Durante el mensaje a medios, tras la firma de 17 convenios que incluyen el ámbito energético, ambiental y financiero, además de dos líneas de crédito a México por un monto global de mil 200 millones de dólares -mil millones para el desarrollo de infraestructura eléctrica y 200 más para financiar a empresas mexicanas proveedoras de industrias coreanas- Peña Nieto destacó además que nuestro país respalda la condena a la realización de ensayos nucleares y al desarrollo de armamentos de este tipo, como lo ratificó en la reciente cumbre sobre el tema efectuada en Washington.

Al respecto, la mandataria surcoreana celebró el respaldo que México dio a sus esfuerzos por acotar las acciones realizadas en materia nuclear por Corea del Norte, en consonancia con las resoluciones que sobre el tema ha tenido la Organización de Naciones Unidas.

Peña Nieto dijo que México ha refrendado su compromiso por La Paz y subrayó que el desarrollo de armas nucleares y la realización de ensayos representan una clara violación a las resoluciones de la Organización de Naciones Unidas.

Posteriormente, como preámbulo de la comida ofrecida en honor de la comitiva coreana, Peña Nieto destacó que gracias al crecimiento sostenido del comercio bilateral y de las inversiones surcoreanas en México, éste ya se ha convertido en el sexto socio comercial en México y se ubica como el segundo país de Asia en invertir en México, donde ya operan mil 700 empresas.

Por su parte, la presidenta coreana señaló que México es el principal socio comercial de Corea en América Latina. Mencionó que ambos países forman parte de la Micta (que conforma un conjunto de países de economías emergentes) y refirió que el potencial de intercambio comercial y cultural bilateral.

La Jornada