O Governo Central (Tesouro Nacional, Previdência Social e Banco Central) teve em novembro o maior déficit primário da história. As contas da União ficaram negativas em R$ 21,278 bilhões no mês passado, pior resultado para todos os meses desde o início da série histórica, em 1997.

As informações foram divulgadas hoje (28) pelo Tesouro Nacional. Anteriormente, o recorde mensal havia sido registrado em setembro de 2014, quando houve déficit de R$ 20,4 bilhões.

De janeiro a novembro, o déficit primário está em R$ 54,330 bilhões, também o pior da história para o período. O resultado parcial supera o déficit de R$ 17,243 bilhões registrado para todo o ano de 2014, que foi o primeiro resultado anual negativo na história das contas do Governo Central.

A Previdência Social responde pela maior parte do déficit de novembro, com resultado negativo de R$ 14,797 bilhões. O Tesouro Nacional ficou negativo em R$ 6,433 bilhões e o Banco Central teve déficit de R$ 47,42 milhões. No acumulado do ano, a Previdência também registra o maior resultado negativo: está deficitária em R$ 91,361 bilhões de janeiro a novembro.

Agencia Brasil

Gobernadores quieren venia de Brasilia a crédito internacional

Una decena de gobernadores pidieron el lunes en Brasilia al ministro de Hacienda Nelson Barbosa que el gobierno federal vuelva a autorizarles operaciones de crédito con bancos internacionales.

La solicitud fue hecha por los gobernadores de Tocantins, Distrito Federal, Minas Gerais, Bahia, Sao Paulo, Rio de Janeiro, Rio Grande do Sul, Goiás, Pernambuco y Piauí, y por el vicegobernador de Maranhao.

Previamente los mandatarios coordinaron posiciones en la residencia del gobernador del Distrito Federal, Rodrigo Rollemberg. El gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, dijo que los estados tienen condiciones fiscales de contraer préstamos con bancos internacionales, que dependen de la autorización del gobierno central.

Alckmin dijo que también se pidió la creación de un fondo de garantía para que estados y municipios puedan firmar alianzas público-privadas (PPPs), como una forma de agilizar las inversiones.

Los gobernadores también solicitaron la reglamentación de una ley aprobada por el Congreso que autoriza a reducir intereses de las deudas estaduales en porder del gobierno federal. Barbosa dijo que este punto sería resuelto en enero.

La ley modifica los indexadores de las deudas, lo que ayudará a reducir flujo y stock de los compromisos de los estados, que sufren restricciones fiscales.

Los estados también pidieron mejoras en los mecanismos de financiación de la salud, y el traspaso de fondos jubilatorios.

Brasil247