A ocho meses de que se presentó la iniciativa, el presidente Enrique Peña Nieto promulgó este miércoles la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios con el objetivo de moderar el endeudamiento de las entidades y reducir el costo del financiamiento para los gobiernos locales.

Durante un evento en el Palacio Nacional, el mandatario agradeció al Congreso de la Unión la aprobación y enriquecimiento de la propuesta y recordó que formaba parte de las 13 propuestas que anunció el primer día su gobierno y que posteriormente se convirtió en el compromiso número 68 del ‘Pacto por México’.

“Con la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, México, sin duda, da un paso muy importante en favor de finanzas públicas sanas y de la solidez de nuestra economía. Con este nuevo ordenamiento el país reafirma su compromiso con la estabilidad macroeconómica y el manejo responsable de sus haciendas públicas”, aseguró.

Ante la presencia de 27 gobernadores, destacó cuatro importantes ventajas de esta nueva legislación, como permitir que las finanzas públicas locales sean sostenibles a mediano y largo plazo, gracias a las reglas de disciplina financiera a las que se apegarán.

La segunda señala que con el nuevo sistema de alertas los ciudadanos podrán conocer “con claridad y transparencia” el nivel de endeudamiento de todos los entes públicos locales y dependiendo de los resultados que arroje este sistema, se establecerán los techos de financiamiento a los que podrán acceder estados y municipios cada año.

Enrique Peña Nieto y gobernadores

 Asimismo, Enrique Peña Nieto dijo que la ley permitirá reducir los costos de la deuda pública, obligando a los estados a que éstos se realicen con procesos competitivos y fortalecerá la corresponsabilidad en la autorización del endeudamiento, es decir, solo se podrá contratarlo si dos terceras partes del Congreso la autorizan.

Y finalmente, la creación del Nuevo Registro Público, a cargo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público con la que se permitirá inscribir y transparentar la totalidad de las obligaciones que contraten los entes públicos locales, “independientemente de su modalidad, ya sea deuda, asociaciones público-privadas, deudas de corto plazo u otras”, dijo.

El Financiero


Con ello, se podrá moderar el endeudamiento y reducir el costo del financiamiento para los gobiernos locales

El Palacio Nacional, el presidente Enrique Peña Nieto promulga esta tarde la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y de los Municipios que fue aprobada en diciembre del año pasado por el Congreso de la Unión.

La ley permitirá moderar el endeudamiento y reducir el costo del financiamiento para los gobiernos locales. Además, se generará un sistema de rendición de cuentas paras las autoridades a través de un Registro Público Único y un Sistema de Alerta.

En el caso del Registro Público Único, todas las deudas de los estados y municipios serán inscritas, incluyendo información de montos, plazos, garantías, créditos y arrendamientos.

En cuanto al Sistema de Alertas, con la nueva ley las entidades no podrán adquirir financiamiento superior al techo permitido, que resulte de acuerdo con las mediciones del sistema de alertas.

También, medirá los niveles de endeudamiento de los entes públicos, otorgando techos de financiamiento de acuerdo al nivel de endeudamiento, según información de la Presidencia de la República.

Este sistema, que dependerá de la Secretaría de Hacienda y se actualizará trimestralmente, establece tres niveles de endeudamiento: sostenible, en observación y elevado.

La ley entrará en vigor el 1 de abril de 2017.

Esta tarde, el mandatario estará acompañado por los gobernadores de los estados, legisladores federales y secretarios de gabinete.

Excelsior