan los impagos por parte de las instancias gubernamentales y de Petróleos Mexicanos, deuda que ascendería a 120 mil millones de pesos en perjuicio de más de 40 mil compañías proveedoras.

En el caso de las deudas de la empresa productiva del Estado, hay casi 500 proveedoras que siguen a la espera de que se cubran los pagos correspondientes. Esta es una cifraconservadora, pero existen más de 2 mil 500 empresas afectadas por la falta de pago por parte de Pemex, dijo Alpízar Vallejo.

Las empresas de proveeduría a Pemex incluso están en riesgo de cerrar debido a las deudas, sostuvo el presidente de la Canacintra. Se requiere de la intervención del Estado y de la banca de desarrollo para ayudar a Pemex a cubrir los pagos a las empresas proveedoras, que haya una línea de crédito, abundó el directivo.

Indicó que la falta de pago a las empresas provoca que las inversiones se vean acotadas.