El principal factor que explica la desaceleración de la economía en lo que va del año es la ineficiencia en el gasto del gobierno, pues pese a contar con el presupuesto más alto de la historia la inversión pública se mantiene en uno de los niveles más bajos de los que se tiene registro, aseguró Valeria Moy, directora del Observatorio Económico México ¿Cómo vamos?

En conferencia de prensa luego de que Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer el desempeño del producto interno bruto (PIB) en el segundo trimestre, la especialista señaló que ni la generación de empleos formales ni el combate a la pobreza han mostrado avances este año, pues lejos de crearse 700 mil plazas entre enero y julio –como preveía la organización– los datos del Seguro Social muestran que la creación de empleos fue de 464 mil 98 en ese lapso, mientras el número de personas en pobreza laboral apenas bajó de 41.4 a 41 por ciento del total de mexicanos en esa condición entre el segundo trimestre del año pasado y el mismo lapso del actual.

Agregó que la inflación es la única variable que se encuentra dentro del rango de las metas del Observatorio, al incrementarse 2.65 por ciento en lo que va del año, pero advirtió que próximamente se verá reflejado el impacto del incremento de los precios de las gasolinas y la electricidad.

Francisco Lelo de Larrea, director de estudios económicos del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp), dijo que en este sexenio se han implementado reformas impensables hasta hace poco, pero consideró que sigue faltando una reforma fundamental: la del gasto público.

Destacó que en los últimos años ha ido disminuyendo el valor agregado del gobierno en la economía, principalmente por la ineficiencia de las empresas públicas del sector energético.

Señaló que pese a los elevados ingresos presupuestales, la deuda gubernamental se ha incrementado 10 por ciento en lo que va de la actual administración. El gobierno requiere una política de gasto mucho más eficiente para frenar el desperdicio económico y mejorar el crecimiento, afirmó.

Manuel Molano, director adjunto del Instituto Mexicano de la Competitividad, consideró que se deben buscar indicadores económicos que reflejen de mejor manera el desempeño de la economía.

La Jornada