La industria automotriz mostró su interés de participar en el Acuerdo de Complementación Económica (ACE) 53, para impulsar el libre comercio de vehículos entre México y Brasil. El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís, dio la bienvenida a la iniciativa con la cual se busca ampliar y profundizar el acuerdo en la próxima reunión programada del 16 al 18 de febrero próximo en Brasil.

“El sector automotriz le da la bienvenida a ello y quisiéramos entender de manera formal si ha habido algunas negociaciones y en que se pueden traducir. Para nosotros lo que sí está ocurriendo es una negociación de ampliación del ACE 53”.

Destacó que en la próxima reunión, a celebrarse en Brasil, la AMIA acompañará la negociación en el Cuarto de Junto “con una postura clara de buscar la incorporación del sector a la apertura comercial, para regresar al libre comercio”. El dirigente de la industria automotriz en México comentó en entrevista que el sector no puede desaprovechar la negociación y el momento que tiene el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff respecto a México y respecto a la búsqueda de una apertura comercial.

Y es que luego de que se cerró el libre comercio de automóviles entre México y Brasil con la suspensión del ACE 55, los presidentes de ambas naciones acordaron priorizar una ampliación del universo arancelario en el ACE 53, incluyendo mercancías agrícolas para la profundización del acuerdo, buscando así una amplia liberalización.

Los temas de negociación abordados, para avanzar en el camino de adoptar una posición común, fueron el Acceso a Mercados; Reglas de Origen; Facilitación del Comercio; Servicios e Inversión; Medidas Sanitarias y Fitosanitarias; Compras Públicas; Remedios Comerciales; Obstáculos Técnicos al Comercio; Propiedad Intelectual; Medidas de Salvaguardias, y Coherencia Regulatoria.

Con estas disciplinas, destacó, se busca incrementar la relación económico-comercial de las dos mayores economías de América Latina, con miras a beneficiarse de un acceso a mercados amplios y real para facilitar e incrementar los flujos de comercio bilateral. En este sentido, la industria automotriz planea participar en la ronda de negociación prevista para realizarse este mes en Brasil.

Economía Hoy

Brasil liberará el comercio de autos con México y Argentina

Brasil quiere liberalizar el comercio de vehículos y partes con Argentina y México, dijo este jueves a Reuters el ministro de Comercio, Armando Monteiro, una decisión que alejaría al país del proteccionismo.

“Nuestra industria automotriz es muy competitiva y se beneficiará con esos acuerdos”, dijo Monteiro. “Necesitamos movernos en la dirección del libre comercio”.

El Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff está tratando de impulsar el comercio para aliviar los problemas de las industrias locales y sacar ventaja de la debilidad del real, que ha hecho que los productos brasileños sean más baratos en el exterior.

Monteiro ha estado bajo una fuerte presión de los productores locales de autos, que pasan por un momento difícil debido a la recesión en el país.

El ministro dijo que la prioridad del Gobierno es revisar un acuerdo automotor bilateral con Argentina que expira a fines de junio y avanzar en las negociaciones para ampliar el comercio general con México.

Agregó que la liberalización del comercio automotor con Argentina podría ser gradual. A pesar de que son importantes socios del bloque sudamericano Mercosur, los dos países aplican cuotas al intercambio de vehículos.

Una fuente del Gobierno brasileño dijo más temprano el jueves a Reuters que el presidente de centroderecha de Argentina, Mauricio Macri, ha indicado su voluntad de liberar el comercio automotor como parte de su campaña por revitalizar la economía.

El mismo funcionario, involucrado en las negociaciones con ambos países, sostuvo que México debe limitar las importaciones de vehículos usados desde Estados Unidos antes de que Brasil pueda liberalizar totalmente el comercio.

La importación de vehículos desde Estados Unidos reduce la demanda por automóviles brasileños, dijo la fuente.

Hasta hace poco, Brasil era uno de los cinco mercados automotores más grandes del mundo y aún es una importante sede para las operaciones de Fiat Chrysler Automobiles NV, Volkswagen AG, General Motors Co y Ford Motor Co.

El Economista