El mandatario ecuatoriano agradeció al pueblo por defender la Revolución Ciudadana e instó a los jóvenes a estudiar más la historia del país.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, hizo un llamado a estar alertas ante los nuevos ataques desestabilizadores que promueve la derecha por la supuesta irresponsabilidad de su Gobierno con el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas del Ecuador (ISSFFA).

Durante un concentración frente al Palacio de Carondelet, Correa llamó al pueblo ecuatoriano a rechazar las mentiras de la derecha. “Vamos respaldar a la Revolución Ciudadana, vamos a respaldar los logros de nuestra Gobierno”, expresó.

Recordó que el Gobierno de Ecuador paga anualmente al ISSFA cerca de 500 millones de dólares para garantizar los beneficios sociales de esa institución. Destacó el trabajo de los castrenses que trabajan en defensa de la seguridad nacional y no en respaldo de grupos minoritarios contrarios a la Revolución Ciudadana.

A su juicio, la irresponsabilidad de la oposición busca manipular a soldados y policías del país ante la mentira de no disfrutar de jubilación y prestaciones sociales. Lamentó que existan soldados creyentes de las mentiras del pasado y no de los logros del presente.

Sostuvo que al país le falta mucho por mejorar políticamente. “No podemos permitir vivir con los fantasmas del neoliberalismo, mientras tanto restarán ustedes en las calles y en las plazas defendiendo lo que se ha logrado”, dijo Correa tras referirse a la importancia de la juventud para la patria grande.

Aseguró que no será el último conflicto entre su Gobierno y los representantes del antiguo sistema política y militar: “El viejo país quiere regresar y todo lo van a politizar. Ustedes a seguir confiando en su gobierno, tenemos que sacrificarnos mucho más; por ese viejo país que quiere regresar, por esa politiquería, probablemente nos tengamos que ver muchas veces en esta plaza”, manifestó el Jefe de Estado.

Los ecuatorianos se movilizaron este miércoles para rechazar los intentos de desestabilización del Alto Mando Militar por el caso del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas del Ecuador (ISSFFA), al oponerse en devolver al Estado alrededor de 41 millones de dólares pagados en exceso por los terrenos en Los Samanes, Guayaquil.

A propósito de ese caso, el corresponsal de teleSUR en Ecuador, Christian Salas, reportó que más temprano el ministro de Defensa de Ecuador, Fernando Cordero, participó en un conversatorio con los medios internacionales, en el que reivindicó que los derechos jubilares de los militares están garantizados.

En el encuentro, el ministro entregó una copia de la compra venta de las escrituras de los terrenos donde aparece el monto de más de 58 millones de sucres (moneda local antes de la dolarización).

En contexto

La Contraloría General de Ecuador realizará un examen especial del contrato de venta del terreno del ISSFA para determinar si hubo perjuicio para los ecuatorianos.

Según el contralor general del Estado, Carlos Pólit, la investigación puede tomar entre 40 y 45 días y señaló además que “todos (los funcionarios públicos) tendrán que cumplir las disposiciones redactadas en este examen”.

TeleSur