Tras conocer los Pre criterios de Política Económica 2017, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) consideró que es imperativo reducir la deuda de forma más contundente, puesto que ésta ya supera el 48 por ciento del PIB, el nivel más elevado desde hace 16 años.

En su mensaje semanal, el presidente del Consejo, Juan Pablo Castañón Castañón, estimó que es tiempo de solventar los desajustes que gravitan en las posiciones fiscales y macroeconómicas del país, sobre todo ante la reducción de la perspectiva hecha la semana pasada por la calificadora Moody’s. Ante un panorama difícil, Castañón llamó a enfocarse en tres prioridades en la política económica: deuda, déficit primario y gasto.

El CCE consideró que la reducción de la deuda debe ser “más decidida”, pues en los primeros cinco años del sexenio habrá aumentado en casi 4 billones de pesos, que equivale al 85 por ciento del presupuesto para 2016.

En lo referente al déficit primario, estimó que es fundamental regresar a un balance primario del sector público, ya que hoy en día el déficit es de 0.5 por ciento del PIB, es decir, más de 100 mil millones de pesos. Esto implica que el país se sigue endeudando pagar intereses de la deuda acumulada, explicó.

En cuanto a gasto público, Castañón sugirió realizar una profunda reingeniería estructural en el que predominen tres ejes: reducción, eficiencia y transparencia.

La Jornada